Ocultar
Abuso Animal

Historia en Breve -

  • Un estudio reveló notables diferencias en lesiones animales causadas por abuso o por accidentes automovilísticos
  • Las víctimas de abuso animal tienden a tener más lesiones en la cabeza, costillas, dientes y garras, y las fracturas de costilla fueron vistas en ambos lados del cuerpo
  • Los animales lesionados en accidentes automovilísticos tienen diferentes patrones de lesión, incluyendo una mayor incidencia de abrasiones de la piel, piel desgarrada del tejido, colapso pulmonar y moretones, y lesiones posteriores
 

Señales Que las Lesiones de una Mascota son Debido al Abuso, y No a un Accidente

Marzo 2, 2017 | 2,786 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Cuando perros o gatos son traídos al consultorio veterinario o al hospital animal con lesiones traumáticas, es deber del dueño explicar cómo se produjeron dichas lesiones. Desgraciadamente, no todos los dueños son sinceros en sus historias, especialmente cuando fueron ellos quienes ocasionaron las lesiones.

Mientras que un veterinario puede sospechar que las lesiones pueden deberse a un abuso y no a un accidente, no existe una forma objetiva de saberlo con certeza. Por ejemplo, los abusadores de animales pueden decir que el animal fue golpeado por un carro cuando en realidad las lesiones fueron causadas intencionalmente.

Una investigación realizada por Cummings School of Veterinary Medicine de la Universidad de Tufts y la Asociación Americana para la Prevención Contra la Crueldad Animal (ASPCA, por sus siglas en inglés) pueden ayudar a los veterinarios a distinguir las lesiones accidentales del maltrato animal, a través de un estudio que reveló notables diferencias entre lesiones causadas por maltrato o accidentes automovilísticos.1

Patrones Distintos Pueden Revelar la Causa Real del Trauma

El estudio de la Universidad de Tufts y ASPCA que incluyo datos de casi 500 perros y gatos — de los cuales 426 estuvieron implicados en accidentes automovilísticos y 50 que fueron víctimas de abuso animal.

Las lesiones tienen características únicas que los investigadores consideran que podrían utilizarse para establecer patrones que les ayuden a los veterinarios a determinar la verdadera causa del trauma.

Por ejemplo, cuando las costillas son fracturadas en un accidente automovilístico, las fracturas normalmente ocurren de un lado del cuerpo. En animales maltratados, se observaron fracturas de costilla en ambos lados del cuerpo. Además, el estudio observó:2

“Las lesiones asociadas significativamente con accidentes automovilísticos son las fracturas de pelvis, neumotórax, contusión pulmonar, abrasiones y desolladura...

Las lesiones asociadas con heridas no accidentales, es decir, abuso, fueron fracturas en el cráneo, dientes, vértebras y costillas, hemorragia subconjuntival.”

En resumen, las víctimas de maltrato animal tienden a tener más lesiones en la cabeza, costillas, dientes y garras.

Las mascotas lesionadas en accidentes automovilísticos tienen diferentes patrones de lesión, incluyendo una mayor incidencia en las abrasiones de la piel, piel desgarrada del tejido, colapso pulmonar y moretones, y lesiones posteriores, que pudieron ser ocasionados al ser golpeados mientras intentaban huir del vehículo.

¿Son Llevados al Veterinarios los Animales Maltratados?

Puedes asumir que es improbable que un animal maltratado pueda ser llevado al veterinario, pero la investigación sugiere que los hogares con maltrato animal utilizan los servicios veterinarios de igual manera que los hogares no abusivos.

Además, estudios internacionales sugieren que entre el 44 y el 90 % de los veterinarios han visto animales siendo maltratados.3

No obstante, la investigación publicada en In Practice, sugiere que muchos veterinarios sienten que no están bien entrenados no solo para identificar el abuso animal sino para dar el paso a denunciarlo.4

La mayoría de los veterinarios encuestados sentían que no era apropiado involucrarse en estos casos, citando miedos de litigio o represalias físicas, la creencia de no querer actuar, o preocupación que podría comprometer la seguridad del animal. De acuerdo a In Practice:5

“Si no se hace la denuncia, entonces es probable que el animal maltratado vuelva a un ambiente violento y, como con la violencia interpersonal, el riesgo de abuso repetido y creciente aumenta.

Para empeorar la situación, ahora reconocemos que hay un co-abuso de animales, niños y mujeres en hogares violentos. Junto a otros grupos profesionales, como médicos, servicios sociales, policías y maestros, los veterinarios podrán dar fe y desempeñar un papel en la identificación de violencia familiar.”

¿Qué Más Puede Aumentar la Sospecha de Maltrato Animal?

Actualmente, existen pautas generales para ayudar a los veterinarios a identificar el maltrato animal. Entre los principales signos están:6

  • Versión inconsistente
  • Lesiones anteriores o muertes de otros animales del hogar (especialmente cuando son de causa desconocida)
  • Lesiones repetitivas
  • Comportamiento defensivo o despreocupado del dueño
  • Comportamiento anormal en el animal, como el miedo

En el listado de In Practice de las múltiples características que aumentan la sospecha de lesiones no-accidentales en animales de compañía, incluyen:7

Falta de explicación de la lesión

Cambios en el hogar de la mascota

Violencia en casa

Versión inconsistente con la lesión

El uso de varios o nuevos veterinarios

Retraso en la presentación

Evidencia de abuso sexual

Evidencia de negligencia

Evidencia de envenenamiento

Sin embargo, el maltrato animal no siempre es obvio. Así como los veterinarios pueden tener dificultades identificando el abuso de los accidentes, puede que no estés seguro de si un animal que hayas visto está siendo abusado. La ASPCA ha reunido los principales signos para ayudarte a reconocer la crueldad en los animales, incluyendo los siguientes.8

Collar apretado que ha causado una lesión o se ha incrustado en el cuello de la mascota

Lesiones abiertas, señales de múltiples lesiones que han sanado o una enfermedad que no se ha tratado

Problemas de la pie sin tratar que han causado pérdida de pelo, piel escamosa, bultos o sarpullido

Delgadez extrema o desnutrición — los huesos pueden ser visibles

Pelaje infestado de pulgas, garrapatas u otros parásitos

Áreas de la piel con sarpullido, protuberancias y piel escamosa

Señales de limpieza inadecuada, tales como un pelaje opaco, uñas demasiado largas y estar cubierto de suciedad

Debilidad, cojera o la incapacidad de pararse o caminar con normalidad

Fuertes secreciones de los ojos o la nariz

Un dueño que golpea o abusa físicamente de un animal

Señales visibles de confusión o somnolencia extrema

Mascotas atadas fuera de casa por largos periodos de tiempo sin comida o agua necesarias, o con comida o agua en condiciones insalubres

Dejar a las mascotas afuera en climas difíciles sin un refugio adecuado

Dejar a las mascotas en un área llena de excremento, basura, vidrios rotos u otros objetos que puedan herirlos

Los animales se encuentran en perreras o jaulas (a menudo llenas con otros animales también) que son demasiado pequeñas para permitirles pararse, dar la vuelta o hacer movimientos normales

Qué Hacer Si Eres Testigo de Maltrato Animal

Si has presenciado un acto de abuso animal, es importante que reportes el incidente a las autoridades locales, a una agencia de control animal, sociedades humanas o a un refugio animal sustentado por los impuestos.

Los veterinarios deben tomar meticulosas notas clínicas e incluso pueden preguntar al dueño, “¿Cree que alguien pudo haber dañado al animal?”9

Tienes que averiguar quién es responsable de investigar y hacer cumplir las leyes contra la crueldad en tu área. Si alguna de las agencias mencionadas no hace esto, debería dirigirte con las autoridades correspondientes.10 Por favor habla por los animales a tu alrededor, ya que no tienen voz propia.

Cuando reportes un incidente, proporciona la mayor cantidad de información posible, incluyendo fechas, horas y ubicación de los animales. De ser posible, incluye fotos de la ubicación o de los animales, y recuerda darle seguimiento a los reportes que has hecho a las autoridades, en caso de que no resuelvan el problema en el tiempo indicado.

Además, aunque puedes reportar el maltrato animal anónimamente, es más probable que le den seguimiento a los casos si hay testigos que puedan respaldar el informe. Por lo tanto, lo ideal sería compartir su información de contacto y de cualquier otra persona que presenció el evento.