Estas 2 Proteínas Populares Pueden Causar Alergias y Malestar Digestivo

Mascota Mayor

Historia en Breve -

  • Las proteínas son los “elementos fundamentales para la vida” y son esenciales para la existencia de los animales
  • A pesar de lo que algunos “expertos” en alimentos para mascotas te han hecho creer, cuando se trata de nutrir a tu mascota, las proteínas de origen vegetal no pueden intercambiarse con las proteínas de origen animal
  • Los estudios muestran que los perros adultos y mayores, así como los atletas caninos, están mejor cuando son alimentados con proteína de origen animal de alta calidad
  • Es importante recordar que no toda la proteína es igual. Incluso algunos tipos de proteína animal (por ejemplo, las “harinas de carne” y la proteína de plumas) tienen poco valor biológico y tu mascota no puede digerirlos ni asimilarlos
  • Estas proteínas derretidas pueden ser difíciles de procesar para el cuerpo, lo que ocasiona que la recomendación común disminuya los niveles de proteína en la alimentación. Una mejor solución es aumentar la proteína de calidad que se utiliza en los alimentos para mascotas

Por la Dra. Becker

En la actualidad, la importancia de la proteína en la alimentación de los humanos y de las mascotas está constantemente en las noticias y con razón. Las proteínas se llaman a menudo los “elementos fundamentales de la vida”, son esenciales para la sobrevivencia de los animales y se encuentran en cada organismo del planeta.

Algunos datos acerca de la proteína, de acuerdo con la Fundación Weston A. Price:1

  • Es esencial para el corazón y el cuerpo saludable
  • Las fuentes animales de proteína, incluso el huevo, son mejores nutricionalmente, debido a que contienen todos los aminoácidos esenciales (los aminoácidos se llaman los “elementos fundamentales de la proteína”)
  • Demasiada proteína de mala calidad y muy poca proteína pueden dañar el cuerpo
  • La proteína no se almacena en el cuerpo como la grasa – debe consumirse a diario
  • La única sustancia nutritiva que se encuentra antes que todas las demás es la proteína

El cuerpo de tu perro está hecho, literalmente, de proteína; esto incluye sus huesos, músculos, arterias, venas, piel, pelo y uñas. Los tejidos de su corazón, cerebro, hígado, riñones y pulmones están hechos de proteínas.

Las proteínas oxigenan la sangre y transportan la grasa y el colesterol por el cuerpo de tu mascota. Las enzimas en las proteínas ayudan a digerir los alimentos que consume, a sintetizar las sustancias esenciales y descomponer los productos de desecho.

Las proteínas, en conjunto con los esteroles, producen hormonas que regulan los cambios químicos sensibles que ocurren constantemente en el cuerpo de tu perro. Así como los cromosomas que le heredarán a sus crías (y que le pasaron a él) contienen proteína en su estructura.

Estudios Muestran Que la Carne Animal Sobrepasa Por Mucho la Proteína de Origen Vegetal

De acuerdo con muchos supuestos expertos en alimento animal, como los fabricantes de comida para mascotas y revistas relacionadas a la alimentación de las mascotas, como PetfoodIndustry.com:

“La proteína en los alimentos para mascotas puede provenir de fuentes animales, vegetales o una combinación de ambas. Las fuentes comunes de proteína de origen animal que se utilizan en los alimentos para mascotas son pollo, cordero, harina de pescado y res, mientras que las proteínas comunes de origen vegetal son la harina de gluten de maíz y harina de soya”.2

Tristemente, muchos nutriólogos veterinarios también han sido capacitados para ver los perfiles de aminoácidos solo en papel.

Mientras que es cierto que muchas fórmulas de alimento comercial para mascotas contienen fuentes de proteína de origen vegetal (inadecuadas para las especies), la declaración anterior es confusa, ya que sugiere que la proteína animal y la vegetal son formas equivalentes de nutrición para perros y gatos.

Esto no es cierto en lo absoluto y añadiré que todas las fuentes disponibles de proteína vegetal, la harina de gluten y la harina de soya son productos que jamás recomendaría para alimentar a ninguna mascota.

El gluten es altamente alergénico y causa fermentación gastrointestinal y otros malestares del tracto gastrointestinal.

El maíz en todas sus formas es una fuente de proteína altamente glucémica, de mala calidad, incompleta y biológicamente inapropiada para las mascotas. Es un ingrediente barato de relleno altamente alergénico.

Además, a menos de que la etiqueta especifique que ninguno de los ingredientes del alimento de tu mascota son transgénicos, puedes estar seguro de que cualquier producto de maíz que se encuentre en la fórmula lo es y como tal, tiene un alto riesgo de contaminación por aflatoxina – en mi opinión, es uno de los culpables altamente subestimados del cáncer y las enfermedades crónicas entre las mascotas.

La soya y los productos relacionados a ella (como la harina de soya) se consideran proteína incompleta y de baja calidad, y son bien conocidos por ocasionar alergias a los alimentos, en las mascotas.

La soya contiene grandes cantidades de antinutrientes (toxinas naturales), como inhibidores de enzimas que interfieren con la capacidad del cuerpo para digerir la proteína.

Estas sustancias pueden causar importantes malestares gástricos, digestión reducida de la proteína y deficiencias crónicas en la absorción de los aminoácidos.

Además, la soya es una fuente alimenticia de estrógenos, una sustancia que la mayoría de las mascotas esterilizadas y castradas no necesitan más.

Creo que el exceso de estrógenos que proviene de la producción excesiva de la glándula suprarrenal, los xenoestrógenos en el ambiente y las fuentes alimenticias (como la soya) contribuyen a una mayor incidencia de cáncer de seno y el síndrome de Cushing atípico (enfermedad suprarrenal), sin mencionar la epidemia tiroidea presente en las mascotas.

Hace varios años, una grande compañía de alimentos para mascotas realizó un estudio que examinó cómo afecta la composición del cuerpo (músculo y grasa) el tipo de proteína con la que se alimentan los perros adultos y mayores. Los perros recibieron una alimentación con diferentes cantidades de proteína de pollo y harina de gluten de maíz.3

Se alimentó a los perros de un grupo exclusivamente con pollo; el resto recibió cada vez menos cantidad de pollo y mayor cantidad de harina de gluten de maíz.

En comparación con los perros alimentados 100 % con pollo, los otros perros tenían:

  • Menos tejido magro
  • Más grasa corporal
  • Niveles menores de proteína en la sangre, que son marcadores universales de un cuerpo bien nutrido

Los Perros Mayores Alimentados con una Dieta Alta en Proteína Tuvieron Mejor Composición Corporal Que los Perros Saludables Más Jóvenes

La misma compañía realizó otro estudio enfocado en el deterioro de la composición corporal y las proteínas específicas del músculo en los perros en envejecimiento.4 Los perros mayores recibieron una alimentación compuesta de un 32 % de pollo, 32 % pollo y harina de gluten de maíz, o 16 % pollo, respectivamente.

Los perros con una alimentación de un 32 % de pollo tuvieron mejor composición corporal que los perros adultos jóvenes saludables y niveles idénticos de proteína específica del músculo. Ninguno de los otros dos grupos de perros mayores (aquellos alimentados con pollo + harina de gluten de maíz o solo con 16 % de pollo) tuvieron resultados similares.

La compañía de alimento para mascotas concluyó que alimentar a los perros con una dieta que contenga principalmente fuentes de proteína de origen animal les brinda varios beneficios, como:

  • Ayudar a mantener la masa muscular
  • Revierte algunos cambios relacionados con la edad en los músculos esqueléticos de los perros mayores
  • Mejorar la salud y el bienestar a largo plazo, tanto en los perros adultos como mayores

Tristemente, a pesar de la conclusión a la que llegó hace años la compañía, que indicaba que la proteína de origen animal es el mejor tipo de proteína para los perros, no parece haber incorporado los resultados de su estudio en las fórmulas del alimento.

Un vistazo rápido a la lista de ingredientes de varios de los alimentos para perros mayores y adultos, fabricados por la compañía revela que la encabezan la harina de maíz y una variedad de ingredientes de origen vegetal.

Los Atletas Caninos También Prosperan con una Alimentación Alta en Proteína Animal

El Dr. Joseph J. Wakshlag de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Cornell estudia la nutrición en su relación a los perros activos, en particular, los requerimientos de proteína. Lo que más se conoce sobre el tema se concentra exclusivamente en los perros de carreras, como el Galgo Inglés, o la resistencia de los perros de trineo, como el Husky.

De acuerdo con Wakshlag, hubo un estudio en particular que se concentró en la proteína alimenticia y su capacidad sin igual para conservar la integridad musculoesquelética, así como un nivel total adecuado de proteína, albúmina y glóbulos rojos.5

Los niveles de hematocrito y albúmina en suero tienden a disminuir cuando un perro entrena y corre, y el consumo adecuado de proteína alimenticia puede mejorar la situación.

Los estudios realizados con perros de resistencia y carreras sugieren que del 24 al 30 % de la energía metabolizable (EM) en la alimentación de los perros debería ser proteína animal altamente digerible, como cordero, res y pollo.

De acuerdo con PetfoodIndustry.com, “Activos, atléticos, trabajadores – cualquiera que sea el término que utilice para describir a los perros que hacen una tarea específica, como correr, cazar, oler o brincar, lo que realmente significa es que son un canino que requiere una alimentación muy específica para sustentar su estilo de vida riguroso”.6

Un perro muy activo y atlético necesita una alimentación densa en nutrientes que le brinde energía óptima con una pequeña cantidad de alimento. La fuente de proteína debería ser de excelente calidad y de origen animal y la dieta debería ser relativamente alta en grasa alimenticia, al incluir suplementación con aceite de coco orgánico sin procesar.

Los componentes principales de una alimentación balanceada y fresca para un atleta canino sin problemas de salud son huesos crudos con carne, carne de músculo y órganos, algunos vegetales de hojas verdes, suplementación adecuada según sea necesaria y un suministro constante de agua limpia y fresca.

Recordatorio: ¡No Toda la Proteína Es Igual!

La proteína es extremadamente variable, incluso la proteína que proviene de los animales. Hay algunos tipos que son altamente asimilables y digeribles, que son fáciles de absorber y utilizar para tu perro, y hay proteínas que son imposibles de digerir.

Por ejemplo, los picos, patas/pezuñas, pellejos, colas y hocicos son proteína 100 % animal, pero el 100 % es indigerible.

Toda la proteína tiene valor biológico, que es su contenido utilizable de aminoácidos. El huevo tiene el nivel más alto de valor biológico, que es de 100 %. El pescado se le acerca en el segundo lugar con 92 % (aunque no recomiendo suministrar la mayoría de los pescados a las mascotas, de manera rutinaria). Las plumas, como podrás adivinar, no tienen ningún valor biológico.

Mencioné la soya hace algunos párrafos y, mientras que es un nutriente muy malo para las mascotas y recomiendo evitarlo, tiene un valor biológico relativamente alto del 67 %.

Tanto la soya como el maíz se integran a muchos alimentos comerciales debido a que son una forma barata con la que los fabricantes de alimentos para mascotas aumentan el contenido total de proteínas en el análisis garantizado impreso en la etiqueta.

No se miden la digestión ni la asimilación en los alimentos para mascotas, así que los fabricantes pueden integrar otros tipos de proteínas que no tienen valor biológico para las especies animales que los consumen.

Publique su comentario