Simón Dice... ¡Détente!

Por más que lo intenta, la invitación a jugar de este pequeño gatito es ignorada por el indiferente y frio extraño que se encontró en el pasillo…

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo