Los 7 Comentarios Más Desagradables que le Puedes Hacer a los Dueños de Gatos

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Julio 20, 2017 | 3,378 vistas

Historia en Breve

  • Las personas que prefieren los perros – o no les importan los animales en absoluto – algunas veces podrían hacer comentarios que son irritantes, insensibles e ignorantes con respecto a los gatos
  • Cuando las personas dicen comentarios como que los perros son más amigables, inteligentes y que no son tan flojos como los gatos, es porque esas personas sólo hablan con base en su conocimiento limitado y no en los hechos reales
  • Las suposiciones acerca de tener más de un gato, qué hacen los gatos todo el día, así como los comentarios sobre tu sensatez (o incluso tu cordura) suelen provenir de las ideas preconcebidas y la desinformación

Por la Dra. Becker

Las personas que aman los gatos (sabemos quiénes somos) entienden lo adorables, divertidos y perceptivos que pueden ser. También sabemos que no todas las personas sienten lo mismo por los gatos, por lo general debido a ideas preconcebidas y desinformación.

A menudo los dueños de gatos escuchan comentarios insensibles de personas que prefieren los perros y a quienes no les importa decir este tipo de cosas. Si estás leyendo esto y eres una de esas personas, entonces llegó el momento de pensarlo dos veces antes de decir un comentario de este tipo.

Hay algunas cosas que jamás deberías decirle al dueño de un gato, porque este tipo de comentarios solo muestra ignorancia – e incluso podrían llegar a herir los sentimientos de las personas – algo que ciertamente no quieres hacer.

Por otra parte, si tú eres el dueño del gato podrías responderle a esa persona y decirle que un gato podría llegar por la noche y atacarlo mientras duerme, por lo que debería tener cuidado.

De todos los comentarios de mal gusto que dicen sobre los gatos, estos son algunos de los más comunes.

1. “Me gustan más los perros porque son más amigables”

Cundo las personas hacen este tipo de comentarios, no parecen darse cuenta de que están sugiriendo que a ti no te gustan los animales amigables. Si bien es cierto que los gatos no siempre salen corriendo para verte cuando llegas a casa del trabajo.

En cambio, por lo general entran a la misma habitación (si llegan a hacerlo) y evalúan la situación, lo que los amantes de los perros interpretan como algo poco amigable. Los gatos no son fríos, más bien son cautelosos, serios y prudentes.

2. “De seguro tienes un gato”

Como dueño de gato, lo más probable es que tengas pelo de gato en tu suéter. Una respuesta a ese comentario podría ser “Sí, por supuesto”. Esto es algo que experimentas cuando tienes un gato, así como puede haber juguetes en tu sala cuando tienes hijos. Pero tal y como lo dice Vet Street:

“Si haces este tipo de comentario cuando estás en la casa de una persona que tiene un gato mientras te rascas la nariz, probablemente te echen de allí. No eres bienvenido en ese lugar, incluso cuando los gatos ni siquiera se metan contigo, porque apuesto a que tú y tus malos modales incomodan a todos los que viven en esa casa. Incluyendo a los gatos.”1

3. “¡No te vayas a volver una se esas señoras locas que tienen muchos gatos!”

Las personas que hacen este tipo de comentarios creen que son graciosas, pero esto puede considerarse un insulto. ¿Qué significa la palabra “loco” cuando se refiere a una señora (o señor) que le gustan mucho los gatos? y en este caso, ¿qué determina lo que es estar loco? Podría ser interesante preguntarle a esa persona qué quiso decir.

Hay millones de dueños de gatos, pero los que están locos (como los que aparecen en las noticias de la tarde) son raros y a veces incluso heroicos. Si a una persona le gustan los gatos no lo hace estar loco, es como si le dijéramos loca a una persona que le gustan los perros o cualquier otro animal. Es bastante grosero, sin importar si la persona que lo está diciendo es consciente de ello o no.

4. “Si tuviera gatos, no los dejaría subirse a las encimeras”

Cuando escuchas algo como esto tal vez lo primero que viene a tu mente es, “bien por ti. Te daremos un premio por eso”.

La realidad es que los gatos son gatos, no humanos y las personas que dicen todo lo que piensan tal vez no se dan cuenta de que tal vez es un comportamiento que estás intentando cambiar pero no quieres hacer una escena en frente de todos. Es como si le dijeras a alguien cómo criar a sus hijos o cómo mantener su casa limpia, algo que no es muy agradable.

5. “Jamás podría tener uno, soy alérgico a los gatos”

Al escuchar un comentario como este tal vez lo mejor que puedes hacer es expresar tu solidaridad; tener alergia a un animal doméstico puede ser muy doloroso, ya que debe ser muy triste no poder experimentar la alegría de tener un gato en casa.

Sin embargo, muchos dueños de gatos son alérgicos, pero han aprendido a controlar su problema porque no pueden vivir sin un gato. Algunas formas de lograrlo incluyen:

Dejar de alimentar a tu gato con alimento para mascota biológicamente inapropiado y comenzar a darle una alimentación apropiada para su especie. En los últimos años, he tenido decena de huéspedes que me han dicho que aunque son alérgicos a los gatos, no sufrieron ningún síntoma cuando se quedaron en mi casa. Eso gracias al alimento crudo que les doy a mis gatos.

Bañar bien a tu gato con champú orgánico, quizá una vez a la semana

Tener una rutina de limpieza sistemática para eliminar la caspa de los gatos al limpiar, aspirar y/o lavar los muebles, las cortinas, la cama de los gatos, etc.

Utilizar un purificador de aire iónico

Hacer de la habitación de la persona alérgica un área libre de gatos

Suplementar a los gatos con ácidos grasos omega-3 para reducir la pérdida de pelo y la caspa

6. “Los gatos son muy flojos”

Todos los dueños de gatos saben que los felinos domésticos tienen una vida secreta que la demás gente no conoce, lo que podría involucrar volar por los aires para alcanzar su pelota favorita o cualquier otro juguete. A menos que esté viejo y prefiera descansar, los gatos tienen una vida nocturna muy activa que puede ser fascinante (aunque algunas veces exasperante). Pero al igual que las personas, a los gatos también les gusta descansar.

Este tipo de comentarios hace evidente que estás en presencia de una persona que carece de conocimiento sobre el tema del que está hablando. Pero puedes ser paciente, si así lo deseas.

7. “¿Qué harás con tu gato cuando tengas a tu bebé?”

Aunque hay quienes no pueden entender cómo hay personas que tienen hijos pequeños y tienen gatos en su casa, algo que pocos saben es que los hogares con mascotas tienen bebés con menos alergias, incuso a futuro.

Además, tener un gato también puede ayudar a los niños pequeños a entender y respetar a los animales, pero eso, por supuesto, que requiere de supervisión y orientación, especialmente para el niño. Vet Street también advierte que:

“Los viejos cuentos sobre los gatos robando el aliento o sofocando a los bebés mientras duermen es un mito que no ha sido demostrado. Independientemente de eso, los bebés y los niños pequeños jamás deben dejarse solos con ningún tipo de mascota, ya sea perro, gato, cobaya o cangrejo ermitaño.”2

Respuesta: “Los Gatos No Siempre Son Apreciados y Algunas Personas Tampoco”

Un artículo de Popular Science bromea diciendo:

“A algunas personas simplemente no les gustan los gatos. Está bien. A algunas personas no les gusta la pizza. O los perros. O Harry Potter. Pero las personas que odian los gatos no están satisfechas con el hecho de que no tienen un gato. Tienen que arrastrar al resto de las personas con ellos… Lo primero que notas al adentrarte en el sórdido inframundo de las personas que odian los gatos es que es un viejo pasatiempo.”3

El artículo cita a una persona que afirma que los gatos son “seres egoístas, insensibles y perjudiciales para el medio ambiente”, lo que da lugar a una de las suposiciones más comunes y más mezquinas: que tu gato probablemente no te quiere, no te muestra afecto y podría estar volviéndote loco.

No creas nada de eso. Tenemos gatos porque sabemos que son adorables, entendemos que al igual que todos nosotros tienen sus peculiaridades y no una trama diabólica como la que Steve Martin solía decir, roban los cheques de tu buzón para ir a comprar juguetes para gato, que no puedes regresar porque tiene baba de gato por todos lados.

En realidad, los gatos pueden ser muy confortantes ya que tienen un sexto sentido y se quedan cerca de ti cuando has tenido un mal día, no tienen miedo a conectarse emocionalmente contigo, te extrañan cuando no estás incluso cuando no lo demuestran y se apropian de alguna parte de tu casa, tal y como lo hace cualquier otro miembro de tu familia.

Es bastante irónico cuando lo piensas. Las personas que no tienen gatos no saben de lo que se están perdiendo.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 2 Vet Street March 13, 2014
  • 3 Popular Science October 22, 2014