El Gran Sufrimiento De Tu Mascota

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Octubre 10, 2017 | 3,243 vistas

Historia en Breve

  • Los gatos que viven dentro de la casa están en riesgo de cistitis intersticial felina (FIC), que es la inflamación de la vejiga
  • La FIC se ha denominado como “síndrome de pandora” porque las investigaciones actuales sugieren que es mucho más compleja que un simple problema de inflamación en un solo órgano (vejiga)
  • Después de descartar anomalías anatómicas e infecciones, el tratamiento estándar para los gatitos con FIC es controlar el dolor y lo más importante, eliminar el estrés ambiental y metabólico

Por el Dra. Becker

A diferencia de los gatos silvestres, los gatos domésticos parecen tener una gran cantidad de problemas urinarios, que entran en la categoría de enfermedades del tracto urinario inferior de los felinos (FLUTD por sus siglas en inglés). FLUTD describe a una serie de problemas de salud que afectan la vejiga y la uretra de los gatos.

Las causas de FLUTD pueden incluir anomalías anatómicas y conductuales, cistitis, infecciones del tracto urinario, urolitos (piedras), neoplasia (cáncer), enfermedades neurológicas y trauma.

La tasa de enfermedad del tracto urinario es casi la misma en machos como en hembras. Por lo general, afecta a gatitos de entre 2 y 6 años de edad que tienen varias cosas en común:

Aproximadamente la mitad de los gatos que experimentan un episodio de FLUTD tendrán una recurrencia.

Cistitis Intersticial Felina (FIC)

Uno de los problemas de salud más comunes del FLUTD es la inflamación de la vejiga o cistitis intersticial felina (FIC por sus siglas en inglés) también denominada cistitis idiopática felina. Casi dos tercios de los gatitos con FLUTD padecen esta forma de la enfermedad.

Si tu gato padece inflamación de la vejiga, podrás notar que se tensa al momento de orinar o que se la pasa entrando y saliendo de su caja de arena. Esto se debe a que no puede vaciar su vejiga por completo en una sola visita. Como resultado de un tracto urinario inflamado e irritado puedes llegar a ver sangre en su orina (algunas veces es visible, otras no).

Tu gato también puede estar sintiendo dolor, de ser el caso, podría maullar de dolor mientras trata de orinar.

Más Que un Simple Problema en la Vejiga

Una investigación reciente sobre la FIC enfatiza la importancia de la reducción del estrés y el enriquecimiento ambiental para tratar a los gatos con este trastorno. En un estudio realizado en el año 2011 con 12 gatos sanos y 20 gatos con FIC, los investigadores observaron que al alterar su rutina, los gatos sanos se comportaban como si estuvieran enfermos.1

Por ejemplo, los casos de comportamientos de enfermedad como negarse a comer, vomitar y evitar el uso de la caja de arena se triplicaron en los gatos sanos cuyas rutinas fueron alteradas.

También de interés: los gatos con FIC mostraron cambios a nivel microscópico que indica que son hormonal y neurológicamente diferentes que los gatos sanos.

El estudio sugiere que los gatos con FIC experimentan una reducción significativa de los síntomas en un entorno enriquecido. En los gatos con el trastorno, sus síntomas mejoraron de un 75 a 80 % cuando fueron alimentados a la misma hora todos los días, su caja de arena se mantuvo en el mismo lugar y eran estimulados con tiempo para jugar de forma regular.

El veterinario, el Dr. Tony Buffington de la Universidad Estatal de Ohio, un experto en el papel del estrés y las enfermedades en animales domésticos, cree que la FIC forma parte de un trastorno mucho más complejo al que denominó "síndrome de pandora".

"Un nombre como síndrome de pandora parece apropiado por al menos dos razones", dice Buffington. "Primero, porque no identifica ninguna causa u órgano en específico y segundo, porque parece provocar consternación y dudas relacionadas con la identificación de tantos problemas fuera del órgano de interés de cualquier subespecialidad en particular".2

Lo que está diciendo es que el trastorno llamado cistitis idiopática felina no puede describirse con exactitud como una simple inflamación de un solo órgano (la vejiga). Sino que, parece ser el resultado de una gran variedad de problemas que se extienden más allá de la vejiga y el tracto urinario inferior.

La FIC Involucra Factores Fisiológicos y Ambientales Complejos

De acuerdo con Gregory F. Grauer, DVM, que escribe para Today's Veterinary Practice:

"La FIC parece estar relacionada con las interacciones complejas entre el sistema nerviosos, las glándulas suprarrenales y la vejiga urinaria. El entorno o ambiente también parece desempeñar un papel importante en la fisiopatología y, en algunos casos, está relacionada con los signos clínicos relacionados con los sistemas gastrointestinal, cardiovascular, respiratorio, nervioso, integumentario e inmunológico.

Estos signos tienden a aparecer y desaparecer, de forma similar a los síntomas urinarios relacionados con la cistitis".3

Los síntomas de la FIC que están directamente relacionados con el tracto urinario inferior incluyen una mayor permeabilidad del revestimiento y pared de la vejiga, así como una menor frecuencia y salida de la orina que causa la esterilización de gatos machos, el confinamiento, falta de actividad física, consumo insuficiente de agua, cajas de arena sucias o mal situadas, agresión entre gatos que viven en la misma casa, obesidad, artritis y quizás, virus.

De acuerdo con Grauer, cuando observamos el tracto urinario inferior, los gatos con FIC tienen síntomas como mayores niveles de tirosina hidrolasa y noradrenalina en el cerebro, así como menores niveles de cortisol, después de ser estimulados con ACTH y una mayor permeabilidad paracelular urotelial.

Todos estos factores contribuyen una respuesta elevada al estrés que provoca un aumento en la inflamación y una reducción en las defensas urinarias y de la vejiga.

El papel del estrés en los gatitos con FIC no es fácil de cuantificar, pero a menudo hay una relación entre los síntomas y los eventos recientes tales como viajar, una persona o mascota nueva en la familia, contratar un cuidador de mascotas o incluso el cambio de clima. Otro factor estresante es la agresión entre gatos que viven en una misma casa debido a que compiten por el alimento, las cajas de arena, el espacio, etc.

Diagnóstico y Tratamiento

La FIC se diagnóstica por exclusión, es decir, no hay anomalías visibles en los rayos-X ni en las imágenes de ultrasonido y los análisis de orina con el examen de sedimentos y cultivo, así como las pruebas de sensibilidad ayudan a descartar una infección bacteriana.

Por lo general, los gatitos con FIC tienen orina estéril, por lo tanto no requieren de terapia con antibióticos. Desafortunadamente, con frecuencia, los gatos con FIC reciben antibióticos y cuando los síntomas desaparecen dentro de 5 a 7 días, todos asumen que se debe a los medicamentos.

Sin embargo, dado a que la gran mayoría (alrededor del 95 %) de los gatos jóvenes con signos de FLUTD o FIC tienen orina estéril, cuando los síntomas desaparecen a los pocos días o a la semana, no tiene nada que ver con la terapia a base de antibióticos. Simplemente así es la naturaleza del trastorno, los síntomas aparecen y desaparecen. Los estudios controlados demuestran que más del 70 % de los gatos con FIC también responden a los tratamientos con placebo.

La terapia a base de antibióticos, además de innecesaria, también tiene consecuencias negativas en el microbioma del gato, lo que a su vez, afecta negativamente al sistema inmunológico en general. Por eso te recomiendo evitar la terapia a base de antibióticos, a menos que tu veterinario te demuestre (a través de cultivos) que es absolutamente necesaria.

El objetivo del tratamiento para los gatos con cistitis intersticial aguda es reducir el estrés y aliviar el dolor según sea necesario.

A las personas con gatos propensos a episodios recurrentes, les recomiendo tener a la mano Aconitum, un producto homeopático, para que cuando sospechen que su gato podría estar experimentando algún problema, comiencen inmediatamente con la intervención homeopática (los remedios varían dependiendo de los síntomas específicos del gato), así como con el uso de esencias florales para reforzar la vejiga y reducir el estrés.

Reducción del Estrés y Enriquecimiento Ambiental Para Gatos con FIC

El enriquecimiento ambiental para reducir el estrés es una herramienta eficaz para el manejo del estrés en los gatitos, especialmente para los que padecen de FIC. La limpieza de la caja de arena también es una pieza muy importante del rompecabezas. Las cajas de arena deben limpiarse con frecuencia (recogerse al menos una vez al día y limpiarse por completo al menos una vez a la semana).

Deben colocarse lejos de zonas ruidosas y deben tener un libre acceso para que los gatos no se sientan atrapados en ellas. También es importante tener el número correcto de cajas (una para cada gato en la casa, además de una extra), así como el tamaño y el tipo de caja que más le guste a tu gato.

En las casas con muchos gatos, es muy importante tener más de una fuente de agua fresca y alimento, esto ayudará a reducir el estrés, evitar la agresión entre los gatos y aumentar el consumo de agua. También es importante colocar los tazones de agua y alimento en un lugar seguro.

En la naturaleza, los gatos no sólo cazan a su presa, sino que también son presa de otros animales. Por lo que se sienten muy vulnerables mientras comen, beben agua o hacen sus necesidades. Esta vulnerabilidad crea estrés cuando el tazón de comida o la caja de arena de tu gato se encuentran cerca de una zona ruidosa o con mucho tráfico.

Tener una mayor interacción con tu gato con FIC también podría ayudar a reducir su estrés. Acariciarlo, asearlo, así como los juegos que estimulan su comportamiento de caza podría ser de gran ayuda.

Darle acceso a tu gato a áreas privadas es sumamente importante, especialmente si tienes otras mascotas en casa. Los gatitos necesitan su propio espacio para descansar y esconderse (a veces puede ser el mismo lugar), un lugar en donde se sienta intocable.

También es importante darse cuenta de que llevar un gato nuevo es uno de los mayores factores de estrés para los gatos que viven en tu casa, lo cual puede desencadenar o empeorar la FIC. Si los gatitos que tienes en casa son enemigos, es importante hacer algo al respecto, puedes encontrar algunas recomendaciones en mi artículo reciente sobre cómo detener las peleas entre gatos.

También he tenido mucho éxito en manejar las enfermedades físicas provocadas por el estrés en gatos con las soluciones de esencias florales. Además te recomiendo utilizar el aerosol de feromonas Feliway para tratar la tensión en casas en donde viven varios gatos, así como remedios homeopáticos para los síntomas específicos.

Por último, pero no menos importante, si sigues alimentando a tu gato con croquetas, te recomiendo firmemente hacer la transición a alimentos enlatados de alta calidad y posteriormente, a alimentos frescos. Los estudios demuestran que la alimentación rica en humedad reduce los síntomas de FIC.

De hecho, junto con los suplementos que ayudan a reconstruir las defensas de la vejiga, incluyendo MSM, glucosamina, probióticos y varias mezclas herbales, esta es la pieza más importante de este frustrante rompecabezas.

En mi experiencia, una alimentación apropiada para su especie, nutricionalmente balanceada, a base de alimentos frescos puede prevenir muchos casos de enfermedades del tracto urinario inferior en gatitos porque elimina el estrés metabólico y alimenticio.

Elegir alimentos libres de nutrientes sintéticos, colorantes, aditivos y transgénicos, así como alimentos mínimamente procesados (para evitar darle a tu gatito los AGEs y las acrilamidas contenidas en las croquetas extruidas) también puede ayudar a reducir los problemas digestivos, lo que, a su vez, ayuda a reducir el estrés inmunológico.

Debes ofrecerle a tu gato agua filtrada, fresca, libre de cloro y fluoruro en tazones de vidrio o acero inoxidable. Considera crear una zona sin ruido y libre de estrés para tu amigo felino, puede ser una habitación con luz solar natural (no con iluminación LED), sin equipo eléctrico o ruters que emitan EMFs, con un espacio oscuro en donde pueda esconderse durante el día.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Journal of the American Veterinary Medical Association, January 1, 2011, Vol. 238, No. 1, Pages 67-73
  • 2 Journal of Veterinary Internal Medicine, 2011 Jul-Aug; 25(4): 784-796
  • 3 Today's Veterinary Practice, November/December 2013