¿Por Qué Dormir con Tu Mascota Puede ser Complicado?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Agosto 31, 2017 | 3,814 vistas

Historia en Breve

  • Existen tantos tipos diferentes de animales en el planeta que no debería ser ninguna sorpresa que, si comen y juegan de manera diferente— en comparación con los humanos — probablemente también duerman de forma diferente
  • Un científico señala que el sueño se compone de dos partes: el sueño REM y el sueño no REM, y los seres humanos necesitan tener ambos, pero esto no siempre sucede en los animales
  • Algunas personas piensan que las hormigas nunca duermen, o que las vacas y los caballos pueden dormir de pie, pero lo que ellos y otros animales experimentan cuando cierran los ojos es diferente, en función de su especie
  • A algunos animales les gusta pasear o jugar de noche y dormir durante el día, como es el caso de los felinos; varios tipos de aves pueden dormir durante el vuelo, mientras que las jirafas descansan adecuadamente al dormir tan solo cinco minutos al día

Por la Dra. Becker

Casi todo el mundo sabe que, dormir la cantidad de horas adecuadas, es crucial para tener una buena salud. Al parecer, los animales también lo saben, porque algunos de ellos llegan a tomar medidas extremas para conciliar el sueño.

Posiblemente, las personas que han analizado estudios científicos sobre el sueño ya conozcan que la fase REM — o los movimientos oculares rápidos en un sueño profundo que nos permite (al igual que a los animales) soñar — a menudo "se caracteriza por movimientos rápidos y aleatorios de los ojos", explica Medical News Today.

Si bien, no siempre es el caso, un artículo de Nature afirma porque:

"Resulta que... el término 'REM' es un término equivocado, ya que, los animales podrían demostrar un sueño en fase REM a pesar de que sus ojos no se mueven, y sus cuerpos no se contraen”.1

Si lo primero que pensaste cuando leíste la palabra ‘contracción’ es lo que parece que ocurre algunas veces, cuando los perros y gatos duermen, con ligeros temblores o espasmos involuntarios que son tan adorables; esto significa que entran en un período de sueño que es necesario para que conserven su energía, continúen haciendo lo que necesitan hacer, cuando están despiertos y permanezcan saludables.

Aparentemente, los animales no realizan su ritmo circadiano de forma similar al de los humanos. Observar cómo duermen algunos animales es interesante por varias razones, pero es importante que las personas que duermen con sus mascotas conozcan las manías, con base en estudios científicos, que estas tienen; que al parecer, muy frecuentemente son gatos y/o perros, los cuales no siempre le permiten a los seres humanos entrar en la fase de sueño más profundo, que con el tiempo podría convertirse en un problema.

Como señala el Dr. Adrian Morrison, profesor de neurociencia del comportamiento en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Pensilvania, "el sueño se compone de dos partes: el sueño REM y el sueño no REM. Para poder dormir completa y adecuadamente, los seres humanos necesitan tener ambos tipos, pero en los animales, no siempre es el caso”.2

¿Cuáles Son Algunas Diferencias del Sueño Entre, Digamos: un Albatros y un Ornitorrinco?

Por supuesto que, todos los animales son diferentes. Los ratones y osos hormigueros tienen diferentes patrones de sueño, al igual que los peces y las orugas.

Jerome M. Siegel, profesor de psiquiatría y ciencias biológicas en el Centro de Investigación del Sueño de la UCLA, sostiene que para los seres humanos y los animales por igual, el factor más importante en el sueño es dormir la cantidad de horas necesarias para aumentar la eficiencia corporal.3

Eso podría abarcar una gran cantidad de cuestiones muy diferentes, en función de la especie, lo cual podría conocer si compara el aspecto del sueño en algunos miembros del reino animal. Enseguida se encuentra una lista de las 10 notables diferencias entre los animales cuando duermen:

1. Posiblemente, los amantes de los gatos ya sepan que sus amigos felinos duermen una excesiva cantidad de tiempo — 13 o 14 horas al día, o más en la mayoría de los casos.

Los felinos silvestres, tales como los leopardos y leones, duermen la mayor parte durante el día. De esta manera están mejor preparados para cazar por la noche, y no tienen que estar constantemente vigilando, por su instinto de conservación.

Si tienes uno o más gatos en tu hogar, es posible que estés muy bien enterado de que los gatitos domésticos son muy activos durante la noche. De hecho, pueden ser total y absolutamente energéticos, lo que podría ser tanto entretenido como agravante, en función de la fase del ciclo del sueño en la que te encuentres.

2. En cuanto al tema del instinto de conservación, el babuino o Papión Africano duerme “colgado” de sus talones — posiblemente listo para moverse rápidamente — en ramas de árboles muy por encima del suelo, pendiendo un poco de sus colas para mantener el equilibrio, en vez de aferrarse, según señaló un fascinante estudio.4

Algunos árboles en los que los babuinos dormían fueron elegidos únicamente para ese propósito, y algunas veces fueron utilizados por grandes grupos durante años.

Los investigadores se enfocaron — en particular — en un árbol de 45 pies de alto, que no tenía conexión con ningún otro árbol, y los troncos de muchos estaban cubiertos de espinas, aunque frecuentemente, después de utilizarlos por mucho tiempo, las ramas estaban lisas y sin espinas.

Varios babuinos, de ambos sexos y de todas las edades, utilizaban los mismos árboles, que a menudo abandonaban una o dos noches a la semana para confundir a los, potencialmente merodeadores, leones y leopardos.

3. Muchas personas piensan que las hormigas nunca duermen, pero un estudio sobre las hormigas rojas indica que estos insectos, que viven en colonias y tienen una vida social activa, duermen alrededor de 253 veces al día y presentan patrones llamados "episodios de sueño", los cuales duran un poco más de un minuto.

4. Por otro lado, al parecer, las jirafas no tienen problemas al encontrarse en un estado de privación de sueño, al menos desde una perspectiva humana, ya que podrían pasar semanas sin tomar más que una siesta, y realmente, podrían funcionar adecuadamente al dormir tan solo durante cinco minutos por día.5

5. Las vacas y los caballos pueden dormir de pie, pero no experimentan un sueño REM completo a menos que se acuesten, porque sus patas tienen lo que los científicos denominan el "aparato de sustentación pasiva", un artículo de National Geographic revela:

"La mayoría de los herbívoros terrestres de cuatro patas — entre ellos, las vacas, alces, rinocerontes, bisontes y caballos — pueden dormitar ligeramente parados sobre sus patas, pero tienen que acostarse para dormir profundamente... Sus extremidades contienen tendones y ligamentos que le permiten al animal permanecer de pie con un mínimo de esfuerzo muscular, y por lo tanto le permiten estar de pie — e incluso dormitar — por largos períodos”.6

Aparentemente, cuando los caballos duermen, mientras están de pie, podrían encontrarse tanto en un estado de somnolencia o lo que se conoce como "sueño de onda lenta", según Amy Johnson de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Pensilvania.7

6. Las ondas cerebrales de los delfines revelan que podrían dormir con solo la mitad de su cerebro, por lo que literalmente la mitad de su hemisferio cerebral está ocupado en el sueño no REM, mientras la otra mitad se encuentra despierta.

En consecuencia, los delfines tienen tres modalidades de sueño: uno con el lado izquierdo de su cerebro, otro con el lado derecho de su cerebro, o completamente despiertos, explica Scientific American.8

7. Vet Street indica algo que, lo que muchas personas han notado y encuentran bastante extraño e intrigante, es que, los murciélagos duermen al revés.

"Los murciélagos duermen boca abajo por varias razones, esto les convierte en unas presas menos obvias, y les permite despegar en cualquier momento, en caso de que surja alguna amenaza. Los murciélagos deben caer en vuelo debido a que sus alas no son lo suficientemente fuertes como para poder descender desde una posición de pie”.9

8. En el caso de los ornitorrincos, que los científicos indican, pasan más tiempo en estado de REM, en comparación con cualquier otro animal, se mueven cuando duermen, y sus movimientos se parecen mucho a los que hacen cuando matan a los crustáceos, que son su presa para alimentarse.

Un informe de 1860, que fue antes de que el tema del sueño REM se descubriera, señalaba que los ornitorrincos jóvenes exhibían movimientos de "nado" con sus patas delanteras mientras dormían.10

9. Un albatros puede dormir durante un vuelo. Aparentemente, no son las únicas aves que tienen esta habilidad. Las fragatas vuelan y buscan presas para comer sobre el océano, pero durante la noche, podrían cambiar a un sueño de ondas lentas, o SWS, a través de utilizar ambos hemisferios cerebrales, un fenómeno llamado sueño unihemisférico.

Algunas aves duermen con un ojo abierto, para vigilar a posibles depredadores que puedan aparecer. En el caso de las aves, la fase del sueño REM es deliberadamente corta — señala un estudio — ya que solo dura unos segundos, por lo que podrían reducir el riesgo de ser atacados cuando se encuentran inmóviles en algún lugar.11

10. ¿Estás listo para el siguiente dato? Un caracol del desierto podría dormir, o hibernar, durante un período de tiempo tan largo como tres años. All Pet News proporciona más información al respecto:

"Estas criaturas necesitan mantenerse húmedas para sobrevivir, lo cual podría ser difícil cuando viven en climas desérticos adversos. Por lo tanto, se entierran bajo tierra para protegerse hasta que el ambiente sea más idóneo.

Mientras tanto, ellos se protegen al sellarse en sus conchas a través de utilizar una cantidad de mucosidad adicional. El metabolismo de estos animales se ralentiza, y son capaces de sobrevivir de sus reservas de grasas hasta que despiertan”.12

Existen muchos aspectos fascinantes en el reino animal, y es divertido explorar cómo los diferentes animales comen, juegan, viven y, en efecto, ellos sí duermen. Ha habido mucha especulación con respecto a si los animales sueñan, al menos de manera similar a los humanos, y parece que algunos sí lo hacen.

En el caso particular de los gatos, estos presentan todos los indicios de que sí sueñan, sobre todo cuando se les observa arquear sus espaldas, flexionar sus garras, o aparentemente, al enfocar su mirada en objetos invisibles, mientras duermen. Esto solo demuestra que, despiertos o dormidos, algunos gatos "viven sus sueños".

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 10 Nature August 13, 1998
  • 2, 3, 9 Vet Street May 14, 2012
  • 4 American Journal of Primatology 6:1-14 (1984)
  • 5, 6, 7 National Geographic July 11, 2015
  • 8 Scientific American September 1, 2016
  • 11 Sleep Foundation 2017
  • 12 All Pet News February 14, 2014