Esta Delicada Lesión Siempre Merece una Visita al Veterinario

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Septiembre 02, 2015 | 64,951 vistas

Historia en Breve

  • El trauma ocular, o las lesiones en los ojos de tu perro, pueden suceder debido a la aplicación de fuerza contusa o aguda en el ojo
  • Los perros con mayor riesgo de lesiones oculares son los cachorros y perros jóvenes que todavía no saben cómo cuidarse al estar cerca de un gato, y los perros de trabajo y caza que corren en el exterior en áreas arboladas y con maleza
  • Los síntomas del trauma ocular dependen de si la lesión es relativamente leve o bastante grave
  • El tratamiento de las lesiones oculares caninas depende del alcance y severidad de la lesión, y de la parte del ojo que está involucrada.

Por la Dra. Becker

El trauma ocular, o las lesiones en los ojos de tu perro, pueden suceder debido a la aplicación de fuerza contusa o aguda en el ojo.

Las lesiones debido a una fuerza contusa ocurren generalmente cuando un objeto plano o sin filo golpea la superficie del ojo, y lo lesiona pero no lo penetra. Este tipo de lesión puede tener como resultado el desplazamiento del ojo hacia afuera de la cuenca (el globo ocular salta literalmente fuera de la cuenca). También puede ocasionar el desplazamiento del lente, sangrado en la cámara frontal del ojo, separación de la retina, fractura de los huesos que rodean al ojo e incluso la ruptura y el colapso del glóbulo ocular.

Las lesiones por fuerza aguda son ocasionadas por la perforación del ojo con un objeto puntiagudo o dentado. Generalmente el daño es debido a un encuentro con las garras de un gato, espinas, ramas, palos, plumas o lápices, juguetes afilados o pequeños objetos transmitidos por el aire. Las lesiones ocasionadas pueden ser laceración o abrasión de los párpados, córnea, conjuntiva o esclerótica. También puede haber penetración de la córnea o del mismo glóbulo ocular, sangrado frontal del ojo, desplazamiento del lente, rasgadura de la cápsula del lente y lesiones de la órbita.

Perros con Mayor Riesgo de Trauma Ocular

El trauma ocular puede sucederle a los perros de todas las edades, aunque es más probable que los cachorros y perros jóvenes se metan en el camino de las garras felinas y también son más propensos a alejarse de sus dueños y lastimarse. Esto también puede suceder con los perros machos intactos sin supervisión.

Otros perros con alto riesgo de lesiones oculares son los que trabajan, cazan, que están en el exterior, y corren en áreas arboladas y con maleza. También es más probable que estos perros encuentren otros animales sin correa o silvestres, así como vehículos.

Signos y Síntomas de las Lesiones Oculares

Si la lesión ocular es leve, el perro podría mostrar uno o más de los siguientes signos de incomodidad:

Aumento de parpadeo o bizqueoSangrado leve del ojo o párpado
Lagrimeo excesivoMoretones alrededor de la cara o cabeza
Enrojecimiento del ojoAbultamiento del tercer párpado
Córnea turbiaSe toca el ojo con la pata

Si el trauma ocular es grave, el perro podría mostrar uno o varios de los siguientes signos:

Dolor extremo, reticencia a que se le toque o examine la cabezaCambios de color del ojo, así como córnea turbia y mayor enrojecimiento
Párpados cerrados o entornadosAnormalidad en la forma del ojo o de la estructura circundante
Mayor secreción ocular, como lágrimas, mucosidad o sangradoLetargo, reticencia a comer o beber
Sangrado dentro del ojo y ceguera subsecuenteSignos de trauma en otras partes del cuerpo

Diagnóstico del Trauma Ocular

El veterinario debe determinar la severidad y el alcance de la lesión ocular de tu perro a través de una variedad de análisis de diagnóstico basados en los resultados de un examen físico e historial de los síntomas.

El veterinario examinará a tu mascota en busca de lesiones en la cabeza, inflamación, y fracturas del cráneo, nariz o mandíbula. Si la lesión ocular es grave, evaluará a tu perro en busca de otras lesiones potenciales que podrían amenazar su vida, como trauma en el pecho o el abdomen.

Se realizará una examinación oftálmica completa para evaluar todas las estructuras del ojo y de los tejidos circundantes. El veterinario pintará la córnea con fluoresceína para revisar la lesión y talvez te refiera a un oftalmólogo veterinario certificado.

También podría realizarse un examen neurológico y rayos-x del cráneo. El ojo lesionado podría necesitar imágenes de ultrasonido y si existe la posibilidad de lesiones cerebrales, se realizaría una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés).

Opciones de Tratamiento

El tratamiento de las lesiones oculares caninas depende del alcance y severidad de la lesión y de la parte del ojo que está involucrada. El tratamiento podría necesitar de intervención médica o quirúrgica.

Por ejemplo, si la herida no penetró y no está abierta, quizá le pongan a tu perro un collar isabelino (E-collar) para evitar que se lastime más el ojo. También podrían recetarle antibióticos oculares o atropina.

Si una lesión sin penetración involucra una rasgadura leve en el tejido o una perforación de punta de aguja, podría recibir tratamiento con un lente de contacto suave, collar isabelino y los medicamentos oculares adecuados.

Los traumas oculares que necesitan una evaluación o reparación quirúrgica son:1

  • Laceración total de la cornea
  • Heridas profundas en las que el iris se ve involucrado
  • Laceraciones escleróticas o corneoescleróticas profundas.
  • Extracción de un objeto extraño o ruptura de la membrana blanca del ojo.
  • Herida simple sin perforación de las orillas leve o claramente desgarradas que es mayor a dos tercios de la profundidad de la córnea.

Los medicamentos que se recetan a menudo en los casos de trauma ocular dependen de la severidad de la herida y podría incluir antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos para el dolor.

Cuidado Post-tratamiento

Si sospechas que tu perro tiene una lesión en el ojo, debes buscar ayuda inmediatamente de un veterinario o de un hospital de emergencias animales. Muchas formas de trauma ocular pueden comprometer la visión de tu perro y la mayoría son incómodas y hasta dolorosas.

Asegúrate de que tu pero se mantenga quieto en un área segura para evitar mayores daños al ojo. No permitas que tu perro frote la lesión o la toque con su pata. Quizá necesites ponerle un collar isabelino para evitar que se lastime más el ojo. Hay algunos remedios homeopáticos excelentes (basados en los síntomas específicos de tu perro) que pueden generar una rápida respuesta curativa.

No le administres a tu perro ningún tipo de medicamento ocular humano.

Prevenir el Trauma Ocular

Asegúrate de que tu perro trae su correa o que está bajo supervisión cuando está en el exterior, y evita los encuentros imprevistos con otros animales, tráfico y otros peligros potenciales.

Mantén a tu perro, especialmente si es un cachorro o es joven, lejos de los gatos hasta que aprenda a acercarse a ellos y asegúrate de que cualquier gatito que esté en tu hogar tenga una ruta de escape siempre que se encuentre con tu perro.

Disuade a tu perro acerca de correr a través de la vegetación espesa, especialmente si tiene deficiencias visuales. Si estás en un área donde las basuras del aire podrían entrar a los ojos de tu perro, por ejemplo, en áreas boscosas o en la playa, ten a la mano una botella de colirio salino para lavar los objetos extraños de sus ojos.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 PetPlace