¡Quiero a Mi Mamá!

Un día, al visitar un alimentador de ciervos con sus dos hermanos y mamá, un pequeño osito se da cuenta que se ha quedado solito en el bosque y comienza a llorar…

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo