El Síntoma Común de Muchos Trastornos en Mascotas

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Septiembre 16, 2017 | 2,212 vistas

Historia en Breve

  • Los perros y gatos por naturaleza duermen varias horas al día, por lo que algunas veces puede ser difícil saber si tu mascota padece letargo
  • Es importante observar las señales de letargo en tu mascota ya que pueden ser síntoma de muchos trastornos de salud y de comportamiento
  • Algunas causas subyacentes comunes de letargo en perros y gatos son ciertas enfermedades, la ingesta de toxinas, medicamentos, el cambio reciente de hogar, y el dolor por la pérdida de otra mascota en la familia

Por la Dra. Becker

Los perros y gatos (especialmente los gatos) están diseñados para dormir alrededor de 10 a 12 horas al día, y a medida que envejecen requieren de más tiempo. Es por esto que podría parecer que cada vez que volteas a ver a tu compañero peludo, está contando ovejas.

Dada la necesidad de dormir mucho, puede ser difícil saber cuándo tu mascota realmente sufre letargo o simplemente tiene sueño, como puede suceder normalmente.

Es por ello que es importante tener un buen conocimiento sobre lo que resulta "normal" para tu mascota—comportamiento regular, patrones de comida regulares, patrones de sueño regulares, heces y orina regular, etcétera.

Cuando sepas reconocer como la palma de tu mano lo que es "normal" en tu perro o gato, sabrás inmediatamente cuando algo no anda bien, como cuando es más perezoso que de costumbre.

El letargo es un síntoma de muchos trastornos que afectan a las mascotas, al igual que los problemas de conducta. Algunas de las causas más comunes vienen explicadas a continuación.

5 Razones Comunes para el Letargo en Perros y Gatos

1. Tu mascota padece una enfermedad subyacente

La disminución de los niveles de actividad de tu mascota puede ser un indicador de algún problema subyacente de salud que necesita investigarse. Esto es especialmente cierto si también se presenta un cambio en su apetito, en la eliminación de costumbre, y en la interacción con otros miembros de la familia o con otras mascotas en la casa.

Un perro o gato enfermo a menudo tendrá un comportamiento exageradamente serio y perezoso, por lo que, si tu mascota presenta letargo por más de 24 horas, es hora de llamar al veterinario y hacer una cita. Dependiendo de los síntomas de tu mascota, es probable que tengas que llevarla de inmediato.

Por ejemplo, el letargo acompañado de vómito persistente o sangre en el mismo, así como en las heces u orina, es un síntoma alarmante. Otro síntoma alarmante es cuando tu mascota se rehúsa a comer.

Entre más pronto sea diagnosticado tu perro y reciba tratamiento, mejor serán la probabilidad de que se mejore por completo.

2. Tu mascota ingirió veneno

Este horrible escenario puede ocurrir tanto en el exterior, especialmente durante los meses más cálidos del año, como en el interior, si tu mascota consume alimentos equivocados que son para consumo humano (por ejemplo, los chocolates o cualquier alimento endulzado con xilitol), encuentra una botella de medicamentos AINE, o prueba una planta tóxica de interiores.

Si de repente tu gato o perro se vuelve letárgico o presenta otros síntomas de intoxicación (como vómito) y sabes o sospechas que consumió algo potencialmente venenoso, llévalo inmediatamente con su veterinario o al hospital de emergencia más próximo.

3. Tu mascota está tomando un medicamento nuevo

Si tu veterinario recetó a tu perro o gato otro medicamento nuevo o diferente y de repente tu mascota parece letárgica, el medicamento puede ser la causa. Todos los medicamentos tienen efectos secundarios de corto y largo plazo que pueden ser leves o pueden amenazar con la vida.

Si notas algún cambio en el comportamiento de tu mascota después de empezar con un medicamento nuevo, avisa de inmediato a tu veterinario.

También recomiendo encontrar un veterinario holístico o integral que sea capaz de aconsejar remedios menos tóxicos y seguros, especialmente si tu mascota consume un medicamento especialmente tóxico (como prednisona) o alguno de largo plazo para tratar un trastorno crónico.

4. Recientemente adoptaste a tu mascota

Los perros (y especialmente los gatos) que parecen ansiosos o espantados pueden padecer letargo, por lo que, si acabas de obtener una nueva mascota, ésta necesitará algo de tiempo para acostumbrarse a su nuevo ambiente y familia. Podría parecer perezosa simplemente porque está en un territorio poco conocido y esto lo abruma.

Brinda a tu mascota mucho amor, tiempo y cariño, y evita sobre estimularlo en sus primeras semanas contigo. Si se encuentra sano, sus niveles de actividad aumentarán naturalmente a medida que aprende a confiar en ti y a sentirse cómo con su nuevo entorno.

5. Tu mascota perdió un amigo

Cuando dos mascotas son muy unidas y una de ellas muere, el perro o gato que sobrevive podría pasar por lo que los expertos llaman "reacción de angustia" la cual es bastante similar al duelo por el que pasamos los humanos.

Además del letargo, algunas señales son los cambios en los patrones de sueño; cambios en la alimentación; falta de interés en las actividades regulares; renuencia a permanecer solo en un cuarto o en casa, o lejos de los miembros de la familia; y pasear por la casa en busca del amigo que perdió.

Si sospechas que tu animal de compañía pasa por el duelo de otra mascota, recomiendo leer 10 Maneras de Ayudar a Tu Mascota en Duelo.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias