Lo Que Nunca Debes Hacer con un Perro Melancólico

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Marzo 29, 2017 | 4,475 vistas

Historia en Breve

  • En realidad nadie sabe si los perros sufren depresión clínica similar a la de los humanos, sin embargo, sí sabemos que experimentan cambios de humor y comportamiento
  • Si tu perro parece deprimido, lo primero que debes hacer es visitar al veterinario para descartar que no se trata de un problema médico con síntomas parecidos a los de la depresión
  • Hay varias cosas que puedes hacer para ayudar a que tu perro triste se sienta mejor, por ejemplo, apegarse a una rutina diaria consistente y brindarle distracciones en lugar de reforzar su estado de ánimo decaído
  • Si tu perro no recibe suficiente tiempo o atención de su familia humana podría aumentar su riesgo de sufrir depresión

Por la Dra. Becker

Nadie sabe con certeza si los perros sufren de depresión al igual que las personas. Es cierto que experimentan cambios de humor y comportamiento, sin embargo, con frecuencia se trata de cambios temporales y atribuibles a un evento reciente en la vida del perro.

Quizás sea septiembre y los niños están de regreso en clases, o tal vez llegó un cachorro a la familia y tu perro más viejo se siente olvidado.

Los perros que sufren la pérdida de un miembro de la familia (humano o mascota) a menudo pasan por un período de duelo. Y por supuesto, muchos de los perros entregados a los refugios parecen experimentar un período de tristeza e incertidumbre.

El problema al diagnosticar depresión clínica (que es diferente a los episodios cortos de depresión) es que incluso en los seres humanos, no hay un estudio biológico que identifique este problema. Para llegar a un diagnóstico, los médicos toman nota de los síntomas del paciente y lo que les dice acerca de sus sentimientos.

Debido a que los perros no pueden comunicarse con nosotros, debemos confiar en nuestras habilidades de observación para determinar si un compañero canino está triste. En términos generales, cuando un veterinario o veterinario conductista describe a un paciente como deprimido, es porque el perro está mostrando cambios en su comportamiento normal.

Asegúrate de Que el Cambio de Comportamiento No Indique un Problema Médico

Si hay cambios en el comportamiento de tu perro, incluso si crees saber el porqué, siempre es mejor consultar al veterinario.

Muchos cambios en el comportamiento sintomático asociado con la depresión, como la falta de apetito, los accidentes al evacuar dentro de la casa, dormir más de lo habitual, la renuencia al ejercicio y un comportamiento agresivo repentino en un perro que nunca ha mostrado agresividad, también pueden ser señales de muchos problemas médicos subyacentes.

Si el veterinario determina que tu perro se encuentra en buen estado de salud, hay cosas que puedes hacer para animar a tu perrito en depresión.

5 Tips Para Ayudar a un Perro Deprimido

1. Mantén una rutina diaria lo más consistente posible. Los animales domésticos están mejor cuando saben qué esperar de un día a otro. Trata de mantener un horario constante en las comidas, el ejercicio, los paseos, el tiempo de juego, la hora de acostarse, el aseo y sus otras actividades diarias.

2. Conserva la alimentación de tu perro y sus comidas de la misma forma y sazona su menú.

Es importante seguir dándole la misma comida a la que está acostumbrado, a la misma hora todos los días, sin embargo, si notas que a tu perro no le interesa comer mucho, considera la posibilidad de darle un delicioso hueso de postre o prepárale un rico premio para la hora del entrenamiento que no haya probado antes.

Guarda en el refrigerador lo que no se haya comido y dáselo de nuevo en su siguiente hora programada para comer. Utiliza su hambre para ayudarlo a recuperar el apetito y resiste el impulso de atraerlo con señuelos poco saludables.

3. Ten cuidado de no incentivar de forma involuntaria, la depresión de tu perro. Es natural querer consolar a tu mascota triste, pero por desgracia, prestarle atención a un perro que está mostrando un comportamiento no deseado puede reforzar su comportamiento.

Es evidente que lo último que quieres hacer es recompensar su falta de apetito, su inactividad u otros tipos de conducta depresiva en tu perro. En cambio, quieres ayudarle a terminar con su mal momento.

Una mejor idea es tratar de distraerlo con actividades saludables y divertidas que te brinden oportunidades de reforzar su comportamiento positivo. Esto podría ser ir de paseo, sesiones cortas de entrenamiento, juegos de búsqueda, actividades de olfateo, ofrecerle un rompecabezas de comida o un hueso recreativo.

5. Dale tiempo. La depresión de tu perro puede tardar unos días en disiparse o incluso algunas semanas, sin embargo, con el tiempo la mayoría de las mascotas vuelven a ser ellas mismas.

Si en algún momento sientes que tu mascota está sufriendo más de lo normal, o que se trata de algo más que una situación repentina, te recomiendo discutirlo con el veterinario o con un veterinario conductista.

6. Usa remedios naturales en caso de ser necesario. Hay excelentes remedios homeopáticos y de flores de Bach que le puedes administrar fácilmente a tu perro deprimido, hasta que veas un cambio o mejora en su estado emocional.

Algunos de mis favoritos incluyen Ignacia homeopática, el Spirit Essences Grouch Remedy o el Winter Blues para el trastorno afectivo estacional y varios remedios de flores de Bach, incluidos el Mustard, y el Green Hope Farm Grief and Loss.

¿Tu Perro Sufre de Depresión Porque Está Siendo Ignorado?

Cuando la casa o la vida laboral (o ambos) se vuelven muy demandantes y estresantes, el miembro de la familia que se olvida más a menudo, es el perro. Si tu compañero canino se está perdiendo en la corriente de tu vida tan ocupada, esta podría ser la razón de su tristeza.

Signos de que tu compañero canino necesita más de su tiempo y atención:

Está durmiendo más de lo normal. Un perro saludable, joven o adulto que duerme durante el día, está aburrido y necesita ejercicio físico, tiempo de juego, así como estimulación mental.

Trata de apartar una hora al día para dedicarla a tu perro. Vayan a pasear, al parque para perros, salgan juntos a correr o hagan un divertido juego de búsqueda. También considera la posibilidad de inscribir a tu perro en una clase de obediencia o de alguna actividad canina como agilidad u olfateo, para mantenerlo mentalmente estimulado.

Está haciendo travesuras por la casa. Si de repente tu compañero canino comienza a evacuar en el interior de tu casa, éste podría ser un indicador de estrés, sin embargo, también podría tratarse de un problema de salud subyacente, por ello recomiendo visitar al veterinario para así descartar una complicación médica.

Si el veterinario determina que tu perro se encuentra saludable, entonces tal vez sea adecuado asumir que necesita más de tu tiempo y atención. Si también está empezando a ser destructivo o rebelde en la casa, se podría asegurar que necesita de ti.

Si parte del problema es que se queda solo todo el día mientras trabajas, considera la posibilidad de contratar un paseador de perros para que lo lleve a caminar al mediodía. También puedes buscar una guardería para perros cerca de tu casa, donde podría pasar algunas horas a la semana interactuando con otros perros.

También debes asegurarte de que está haciendo suficiente ejercicio y estimulación mental todos los días, para así mantenerlo en equilibrio. Recuerda que un perro cansado es un buen perro.

Está engordando. Los perros en el medio silvestre pasan la mayor parte de su día cazando su próxima comida. Los perros en nuestros hogares pasan esas horas comiendo lo que les damos, y buscando un buen lugar para dormir una siesta.

El resultado es una epidemia de perros obesos y con sobrepeso, y no hay nadie más a quien culpar más que a nosotros mismos.

Si estás sobrealimentando a tu perro o le das demasiadas golosinas a manera de calmar tu propia culpa por no pasar suficiente tiempo con él, recuerda que la comida es un pésimo sustituto de tu tiempo y atención.

Es desobediente. Es natural que los perros no quieran complacer a sus seres humanos, por lo que si tu perro te está mostrando esa actitud es muy probable que necesites pasar más tiempo con él. Puede ser que necesite un curso de repaso sobre obediencia, o es posible que no hayas descubierto lo que realmente lo motiva.

Algunas razas se muestran más entusiasmadas por complacer que otras, así que si tu perro es independiente por naturaleza, tendrás que aprender a captar su atención.

Todavía no está educado. Aunque es verdad que algunos perros son más fáciles de educar que otros, un perro adulto que tiene accidentes frecuentes al evacuar dentro de la casa, es un perro que no está recibiendo el tiempo y la atención que necesita para aprender que orinar e ir al baño se hace afuera.

Seguir una rutina muy consistente de "hora de salir a pasear", un entrenamiento de jaula si es necesario, y el refuerzo del comportamiento positivo son las claves para educarlo de manera exitosa.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias