Ocultar
Quistes en Perros

Historia en Breve +

 

Quiste Sebáceo: El Quiste Canino que JAMÁS Debería Exprimir

Junio 19, 2014 | 4,922 vistas
| Available in EnglishAvailable in English
Share This Article Share

Comentarios de la Dra. Becker

Hoy quiero hablar de un tipo de nódulo benigno que podría encontrar en su perro, los quistes sebáceos. Si se está preguntando cual es la diferencia entre el adenoma sebáceo y el quiste sebáceo, permítame explicarle que un quiste es un saco lleno de líquido, gas o material semi-sólido. Por otra parte, un adenoma es una masa de tejido.

Quiste Sebáceo

Los quistes sebáceos pueden desarrollarse en cualquier raza de perro. También pueden desarrollarse en gatos, pero en mucho menos común.

Al igual que otros nódulos y bultos de los que he hablado en esta serie, los quistes sebáceos son benignos, por lo que no hay de qué preocuparse, en términos de cáncer. Se desarrollan bajo la piel y por lo general se comportan de tres maneras:

  • Hace erupción
  • Se encapsula
  • Se cura solo

Si el quiste sebáceo hace erupción, significa que llegó a un punto crítico, se expone porque su contenido ya supuró. Algunas veces estas erupciones pueden causar infecciones. Esta supuración por lo general es un material parecido al requesón o algunas veces es una sustancia cerosa, gruesa, color negro.

No recomiendo que expriman estos quistes, porque puede hacer que explote, causando celulitis (una infección bacteriana en la piel) que podría necesitar de un tratamiento por medio de antibióticos. Este es lo último que queremos si su perro tiene uno de estos quistes.

Lo que recomiendo es que mantenga la erupción del quiste sebáceo limpia. Desinféctela varias veces al día y no permita que su mascota se lama esa área. La mayoría de los tipos de quistes sanarán por sí solos si son desinfectados de forma regular y son ignorados por su perro.

Si los quiste sebáceos debajo de la piel se encapsulan, lo que significa que se sienten como pequeños chicharos debajo de la piel, entonces dejémoslo ser. No desaparecerán debido a que están encapsulados pero el cuerpo de su perro se acostumbrará y simplemente los ignorará.

Los perros propensos a desarrollar quistes sebáceos pueden desarrollarlos a cualquier edad y puede ser un problema persistente a lo largo de la vida de su perro.

Algunos perros pueden desarrollar dos quistes a la vez, otros hasta cinco o seis de forma continua y recurrente.

En la escuela de veterinaria me aconsejaron eliminar los quistes porque de esa manera los veterinarios pueden sacar más dinero gracias al procedimiento y por lo general los dueños de las mascotas se ponen felices por ver que se hace algo. Sin embargo, no recomiendo eliminar los quistes benignos “sólo porque sí”. La eliminación del quiste es necesaria únicamente cuando es persistente y es propenso a infecciones y/o si la calidad de vida de su perro se ve afectada por la presencia del quiste.

Prevenir los Quistes Sebáceos

Hay algunas cosas que puede hacer como dueño de una mascota para reducir la posibilidad de que su perro desarrolle quistes sebáceos.

  • Mantener a su perro cepillado y arreglado para eliminar el cebo producido por la glándula sebácea y folículo piloso, le ayudará a prevenir la acumulación de aceite y el atrapamiento debajo del folículo que causa la formación de quistes.
  • Optimizar el consumo de ácidos grasos es otro paso importante. Los ácidos grasos esenciales son delicados (se destruyen fácilmente por el calor y el procesamiento) y deberían ser remplazados por unos especiales para perros obtenidos de la comida seca. Si su perro consume comida cruda, entonces pueden optimizarse los ácidos grasos esenciales.

Yo recomiendo añadir aceite de krill u otra fuente de ácidos grasos omega-3. También puede añadir aceite de coco. Estos dos aceites ayudaran a normalizar la producción de sebo.

Si descubre un quiste sebáceo en su perro, no se alarme, no hay necesidad correr inmediatamente con el veterinario. Le recomiendo analizarlo con calma para asegurarse que sea benigno.

Su veterinario puede confirmar el si el misterioso bulto es en realidad un quiste sebáceo benigno por medio de la citología, es decir, él o ella extraerá unas cuantas células del bulto, las analizará con un microscopio (o las enviara a que las examinen) y finalmente le asegurará que no hay de qué preocuparse.

[+] Fuentes y Referencias