Quiero Hablar Pero No Me Salen las Palabras

Sentado en el hombro de un muchacho, el adorable gatito derriba la casa cuando maúlla en su oído…

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario