Esta Emergencia Médica Poco Conocida Podría Matar a Tu Cachorro

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Septiembre 16, 2015 | 4,842 vistas

Historia en Breve

  • La intoxicación por agua es una condición rara pero fatal en los perros. Los perros que aman estar en el agua y jugar con los aspersores o mangueras corren mayor riesgo
  • La intoxicación por agua causa hiponatremia, una condición en la que los niveles de sodio disminuyen peligrosamente
  • Los síntomas de intoxicación por agua son tambaleos, vómito, encías pálidas y pupilas dilatadas; en los casos graves, puede causar la pérdida del conocimiento y la muerte
  • La intoxicación por agua es una emergencia médica, y los perros podrían no sobrevivir incluso con un tratamiento veterinario agresivo

Por la Dra. Becker

Si eres como la mayoría de los guardianes de perros, te preocupa más asegurarte que tu amigo canino esté bien hidratado a que esté “hidratado en exceso”. Sin embargo, es posible que tu mascota ingiera demasiada agua, y cada año, un pequeño porcentaje de perros que aman el agua se embriagan peligrosamente con su bebida favorita.

La intoxicación por agua puede ocasionar una condición potencialmente fatal llamada hiponatremia, que es un nivel excesivamente bajo de sodio en la sangre. Los perros que juegan en el agua durante largos periodos de tiempo corren un mayor riesgo, así como los que ingieren agua de un aspersor o manguera

Hiponatremia

La hiponatremia es una condición en la que entra más agua al cuerpo de la que éste puede procesar. La cantidad excesiva de agua diluye los fluidos corporales, y rompe el equilibrio de electrolitos. Reduce los niveles de sodio en el fluido exterior de las células (fluido extracelular). El sodio es necesario para mantener la presión sanguínea y la función de los músculos y nervios.

Conforme desciende el nivel de sodio en el fluido extracelular, las células se llenan de agua mientras el cuerpo intenta equilibrar los niveles de sodio dentro de las células disminuyendo los niveles fuera de las células. Las células llenas de agua, entre las cuales encontramos a las células cerebrales, comienzan a expandirse. Esto también puede afectar al sistema nervioso central.

Síntomas de Intoxicación por Agua

Las señales de intoxicación por agua son las siguientes:

Tambaleo o pérdida de coordinación Hinchazón Ojos vidriosos
Aletargamiento Vómitos Encías pálidas
Náuseas Pupilas dilatadas Babeo excesivo

Si la condición es severa, también podría presentar dificultad para respirar, colapso, pérdida del conocimiento, ataques, coma y muerte.

¿Corre Peligro Tú Perro?

Es posible que cualquier perro ingiera demasiada agua, pero se ve la hiponatremia más a menudo en los caninos que aman el agua y que pasan muchas horas a la vez en un estanque, alberca o lago; perros que dan lengüetadas constantes al agua o la muerden mientras nadan; y los perros que tragan agua inadvertidamente al zambullirse para atrapar juguetes.

Otros candidatos potenciales son los perros que beben demasiada agua durante o después de hacer ejercicio o de una competencia, y los perros que disfrutan rociarse con agua de una manguera o aspersores.

Debido a su tamaño, los perros más pequeños muestran signos de intoxicación por agua más rápido que las razas más grandes, debido a que su cuerpo no requiere tanto tiempo para acumular agua.

Tratamiento Para la Hiponatremia

La intoxicación por agua progresa muy rápidamente y puede amenazar la vida de tu mascota, así que si ha estado jugando con agua y comienza a mostrar uno o más de los síntomas mencionados anteriormente, deberías buscar inmediatamente a un veterinario.

El tratamiento para el resultado de la intoxicación por agua, hiponatremia, generalmente involucra electrolitos intravenosos (IV), diuréticos y medicamentos que reducen la hinchazón cerebral. Algunos perros se recuperan gracias al tratamiento veterinario agresivo, aunque, trágicamente, muchos no lo hacen.

Evita el Desastre

He aquí algunos pasos lógicos que puedes tomar para prevenir que tu compañero canino ingiera demasiada agua.

  • Siempre que esté dentro o cerca del agua, asegúrate de estar ahí para supervisarlo. Si le gusta recuperar la pelota o cualquier otro juguete del agua, asegúrate de que tome descansos frecuentes. Y, se especialmente cuidadoso cuando el agua esté revuelta.
  • Observa a tu perro de cerca cuando interactúa con el agua. Si su boca está abierta durante mucho tiempo, es seguro que está ingiriendo agua, potencialmente demasiada. Los perros que se zambullen debajo de la superficie del agua para recuperar objetos también ingieren agua.
  • Vigila los síntomas de la intoxicación por agua y monitorea la apariencia y comportamiento de tu perro siempre que esté jugando con agua.
  • Después de hacer ejercicio o de un evento competitivo, asegúrate de que tu perro se rehidrate de forma segura. Si lame hasta la última gota de su tazón de agua, déjalo descansar un poco antes de rellenarlo. Lleva agua contigo cuando tu perro haga ejercicio para que le puedas dar descansos frecuentes y cortos para beber agua y mantenerlo hidratado.
  • Si a tu perro le gusta jugar o beber de una manguera o aspersor, monitorea de cerca su actividad. Ya que el agua de una manguera o aspersor sale a presión, podría ingerir una gran cantidad en un corto periodo de tiempo.

¿Cuánta Agua Debe Beber Mi Perro Para Estar Bien Hidratado, Pero No Hidratado en Exceso?

El consumo diario de agua de tu perro depende de su tamaño, alimentación, edad, nivel de actividad y estación del año.

  • Un perro saludable debe beber entre ½ y 1 onza de agua por cada libra de peso corporal todos los días. Por ejemplo, un Golden Retriever de 70 libras debería beber entre 35 y 70 onzas, o cerca de 1/4 a 1/2 galón de agua al día. Un chihuahua de 6 libras sólo necesita entre 3 y 6 onzas.
  • Los perros que llevan una alimentación balanceada, rica en humedad y apropiada para su especie obtienen una buena hidratación de su comida, y no necesitan beber tanto de su tazón. Sin embargo, los perros alimentados con comida seca (lo cual no recomiendo) podrían necesitar más del consumo diario promedio, debido a la falta de humedad en sus alimentos.
  • A los cachorros hay que ofrecerles pequeñas cantidades de agua cada par de horas y es necesario monitorearlos de cerca y animarlos a beber.
  • Durante los meses más cálidos del año, es importante monitorear el consumo de agua de tu perro, para asegurarte de que esté suficientemente hidratado.

¿Qué Tal Si Mi Perro No Bebe Suficiente Agua?

Para determinar si tu perro no se hidrata lo suficiente, levanta un poco de piel de la parte trasera de su cuello y suéltalo. Si la piel regresa rápidamente a su lugar, tu perro está bien hidratado. La piel de un perro deshidratado regresará más lentamente y tendrá una forma parecida a una tienda de campaña.

También puedes revisar las encías de tu perro. Las encías húmedas y resbaladizas indican un buen nivel de hidratación; las encías secas o pegajosas significan que tu perro necesita más agua.

Si tu perro no bebe suficiente agua, asegúrate de felicitarlo y darle un premio cada que beba agua de su tazón, y coloca agua fresca cerca de todos los lugares que frecuenta, como su cama y tazón de comida.

Añade sabores deliciosos como pollo o caldo de huesos al agua de tu perro para hacerla más tentadora, y considera conseguir una fuente de agua para mascotas como un mayor incentivo.

Si le das comida seca para perros, cambia a comida enlatada y luego a una alimentación cruda, para aumentar bastante la cantidad de agua que tu mascota obtiene de cada comida.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias