¿Tu mascota exhibe alguno de estos extraños comportamientos de sueño?

comportamientos de sueño en perros

Historia en Breve -

  • La mayoría de los dueños de mascotas no se preocupan por la cantidad y la calidad del sueño de su perro, porque la mayoría de los perros son expertos en quedarse dormidos, y registran de 12 a 14 horas de sueño cada día
  • Hay factores que pueden interferir con la capacidad que tiene tu perro para obtener la cantidad correcta de sueño de calidad. Entre ellos están las dificultades para respirar, narcolepsia, trastorno de la conducta durante el sueño REM, el proceso de envejecimiento e incluso el TEPT (Trastorno de Estrés Postraumático)
  • El sueño es muy importante para la salud y calidad de vida de tu perro, apoya al desarrollo del cerebro, capacidad de aprendizaje, memoria y sistema inmunológico
  • Entre los consejos para ayudar a tu perro a dormir bien se incluyen el ejercicio diario, la estimulación mental, una nutrición apropiada de acuerdo a la raza y suplementos relajantes de origen natural

Por la Dra. Karen Shaw Becker

¿Acaso tu perro está obteniendo las siestas que necesita? Considerando que la mayoría de los perros pasan mucho tiempo durmiendo, la mayoría de sus dueños ni siquiera considera la posibilidad de que su mascota no esté durmiendo lo suficiente.

A menudo, no es sino hasta que un perro está enfermo o con dolor, o cuando una mascota mayor se agita durante la noche, que el dueño comienza a preguntarse sobre los posibles problemas de salud o comportamiento relacionados con el sueño.

Debido a que la cantidad correcta de sueño de calidad es tan importante para tu perro como lo es para ti, vale la pena tomar en cuenta este tema.

El sueño de calidad ofrece tanto a los humanos como a los perros la oportunidad de organizar la entrada de datos del día, lo cual es bastante terapéutico. El sueño también apoya al desarrollo del cerebro de tu perro, su capacidad de aprendizaje, memoria y sistema inmunológico.

¿Cuántas horas de sueño necesita mi perro?

La mayoría de los perros domesticados duermen entre 12 y 14 horas por día. En promedio, un perro en Estados Unidos pasa la mitad de su tiempo tomando siestas, el otro 30 % holgazanea mientras está despierto y el 20 % restante se mantiene activo.

Existen varios factores que determinan la cantidad de sueño que necesita un perro, incluyendo la edad y tamaño, raza y nivel de actividad, los cambios en su vida y estado de salud. Tanto los perros jóvenes como los más viejos necesitan dormir más que los perros sanos en su adolescencia y adultez.

Los cachorros cuando están despiertos pasan su tiempo explorando, jugando y creciendo, por lo que necesitan entre 18 y 20 horas de sueño cada día para recargar sus baterías.1

Los perros ancianos suelen necesitar más horas de sueño porque, al igual que las personas mayores y de edad avanzada, la vida cotidiana presenta más desafíos y se cansan con mayor facilidad.

Los perros de gran tamaño tienden a necesitar más horas de sueño que los pequeños, puede que sea porque las razas grandes y gigantes envejecen con mayor rapidez y tienen vidas más cortas.

Otro factor en la cantidad de sueño que tu perro necesita depende de para qué fue criado. Los perros criados para trabajar, por ejemplo el Border Collie, tienden a dormir menos porque han evolucionado para realizar trabajos que requieren su atención y dedicación.

Al otro extremo de la escala de las siestas están los perros sin historial de trabajo. Las razas que nunca han tenido otro trabajo más que sentarse en las piernas de su ser humano tienen más probabilidades de sobresalir en la categoría de “horas de sueño por día”.

Y, por supuesto, los perros que se mantienen ocupados y en movimiento debido a la actividad de sus dueños, duermen menos que los perros que pertenecen a personas más sedentarias o familias que no están en casa durante el día.

Aspectos que pueden afectar el sueño de tu perro

Síndrome respiratorio braquiocefálico — Si tienes un perro de raza braquiocefálica (de cara plana) como un Pug o Bulldog, lo más seguro es que padezca en algún grado del síndrome respiratorio braquiocefálico, el cual puede incluir aperturas nasales estrechas, una tráquea delgada, paladar blando y largo, además de tejido extra que puede bloquear la laringe.

Los perros con este síndrome por lo general tienen dificultad para respirar, lo cual puede presentarse en forma de apnea del sueño.

Cuando un ser humano con apnea del sueño deja de respirar, no puede entrar en un sueño profundo. Sin embargo, los perros que dejan de respirar mientras duermen, continúan soñando y la apnea puede durar por mucho más. Como resultado, es más difícil despertar a los perros con esta condición que a los humanos con apnea y también tienden a tener más sueño durante el día.

Si tienes un perro “braqui” que ronca de forma ruidosa mientras duerme, hay una gran probabilidad de que esté padeciendo de apnea perruna. Haz una cita con tu veterinario para que lo examine, diagnostique y trate, en caso de ser necesario. La dificultad para respirar y la mala calidad del sueño pueden comprometer la salud y calidad de vida de tu perro.

Narcolepsia — Es raro que ocurra pero, al igual que los humanos, los perros pueden sufrir de narcolepsia, el cual es un trastorno neurológico que afecta la capacidad del cerebro para controlar los ciclos del sueño. Los perros con esta afección se quedan dormidos de forma repentina y en momentos poco usuales, como cuando están comiendo o jugando.

Por fortuna, algunos perros con narcolepsia experimentan una disminución de los síntomas a medida que envejecen y, por lo general no se recomienda llevar un tratamiento a menos que el perro tenga múltiples episodios al día.

Trastorno de conducta del sueño en fase REM — De acuerdo con el especialista en comportamiento veterinario, el Dr. Nicholas Dodman, profesor emérito de la Universidad Tufts:

Cuando los mamíferos duermen, tienen dos fases. En una, el cuerpo está de alguna forma activo, pero la mente está inactiva. En la otra, la situación se invierte. Por lo general, los músculos se quedan paralizados durante el sueño. Cuando eso no sucede, los individuos pueden moverse como en sus sueños“.2

Para los perros con este trastorno, esto puede representar que hagan mucho ruido y tengan mucha actividad durante el sueño. Por ejemplo, puede que aúllen, ladren, gruñan, mastiquen, muerdan o muevan violentamente las extremidades. Obviamente, si tu perro muestra cualquiera de estos comportamientos mientras está dormido, debes llevarlo a revisión con el veterinario.

Síndrome de disfunción cognitiva relacionada con la edad — Los perros que ya son mayores, al igual que las personas mayores, a veces tienen más problemas para dormir que sus contrapartes más jóvenes. También pueden desarrollar la versión canina del “síndrome del ocaso”, un término que describe a los pacientes de Alzheimer que sufren confusión y agitación a medida que cae la noche. Van de un lado al otro y no parecen calmarse.

También es importante tomar en cuenta que los perros de la milicia y la policía, así como cualquier perro que haya experimentado un trauma significativo, pueden sufrir de trastorno de estrés postraumático, cosa que puede causarles dificultad para dormir.

De nuevo, si tu perro es mayor y está inquieto por la noche, o si sospechas que tu mascota puede estar lidiando con estrés postraumático, haz una cita con tu veterinario para que lo evalúe.

7 sugerencias para que tu perro duerma mejor

El asegurarte de que tu perro tenga al menos ocho horas de sueño profundo y reparador en una habitación oscura, seguido de pasar mucho tiempo afuera bajo la luz del sol directa, es crítico para los ritmos circadianos normales y su bienestar general.

No hay muchos estudios sobre la falta de sueño en perros, pero se asume que ellos experimentan muchos de los mismos síntomas que los humanos, como mal humor, desorientación e incapacidad para concentrarse o realizar tareas normales. Si observas estos o cambios similares en tu perro, te recomiendo hacer una cita con tu veterinario. Y si tu perro no está durmiendo bien:

Asegúrate de que esté haciendo suficiente ejercicio vigoroso. De hecho, deja que te diga cuándo ya ha tenido suficiente. Para los perros inquietos, recomiendo una hora al día, con al menos una carrera agotadora. Haz que todas las articulaciones de tu perro estén en todo su rango de movimiento a diario.

Ofrécele estimulación mental con acertijos, juguetes que traigan premios, caminatas, natación y otras actividades al aire libre que apelen a sus instintos naturales.

Considera inscribir a tu perro a una clase de obediencia o a una actividad que lo ayude a enfocarse, como las actividades de olfateo

Dale una alimentación que sea nutricionalmente equilibrada y apropiada para su especie, para así evitar intolerancias alimenticias, deficiencias de aminoácidos y alergias comunes en perros que son alimentados con comida comercial de baja calidad (creo que tendemos a subestimar cuánto puede contribuir la sensibilidad alimentaria a un comportamiento inquieto)

Deja que tu perro duerma en tu habitación. Dormir cerca de su ser humano puede ayudarle a aliviar cualquier ansiedad que esté contribuyendo a su inquietud nocturna

Consíguele tapete de earthing, el cual puede ayudarle a equilibrar su ritmo circadiano, y desconecta todos los dispositivos electrónicos y ruteadores inalámbricos que haya en el lugar donde duerme tu mascota para darle un descanso de los campos electromagnéticos constantes que bombardean su cuerpo.

Habla con tu veterinario integral sobre suplementos relajantes de origen natural como la l-teanina, melatonina, rhodiola, ashwagandha y manzanilla

+ Fuentes y Referencias
Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo