Quiero Hablar Pero No Me Salen las Palabras

Sentado en el hombro de un muchacho, el adorable gatito derriba la casa cuando maúlla en su oído…

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo