Cuidado, un medicamento para la eutanasia apareció en el alimento para mascotas

alimento para mascotas contaminado

Historia en Breve -

  • El año pasado se trató de los productos para mascotas de Evanger –este año (hasta ahora) es Gravy Train a quien se le ha encontrado productos contaminados con la sustancia utilizada en la eutanasia
  • La ley federal hace ilegal el uso de animales que mueren de cualquier causa que no sea la matanza en grupo para alimentos para mascota, pero al mismo tiempo, la FDA considera dichos “ingredientes adulterados” adecuados para el consumo animal
  • Ya se presentó una demanda colectiva contra la marca Big Heart de parte de una familia cuyo Schnauzer miniatura murió después de consumir Gravy Train y otros productos de Big Heart
  • Smucker/Big Heart respondió tratando de minimizar el problema y destacar la solución que están tomando para resolverlo (la cual resulta ineficiente)
  • Hay mucho que puedes hacer para proteger a tu miembro peludo de la familia si has perdido la confianza en la industria alimentaria para mascotas; también puedes tomar acciones que ayuden a cambiar las prácticas engañosas de la industria

Por la Dra. Karen Becker

Estoy seguro que la mayoría de ustedes recuerdan el problema de alimentos para perros de la empresa Evanger, que sucedió hace un año debido a la venta de productos contaminados con un medicamento para la eutanasia conocido como pentobarbital.

Afortunadamente ahora ya saben que se encontró la misma sustancia en la comida para perros Gravy Train, fabricada por J.M. Smucker/Big Heart Brands (J.M Smucker/La marca de gran corazón) Estoy segura que no soy la única que ve la ironía del nombre, ¿o sí?

Aquí presento la noticia más reciente de contaminación de alimentos para mascota por pentobarbital.

D.C. ABC afiliados exige respuestas sobre los alimentos contaminados para mascotas

Alertas de Protección al Consumidor WJLA ABC 7, opina sobre el pentobarbital:

“Se trata de una sustancia mortal generalmente utilizada en la eutanasia de perros, gatos y algunos caballos.Utilizar esta sustancia mortal no es permitida para matar animales que son parte del suministro de alimentos y está en contra de las leyes federales en caso de que así fuera.”1

Para su artículo, WJLA entrevistó a Susan Thixton de Truth About Pet Food (La verdad sobre los alimentos para mascotas), mi gran amiga y defensora de consumidores de alimentos para mascotas, donde explicó claramente cómo es que constantemente se viola esta ley federal.

“’La FDA permite abiertamente que los alimentos para mascotas violen la ley federal, al año compañías en los Estados Unidos ganan mil millones de dólares vendiendo productos adulterados a consumidores que desconocen su contenido,’ comentó Susan.

‘Los consumidores no tienen información.Tienen que convertirse en investigadores privados para descubrir lo que realmente contienen esos alimentos.’”

Por mérito propio, WJLA decidió realizar un pequeño estudio en asociación con Elipse Analytics, un laboratorio que se especializa en probar alimentos para descubrir sustancias contaminantes. Analizaron 62 muestras de más de 24 marcas de alimentos enlatados para perros en busca del pentobarbital.

“’Después de meses de pruebas y análisis, hubo una marca que constantemente resultaba positiva en pentobarbtial,’ comentó WJLA.

‘En total, analizamos 15 latas de Gravy Train.Nueve latas--60 por ciento de las muestra--resultaron positivas en pentobarbital.

Y aunque los niveles detectados no son mortales, no están permitidas en ninguna cantidad bajo la ley federal.’”

La WJLA preguntó al veterinario y doctor Nicholas Dodman, director científico del Centro de Estudios del Comportamiento Canino y ex director del Programa de Conducta Animal de la Universidad de Tufts, cómo fue que el pentobarbital apareció en los productos de Gravy Train.

“Proviene de los animales que fueron sacrificados con el medicamento utilizado en la eutanasia,” explicó el Dr. Dodman.

“Entonces, estos animales podrían ser perros, gatos, o caballos, pero--¿Cómo es que terminó en los alimentos para mascotas?Si dicen que no proviene de los perros, gatos y caballos, entonces ¿de dónde proviene?Ciertamente no proviene del espacio exterior.”

Él piensa que los niveles de pentobarbital en los alimentos, sin importar lo pequeños que sean, son irrelevantes:

“Sin importar si provoca algo negativo o no tiene ninguna consecuencia, ¿Por qué está en los alimentos? ¿De dónde viene?Si la explicación de que proviene de los animales que han sacrificado no les gusta, entonces ¿cómo explican de qué manera aparece en los alimentos?Preguntó Dodman.

¿Por qué la FDA considera que estos ingredientes Ilegales sean “aptos para el consumo animal?”

La WJLA hizo las preguntas de Dodman tanto sobre la FDA como del productor de alimentos para mascotas de “gran corazón” como parte de una solicitud para una entrevista grabada, y, no es de sorprenderse que–ambos ignoraron la solicitud. Smucker eventualmente entregó a la estación un escrito que decía que estaban realizando una “investigación exhaustiva.”

La FDA los redirigió al Instituto de Alimentos para Mascotas, que es la organización mercantil de alimentos procesados para mascotas más grande. Cuando la WJLA pidió que la FDA reconsiderara su respuesta, la agencia dijo que “investigaría el caso y tomaría las medidas pertinentes.”

Decidida, la WJLA prosiguió a contactar a expertos quienes comentaron, con bastante precisión, que los animales sacrificados son recogidos de manera rutinaria y cuando se procesan sus cuerpos, algunos animales sacrificados podrían mezclarse con las tandas de alimentos para mascotas. 

En un informe de 2004 al congreso, en el cual discuto extensamente sobre un artículo de 2012 llamado Cómo Saber Si la Carne en los Alimentos para tu Mascota es de Ave de Corral…o Proviene de la Calle, las fuentes de animales para tratamiento provienen de animales muertos en granjas, refugios de animales y otras instalaciones, y muchos otros lugares.

La ley federal establece que estos ingredientes son adulterados, y que los ingredientes adulterados (por ejemplo, de animales que murieron sin ser asesinados en grupo) son ilegales en todos los alimentos, tanto para consumo humano como para animal.

Pero la WJLA señala que, la FDA, en su propia política de cumplimiento, acepta que los productores de alimentos para mascotas violen la ley al establecer que “los alimentos para mascotas que consisten de material de animales muertos o de animales que fueron matados en grupo, lo cual es violación del 402(a)(5) …serán considerados aptos para consumo animal.”

“La FDA le dice a la industria, “Sí, es una violación a la ley, pero adelante, no haremos nada al respecto,” comenta Susan Thixton. WJLA presentó una solicitud escrita para que la FDA explicara su política que permite ingredientes adulterados en los alimentos para mascotas, y, nuevamente no fue sorprendente que–la agencia ignoró la solicitud. 

El reporte de WJLA causa una demanda colectiva contra la marca de alimentos para mascotas Big Heart

La investigación de la WJLA resultó en una demanda colectiva contra la marca de alimentos para mascotas Big Heart el 9 de febrero en los Estados Unidos. Presentada en el Tribunal del Distrito de California por una mujer de Missouri que cree que Gravy Train podría haber contribuido a la muerte de su Schnauzer miniatura...2

En la demanda se exige que Smucker/Big Heart “…divulgue que sus alimentos para mascotas vendidos en todos los Estados Unidos son adulterados y contienen pentobarbital y pide que devuelva el dinero a los consumidores y compañías que adquirieron sus productos contaminados para mascotas…”.3

Más tarde en febrero, Smucker/Big Heart retiró voluntariamente 10 variedades de alimentos para mascotas de Gravy Train, así como ciertos productos de Croquetas N’Bits, Ol’Roy y Skippy.4

A principios de marzo, la FDA notificó a Smucker/Big Heart que su retiro voluntario de productos ahora era considerado un retiro de mercado, esto en base a una prueba donde se confirmó la presencia de pentobarbital en el sebo que la compañía utilizaba para producir los alimentos que fueron retirados del mercado.

La respuesta de Smucker fue: minimizar el problema y apresurar la solución

Aquí aparece como es que el presidente de los alimentos y premios para mascotas de Smucker, Barry Dunaway, explicó la situación:

“Las pruebas realizadas por un laboratorio de microbiología independiente indican que la presencia menor de un ingrediente (grasa animal), utilizado solamente en la marca de alimentos húmedos para mascotas, fue la fuente de contaminación.”5

Para que quede claro, el “ingrediente en cantidad mínima” como Dunaway le llama, el cual se trata de grasa animal, aparece en los 5 o 6 ingredientes principales de los productos Gravy Train que rápidamente revisé en línea, así como en los productos: Chunks in Gravy with Lamb & Rice Chunks, Chunks In Gravy with T-Bone Flavor Chunks y Chunks in Gravy with Chicken Chunks.

Dunaway también comentó:

“Hemos parado la producción en nuestras instalaciones que fabricaban esta línea de productos hasta que obtengamos un nuevo ingrediente de otro producto, y ya no solicitaremos el ingrediente del proveedor original.”

Ya que Smucker/Big Heart utiliza ingredientes de tratamiento de animales en sus productos, no creo que realmente importe de qué compañía provengan. Esos ingredientes siguen siendo ingredientes de tratamiento de animales.

A partir del reporte de 2004 al congreso mencionado anteriormente:

“Los procesadores de dichos ingredientes transforman 47 mil millones de libras o más de origen animal a 18 mil millones de libras en productos finales.

Las fuentes de estos materiales son las plantas de procesamiento y la matanza de animales (la fuente principal);

los animales muertos de granjas, ranchos, graneros de mercado, refugios de animales y otras instalaciones; y las grasas y otros desechos de restaurantes y tiendas.”6

Estos procesadores manejan camiones especialmente diseñados para recoger animales muertos de granjas y ranchos, así como de mascotas muertas en refugios de animales. También almacenan grasa, y otros desechos alimenticios de los humanos y de outlets de alimentos.

También proveniente del reporte de 2004:

“En otros lugares los procesadores independientes recolectan y transforman cerca de la mitad de todo el ganado y de las aves de corral que mueren por enfermedades o accidentes antes de llegar a las plantas donde las matan.” (Sparks 2002)

La mortalidad de los animales de granja en los Estados Unidos en el año 2000 fue aproximadamente de 4.1 millones de cabezas de ganado y terneros (un total de 1.900 millones de libras);

18 millones de cerdos (mil millones de libras); 833 000 ovejas, corderos y cabras (64 millones de libras); y 82 millones de pollos y pavos (347 millones de libras), según Sparks, que examinó los datos de la USDA.

Todos los procesadores operan de la misma manera–no existen procesos “limpios” según tengo entendido–así que el plan de Smucker de cambiar su proveedor de grasa animal (sebo) es bueno en cuanto a relaciones públicas, pero en realidad no tiene sentido.

Algo que también es preocupante es que el término de “grasa animal” es muy genérico. Sabemos que el sebo proviene del ganado y que el sebo de pollo proviene de los pollos, pero, ¿de qué especie proviene el “sebo animal”? Se deberían realizar exámenes de ADN para determinarlo.

Le aplaudo a la WJLA por haberse tomado el tiempo y dinero necesario para exponer este problema.

Si más organizaciones invirtieran de manera similar en encontrar los niveles de micotoxinas, plomo (fluoruro y arsénico), PBC, ftalatos, PBDE (retardantes de flama), AGE, aminas heterocíclicas y acrilamidas (por mencionar algunas) en alimentos para mascotas, más personas pensarían dos veces antes de alimentar a sus mascotas con estos productos “de grado alimenticio.”

¿Ya estás harto? ¿Qué hacer si ya no confías en la industria alimentaria para mascotas?

Hay unas cuantas situaciones donde el “informarle al cliente” resulta más adecuado que cuando se decide qué alimento darles a los compañeros animales.

Entre los recordatorios semanales de alimento para mascotas y la creciente población de estas con problemas digestivos, alergias y otros problemas de salud, no es de sorprenderse que muchos padres de mascotas estén buscando probar alimentos caseros y frescos hechos por productores más chicos, alimentos crudos y otras alternativas a los productos procesados y de dudosa procedencia.

¿Cuál es mi consejo? Buscar en este sitio web más información sobre cómo escoger la mejor alimentación para tu mascota. Hay docenas de videos y artículos que te pueden ayudar a adquirir mayor conocimiento sobre la nutrición de las mascotas para que puedas tomar las mejores decisiones para tu perro o gato.

Si quieres ayudar a tratar de modificar las prácticas engañosas que se producen en la industria de alimentos para mascotas, te recomiendo que te conviertas en un miembro de “la Asociación para la Verdad en los alimentos para mascotas” (Association for Truth in Pet Food), que es la única organización comprometida en responsabilizar a las agencias reguladoras y a la AAFCO.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario