10 Comportamientos Altamente Estresantes Para Tu Gato… Algunos Te Sorprenderan

Gatito Nervioso

Historia en Breve -

  • Hay muchas cosas en la vida de un gatito “en cautiverio” que pueden estresarlo… incluso sus humanos
  • Muchos guardianes de gatos no se dan cuenta de que hacen cosas o se comportan de forma que genera estrés en su mascota
  • Se pueden evitar muchas situaciones estresantes para tu gato si entiendes su naturaleza básica y enriqueces su ambiente

Por la Dra. Becker

Si sabes algo acerca de los gatos, sabrás que se estresan fácilmente. De hecho, tan solo una ligera variación en la rutina diaria de un gatito puede ponerlo nervioso. Los cambios grandes, como mudarse a un nuevo hogar o la llegada de una nueva mascota al hogar, puede hacer que hasta el gato más tranquilo pierda el control.

Esto podría deberse a que los felinos equiparan los cambios "no autorizados" en su ambiente a la pérdida del control. A los gatos les gusta sentir que tienen el control sobre su ambiente inmediato y cuando no lo tienen se sienten ansiosos.

Pero lo que muchas personas no saben es el punto al que nosotros, como guardianes de mascotas, podemos generar estrés en nuestro gato. La publicación veterinaria dvm360 ha compilado una lista de factores que son estresantes para los gatos…y creo que algunos de ellos te sorprenderán.

10 Formas de Estresar a Tu Gato

  1. Castigarlo por portarse como un gato. Si maltratas a tu gatito cuando está haciendo algo que no quieres que haga, solo lograrás una cosa: enseñarle a que te tenga miedo. Gritarle "no" lo asustará, aunque probablemente solo de forma momentánea.
  2. En cambio, cuando veas que tu gatito se está portando mal, distráelo con un juguete o con una actividad, para mostrarle lo que quieres que haga en su lugar, y luego prémialo generosamente por su comportamiento deseable.

    Asegúrate de que tu gato tenga suficientes superficies autorizadas para trepar y rascar, y mantén los objetos potencialmente peligrosos fuera de su alcance.

  3. Asumir que entiende lo que le dices. Los gatos y otros animales usan el lenguaje corporal para comunicarse. Por lo que hablarles resulta generalmente improductivo.
  4. En cambio, si le enseñas a tu gatito a "sentarse" y otros comandos, aprenderá a relacionar las palabras con las acciones que deseas ver. Así como a los perros, también se puede entrenar a los gatos con un clicker y con premios comestibles. De acuerdo con Catster:

    El adiestramiento con clicker para gatos es una forma fácil y divertida de moldear el comportamiento de tu gato. El término científico para este método es condicionamiento operante; dicho de forma simple, significa que puedes sacar ventaja de la tendencia natural de tu gato de repetir una acción que tiene una consecuencia positiva.

    No se utilizan castigos en el adiestramiento con clicker. 'Marcas' el comportamiento deseado con un click y luego lo recompensas con un premio.1

  5. Agarrar su cabeza. Es natural para los humanos intentar acercarse frontalmente a los gatos, sin embargo, esto no es nada natural para ellos. Si lo has notado, la respuesta de la mayoría de los gatos es retroceder ante un acercamiento directo.
  6. Desafortunadamente, muchas personas están tan comprometidas con el intercambio, que en cuanto un gato se saca lateralmente, agarran la cabeza del gatito y alborotan su pelaje. ¡Ahora imagina que alguien te hiciera esto a ti!

    A los gatos no les gusta el acercamiento directo o que agarren su cabeza. Se sienten mucho más cómodos con caricias largas y suaves de la cabeza o área del cuello a la cola, o cuando les rascas un poco la barbilla o alrededor de las orejas.

  7. Cargarlo para besarlo o abrazarlo. Los gatos son depredadores naturales, aunque también son presas. Lo primero que hace un depredador al atrapar a su presa es limitarla, por lo que tu gatito necesita mantener su capacidad de moverse libremente y escapar.
  8. También es la razón de que tu gatito quizá se estrese cuando lo sostienes, incluso a pesar de que lo hagas con cariño. A los gatos les gusta que todas las interacciones se hagan bajo sus propios términos (es parte de su necesidad de controlar el ambiente), así que lo mejor es siempre dejar que tu gatito se acerque a ti.

  9. Ignorar su caja de arena. Los gatos son criaturas muy limpias, así que no hace falta decir que detestan tener un baño sucio. La mayoría de los gatitos que viven en cautiverio en un hogar usarán felizmente la caja de arena en vez del suelo o de otros lugares que estén fuera del límite, siempre y cuando su humano mantenga limpio su baño.
  10. Debes limpiar la caja de arena de tu gatito al menos una vez al día y hay que tirar toda la arena y lavarla caja cada 1 o 2 semanas. Esto evitará que tu gato evacúe fuera de ella y también te permitirá monitorear la cantidad y calidad de su "producción".

  11. Elegir un mal lugar para la caja de arena. Así como los baños humanos no se encuentran a la mitad de la sala, la caja de arena tampoco debería estar en un lugar abierto, ruidoso y transitado de tu hogar.
  12. Así como nosotros, los gatos necesitan un lugar privado y seguro para hacer lo suyo. Coloca la caja de arena en un área tranquila de tu hogar, donde el gatito no vaya a encontrarse con personas, otras mascotas o con aparatos ruidosos. Si tu gato es mayor, asegúrate de que el lugar y la caja misma sean de fácil acceso para él.

  13. Usar tus manos y pies como juguetes. Es extremadamente tentador mover los dedos de los pies o de las manos debajo de las sábanas para ver la reacción de tu gato. También es normal verse sorprendido de forma dolorosa al reconocer lo rápido que puede ser y ¡lo afilados que están sus dientes y garras!
  14. Lo que NO deberías hacer es enojarte con tu gato, ya que tú imitaste el comportamiento de una presa y él respondió de forma apropiada a ello. Una mejor opción es usar juguetes interactivos para involucrar a tu gatito y que aprenda que tus manos y las demás partes de tu cuerpo no son una presa.

  15. Dejarlo solo durante días. Muchas personas creen que una de las ventajas de tener un gato es que su naturaleza independiente les permite dejarlos solos durante periodos largos.
  16. Mientras que es cierto que los gatos no necesitan tantas atenciones como los perros, realmente es una mala idea dejar a tu gato solo cuando viajas. Número uno, el pienso, que es el único alimento que no se descompone cuando permanece abierto durante días, no es una alimentación adecuada para su especie. Yo nunca recomiendo la comida seca para mascotas, en especial para los gatos.

    Además, muchos gatos se atiborran toda la comida pocas horas después de que te fuiste. Luego, (a menudo) vomitan y no tienen nada que comer hasta que regreses. Esto es estresante para tu gato y también puede poner en peligro su salud, ya que los gatitos necesitan comer todos los días.

    Una caja de arena desatendida, que no se ha limpiado y que apesta es una invitación para que tu gato haga sus necesidades en otro lugar. Y, finalmente, en el peor escenario, tu gato podría lastimarse o enfermarse en tu ausencia y nadie lo sabría.

    Yo recomiendo pedirle a un amigo, familiar, vecino o a un cuidador de mascotas profesional que pase cada día durante tu ausencia a dar de comer y beber a tu gatito, a limpiar su caja de arena y a pasar algunos minutos con él para asegurarse de que está contento y saludable.

  17. Usar velas aromáticas, aromatizantes, perfumes u otras sustancias químicas con un olor fuerte. Los gatos son muy sensibles a los olores (es una de las razones por las que se estresan tanto durante las visitas al veterinario: ¡hay tantos aromas!) y a menudo les molestan los olores fuertes en el aire, la ropa o en la cama, e incluso en sus humanos.
  18. Si compartes tu hogar con un gatito, trata de mantener al mínimo el uso de sustancias químicas, especialmente de aquellas con un olor fuerte.

    En cambio, usa limpiadores domésticos orgánicos y no tóxicos para reemplazar las sustancias tóxicas a base de pino para limpiar el suelo, los trapeadores húmedos con químicos y los limpiadores a base de amoniaco o cloro.

  19. Traer a casa gatos desconocidos. Cualquier miembro nuevo en tu hogar, ya sea de dos piernas o cuatro patas, le causará estrés temporal a tu gato. Esto se duplica cuando entra un nuevo felino a la familia, especialmente cuando el desconocido no es presentado adecuadamente.
  20. La integración de un nuevo gato a la familia debe estar bien controlada. Esto significa, colocarlo inicialmente en un área separada y permitir que los gatos se acostumbren uno al otro gradualmente, a su propio ritmo. Este acercamiento ayudará a reducir el riesgo de agresión entre los gatos y a mantener bajo el estrés de todos.

+ Fuentes y Referencias
Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo