El Cable de la Electricidad: Una de las Cosas Más Peligrosas Que Puede Morder Tu Mascota

Lesión por Descarga Eléctrica

Historia en Breve -

  • Las lesiones eléctricas son peligrosas y las mascotas que las sufren más a menudo son los perros jóvenes y los perros que mastican todo de forma crónica
  • Si encuentras a tu perro convulsionándose o rígido en el suelo sobre o cerca de una fuente eléctrica, como un cable, hay muchas probabilidades de que se haya lesionado por masticar un cable de la electricidad. Así es como sucede la mayoría de estos tipos de lesiones
  • Es muy importante no tocar al perro que está rígido sobre el suelo después o durante una lesión eléctrica, para evitar una descarga fatal en ti mismo. En cambio, lo primero que deberías hacer es apagar la fuente de electricidad, si es posible
  • Evitar una descarga eléctrica involucra quitar del alcance los cables de la electricidad. De forma alternativa, puedes cubrirlos y usar un cable de extensión que mantenga los cables cerca de las paredes o fuera de vista detrás de los muebles. Si tu perro es joven o tiene el hábito de masticar, nunca debería estar sin supervisión donde haya cables de electricidad o toma corrientes no asegurados
  • Para obtener ayuda adicional, considera descargar en tu celular la aplicación de primeros auxilios para animales de la Cruz Roja Americana

SUSCRIPTORES: Ingresen su email para seguir leyendo

¡Lea el artículo completo GRATIS!

Puedes darte de baja en cualquier momento y te garantizo la privacidad de tu correo electrónico. Vea nuestra política de privacidad

Suscríbete gratis al boletín de Mascotas Saludables de Mercola

Si ya eres suscriptor, ingresa nuevamente tu email para tener acceso al instante

Accede a información importante sobre la salud de las mascotas sin la censura de las redes sociales ni de los motores de búsqueda

Mantén segura tu privacidad — somos uno de los pocos sitios web que respetan tu derecho a la privacidad

Obtén acceso GRATUITO a todos los libros gratuitos electrónicos, reportes especiales y guías de la Dra. Becker