Pequeños Pero Valientes

Una cerca de alambre no intimido a un oso, y logro brincarla. Pero un par de cachorros lograron asustarlo, ladrando hasta que el oso volvió a subir, examinó sus posibilidades y despegó.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario