Besitos en la Barriga

A Liberty no le molesta la atención que recibe, pero después de mil besitos en su pancita de parte de su grande y rudo dueño, está lista para jugar…

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo