Las Personas se Equivocan al Pensar Que Estos Animales No Sienten Dolor o Emociones

Peces como Mascotas

Historia en Breve -

  • Los peces continúan siendo ampliamente considerados como mascotas ornamentales, descartables, pero merecen ser tratados éticamente, con atención veterinaria, enriquecimiento y estimulación
  • Existe una gran brecha entre la percepción de las personas acerca de la inteligencia de los peces y la realidad científica, que es que los peces tienen una percepción y capacidades cognitivas que rivalizan o superan la de otros vertebrados
  • Los típicos errores de los dueños de peces incluyen una excesiva alimentación, hacinamiento y la falta de compatibilidad entre las especies de peces

Por la Dra. Becker

Los animales acuáticos, incluyendo a los peces, son las mascotas más populares en los Estados Unidos, si calculas la popularidad en función del número de mascotas que posees.1

Lamentablemente, muchos pasan sus días en silencio dando vueltas en peceras mundanas que son de tamaño reducido o están mal acondicionadas.

Además, desde el principio muchos ya están enfermos y son propensos a tener enfermedades debido a una reproducción excesiva y selectiva para crear ciertas características estéticas, tales como aletas largas, ojos de burbuja o un vientre redondo.2

A pesar de los avances en muchas áreas del bienestar animal, los peces todavía son extensamente considerados como animales ornamentales y desechables. Pero estas criaturas son mucho más complejas de lo que muchas personas comprenden y no solo merecen tener un tratamiento ético básico, sino también mucho más, incluyendo una atención veterinaria, enriquecimiento y estimulación.

¿Has Buscado Atención Veterinaria Para Tus Peces?

Un comentario publicado en Clinician's Brief mencionó algunos puntos importantes sobre las consecuencias de percibir a los peces ornamentales como solo eso — simples "decoraciones" para tu oficina o el dormitorio de tu hijo.3 Para empezar, muchos dueños de peces no buscan atención veterinaria para sus peces porque no saben si está disponible — o que deberían hacerlo.

De hecho, cuando se les preguntó a algunos veterinarios — que carecen de opciones de tratamiento o conocimientos técnicos adecuados — acerca de las enfermedades de los peces, es posible que refirieran a los clientes a tiendas de mascotas, quienes a su vez posiblemente proporcionarían información inexacta en respuesta a ello.

Como resultado, "es posible que la preocupación por el bienestar de los peces mascota no se extendiera más allá de su valor económico percibido". Como fue señalado por Clinician's Brief, se necesitan realizar más investigaciones sobre los peces ornamentales y debería haber más información disponible, en el ámbito de la medicina para los peces, para minoristas, aficionados e incluso veterinarios. Además:4

"Las compañías farmacéuticas no han seguido el ritmo de los avances relacionados con los peces, en comparación con otras especies de compañía; y hay una proliferación de tratamientos económicos sin prescripción, artículos prácticos y desinformación general que a menudo ocasiona que los peces enfermos sean tratados (o maltratados) con productos químicos, e incluso con cirugías caseras invasivas, sin un diagnóstico apropiado.

Con frecuencia, esto causa un sufrimiento prolongado e innecesario. Posiblemente, los prejuicios y conceptos erróneos sugieren que hay muy poca información sobre las cuestiones relativas al bienestar de los peces."

Por Qué es Importante Considerar las Necesidades de Tu Pez

Muchos se sorprenden al saber que los peces tienen "necesidades" más allá del agua y comida diaria, y precisamente, ese es el punto. El hecho de que los peces puedan sentir dolor, mostrar emociones y "hablar", a través de una amplia gama de métodos comunicacionales, no es tan conocido, aunque debería serlo—especialmente, en el caso de las personas que eligen tener peces como mascotas.

Como informó la revista Animal Cognition, existe una gran brecha entre la percepción de las personas acerca de la inteligencia de los peces y la realidad científica, que es que los peces tienen percepción y habilidades cognitivas que rivalizan o superan la de otros vertebrados.5 Por ejemplo, los peces:6

  • Realizan múltiples tareas complejas simultáneamente (un rasgo que se creía que existía solo entre los seres humanos)
  • Recuerdan la ubicación de objetos a través de "señales" (que los seres humanos descifran a alrededor de los 6 años de edad)
  • Tienen excelentes recuerdos a largo plazo
  • "Cooperan con otros y demuestran signos de inteligencia maquiavélica, tales como la cooperación y la reconciliación"
  • Utilizan herramientas

Culum Brown, Ph.D., profesor asociado de la Universidad de Macquarie, en Australia, autor del análisis de la revista Animal Cognition, dijo en una entrevista para Huffington Post:7

"Aquí, el gran problema es que las personas no tratan a los peces de la misma manera que a otros animales. Es complicado, pero se reduce al hecho de que la mayoría de las personas simplemente no los entienden y no pueden relacionarse con ellos. Si no tienes esa conexión, es menos probable que sientas alguna empatía...

El mensaje que necesitamos transmitir es que los peces son similares a los humanos, en muchas maneras... Mi misión en la vida es hacer que las personas no piensen en los peces como alimento."

10 Típicos Errores Que Comenten los Dueño de Peces

Muchos dueños de peces se esfuerzan por cuidar bien a sus mascotas, pero tener información errónea podría ocasionar que los animales se enfermen o estén estresados. Enseguida se encuentran algunos de los errores más usuales que cometen muchos dueños de peces, compilados por PetMD:8

1. Proporcionar una Alimentación Excesiva

Esto podría ocasionar un exceso de residuos, que a su vez podría interferir con la calidad del agua. Una directriz general es alimentar a los peces la cantidad de comida que consuman en tres minutos; y eliminar cualquier exceso de alimento con una red.

Tener carroñeros, tales como los cangrejos, también podrían ayudar a eliminar los alimentos que no son consumidos. Considera que no todos los peces son alimentados de la misma forma; a algunos peces les va mejor al proporcionarles dos comidas más pequeñas por día, mientras que a otros les gusta mordisquear las plantas.

Por ejemplo, algunos peces escarban para encontrar alimento, mientras que otros cazan. Considera utilizar dispensadores de alimento en forma de rompecabezas y dispensadores sumergidos, o presas vivas, si esto aplica a tus especies de peces.

2. Provocar el Síndrome del Tanque Nuevo

Antes de agregar peces a un nuevo tanque, deben acumularse bacterias para procesar los compuestos de nitrógeno de los desechos de los peces.

Es posible que ciertos aditivos ayuden en este proceso, al igual que agregar arena o piedras en un saludable tanque ya establecido. Debe mandar analizar muestras de agua, a través de una tienda de acuario, para asegurarte de que están adecuadamente balanceadas.

3. Poner Juntas Especies de Peces No Compatibles

Los peces tienen diferentes personalidades y no todos se llevan bien al compartir el mismo espacio. Es muy importante saber si las especies de peces que elijes son conocidas por ser agresivas.

Los peces agresivos podrían intimidar o pelear con peces más pasivos, incluso hasta el punto de fallecer o morir por inanición (donde un pez está demasiado asustado como para salir de su escondite para comer).

4. Tener un Tanque Excesivamente Poblado

En general, los peces necesitan un galón de agua por pulgada de pez. Los peces que son agresivos necesitan el doble de esa cantidad, y asegúrate de considerar las rocas y decoraciones, que aunque son importantes, ocupan un valioso espacio para nadar.

5. Proveer Cuidados Durante las Vacaciones

Si sales de vacaciones, tus peces necesitan ser atendidos mientras estás lejos, al igual que otras mascotas. Además de informarle detalladamente a la cuidadora de mascotas cuánto alimento debe proporcionar, asegúrate de preparar a la persona acerca de qué hacer en caso de que el tanque tenga problemas, y cómo comprobar la temperatura del agua.

6. Controlar la Temperatura del Tanque

Tendrás que instalar un termómetro para controlar la temperatura del agua, que generalmente debe estar entre 68 y 76 °F, en función de las especies de peces.

Ten en consideración que las corrientes de aire y la luz solar podrían cambiar la temperatura del tanque, y los tanques más pequeños son más vulnerables a rápidos cambios de temperatura, que los tanques más grandes. Mantente atento con la temperatura del agua.

7. Subestimar las Enfermedades

Si tu pez presenta signos de enfermedad, a través de su apariencia o cambio en sus hábitos, transfiérelo a un tanque de cuarentena y busca atención veterinaria.

A menudo, un nuevo pez que fue añadido al tanque, podría ser una fuente de enfermedad. Antes de añadir nuevos animales a un tanque ya existente, se recomienda ponerlos en cuarentena por un período de 21 a 28 días.

Para ayudar a disminuir los niveles de estrés durante la cuarentena, se debe proporcionar un escondite (como por ejemplo, una tubería de PVC o rocas apiladas), y se debe mantener la calidad del agua, al igual que la temperatura.

8. Ser Negligente

Cuidar exitosamente un acuario requiere de atenderlo todos los días y hacer un mantenimiento regular. Anota en tu calendario los requerimientos de mantenimiento o utiliza herramientas, tales como dispensadores de alimento automáticos o sensores de calidad de agua, para ayudarte a mantenerte al corriente. Incluso, podrías monitorear la calidad del agua de tu acuario directamente en tu computadora, a través de dispositivos de monitoreo inalámbrico.

9. Negligencia

Construir un acuario saludable y hermoso no sucede de la noche a la mañana. Se necesita tiempo para investigar y crear una adecuada mezcla de peces, plantas y objetos ornamentales, así como aprender a monitorear la calidad del agua y realizar el mantenimiento. Actuar impulsivamente podría provocar que tomes elecciones que podrían perjudicar a los peces.

10. Utilizar agua de la llave

El agua de la llave es tratada con cloro, el cual podría dañar a los peces. El agua para tu tanque debe ser tratada con pastillas que eliminen el cloro. También, debes asegurarte de no utilizar jabón en el acuario. La mayoría de la limpieza podría hacerse con agua caliente y una pequeña cantidad de blanqueador que limpie completamente.

Por último, proporciona artículos que no sean tóxicos para que tus peces los exploren — plantas, rocas, estructuras, objetos de cerámica y otros — y cámbialos regularmente para darles una nueva estimulación. Posteriormente, disfruta de conocer a cada uno de tus peces. Muchos disfrutan al interactuar con sus dueños y podrían aprender a reconocerlos e incluso realizar trucos.

Si consideras tener peces ornamentales como mascotas, podrías intentar asegurarte de solo comprar peces de cría en cautiverio; y dejar a los peces silvestres en el océano, donde pertenecen.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo