El Malamute de Alaska y la Sandía

Un enorme y bello perro observa a su humano comiendo sandía y quiere probarla. Él se acerca, poquito a poquito, luego, cuando intenta razonar con su humano, solo le pide un bello y grande beso.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario