A menudo este es el primer signo de que tu gato está enfermo, por favor no lo ignores

gato deprimido

Historia en Breve -

  • Un gatito puede parecer deprimido, sin embargo, lo más probable es que no se trate de un problema real de depresión, sino que hay algo, ya sea físico o ambiental, que le está creando estrés en lugar de depresión
  • Si tu gatito cambia su comportamiento, lo que por lo general es la primera señal de un problema de salud, lo primero que debes hacer es consultar a tu veterinario para descartar una enfermedad subyacente
  • En el caso de los gatos sanos, por lo general, la depresión es causada por los estresores en su entorno, por lo que debes hacer algo al respecto
  • Las áreas de estrés para los gatos que viven en espacios cerrados tienden estar relacionadas con la alimentación, así como con factores visuales, auditivos, olfativos y/o somáticos

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Los gatos pueden ser pequeñas criaturas temperamentales y gran parte de lo que piensan y sienten es un misterio. Muchos gatitos parecen tener cambios de humor en un abrir y cerrar de ojos. Por ejemplo, en un minuto el pequeño Tiger está ronroneando con satisfacción en tu regazo mientras lo acaricias y de repente cambia de parecer y comienza a gruñirte.

Debido a que la mayoría de nosotros nos basamos únicamente en nuestra propia experiencia, tendemos a etiquetar el comportamiento de los gatos con palabras que utilizamos para describir las emociones y el comportamiento humano. Por ejemplo, muchos dueños de gatos creen que su gato "hace berrinche," tiene "ataques de ira" o es "hiperactivo."

La verdad es que probablemente existen muy pocas similitudes, si no es que ninguna, entre el comportamiento de los gatos y los humanos, pero debido a que los gatos son tan enigmáticos y no pueden expresar sus sentimientos, tendemos a interpretar su comportamiento en base a nuestras experiencias personales como seres humanos.

¿Es posible que los os gatos se depriman?

Un estado de ánimo que muchos dueños de mascotas suelen atribuirle a su gato es la depresión. Sin embargo, hasta donde sabemos, los gatitos no sufren de depresión de la forma en la que conocemos esta enfermedad.

En humanos, la depresión puede ser temporal, provocada por una situación triste o estresante. También puede tener una causa médica. Pero la única manera en la que los médicos y terapeutas pueden diagnosticar la depresión es a través de los síntomas descritos por sus pacientes.

Los dueños de gatos y veterinarios tienen una gran desventaja con respecto a este problema, porque obviamente no podemos preguntarle a un gato cómo se siente. Dependemos de las observaciones de su comportamiento para determinar si le está pasando algo.

Los gatos que están estresados (que probablemente es un término más apropiado que deprimido) tienden a mostrar una variedad de comportamientos, tales como comer menos, esconderse más, silbar o gruñir lo que quiere decir, "¡Mantén tu distancia!". También pueden manifestar otros comportamientos como evitar la caja de arena y problemas de sueño.

Pero si alguna vez has pasado algo de tiempo con un gato, entonces ya sabes que estos mismos comportamientos están presentes en una larga lista de trastornos y enfermedades felinas y también ya sabes que la primera señal (y muchas veces la única) de que un gato está enfermo es un cambio en su comportamiento, lo primero que debes hacer en un caso como este es consultar a tu veterinario.

El dolor puede ser difícil de detectar en los gatos y es algo muy común entre gatitos de edad avanzada y geriátricos y una enfermedad dolorosa puede hacer que tu mascota parezca aún más deprimida. Así que si notas un cambio en el comportamiento de tu gato, la regla de oro es asumir que el problema es físico y que no se trata simplemente de su mal humor.

En la gran mayoría de los casos, siempre hay un problema de salud subyacente que debe tratarse y cuanto antes lo lleves al veterinario para que le realicen las pruebas y el tratamiento necesario, más pronto se sentirá mejor.

Si tu veterinario te dice que tu gato goza de buena salud y/o que lo han tratado exitosamente por un problema médico subyacente, pero su comportamiento sigue siendo el mismo, entonces el siguiente paso es buscar los posibles estresores en su entorno.

5 áreas en las que te debes enfocar para reducir el estrés de tu gato

Lo contrario de estar estresado es estar relajado, razón por la que las técnicas para controlar el estrés involucran promover la relajación. En el caso de los humanos, esto por lo general implica una actividad – meditar, tomar clases de yoga, hacer ejercicios de respiración profunda, visualización guiada, ejercicios físicos, etc.

Sin embargo, en el caso de los gatos es un poco diferente. Necesitan un entorno idealmente adaptado para un felino para que puedan llevar un estilo de vida cómodo y sereno. Lo que debes hacer por tu gato es pensar cómo se siente con la situación de vida que tiene con base en sus cinco sentidos, vista, oído, olfato, gusto y tacto.

1. Reducir el estrés relacionado con su alimentación. La alimentación apropiada para los gatos, que son carnívoros, es a base de alimentos húmedos, frescos, nutricionalmente balanceados y sin adulterar, compuesta principalmente de carne animal de grado humano (de preferencia proveniente de animales de pastoreo), grasas de alta calidad y de origen animal y una pequeña cantidad de frutas y vegetales.

Las frutas y vegetales proporcionan los antioxidantes y la fibra a los animales que ya no cazan presas. Además, debes incorporar otras fuentes naturales de oligoelementos, vitaminas y ácidos grasos, esto debido a que los suelos en los que cultivan los alimentos ya no cuentan con muchos de los nutrientes que las mascotas necesitan.

Darle a tu gato una alimentación diseñada para un animal carnívoro es la mejor forma de prevenir el estrés relacionado con la nutrición. En comparación con los gatos más jóvenes, los gatos de edad avanzada necesitan mayores niveles de proteína, esto con el fin de prevenir el deterioro en su masa corporal magra a medida que envejecen.

También debes darle a tu gato agua purificada y fresca libre de cloro y fluoruro en un tazón de vidrio o acero inoxidable.

Mantener una buena salud dental en tu gato también es muy importante para prevenir el estrés relacionado con la alimentación. Otro aspecto importante es controlar las bolas de pelos. También te recomiendo consultar a un veterinario integral para que te oriente sobre los suplementos alimenticios, como las enzimas digestivas.

Asegurarte de que tu gato haga ejercicio todos los días y los masajes regulares lo ayudarán con su motilidad GI.

2. Reducir el estrés visual. Tu gatito aprecia mucho la iluminación en su entorno. Algunas veces querrá sentarse bajo la luz solar (te recomiendo abrir las cortinas todos los días para permitir que la luz natural entre por la ventana). Sin embargo, en algunas ocasiones prefiere un lugar oscuro (sin Wi-Fi) en donde pueda esconderse o tomar una siesta.

Es muy importante darle un descanso de la luz fluorescente, artificial, esto puedes lograrlo utilizando cajas, túneles de juego, pedestales en diferentes lugares, closets – incluso utilizando un armario vacío al que pueda acceder de forma segura.

El aburrimiento también causa estrés, por lo que deberías considerar ponerle videos de gatos o poner un pedestal en la ventana en donde tu gato pueda relajarse y ver todo lo que pasa en el vecindario o los pájaros en el patio trasero. También debe hacer ejercicio y participar en sesiones de juego.

3. Reducir el estrés auditivo. Los estudios demuestran que la música modula tanto la función cardíaca como neurológica, lo que ayuda a reducir los niveles de estrés. La música clásica lenta parece ser la que más relaja a los animales.

Y aunque a muchas personas les gusta mantener la televisión o la radio prendida en la casa, es importante darle a tu gato la oportunidad de experimentar el silencio en algún lugar de la casa.

La música fuerte, el ruido de muchos de los programas de televisión y las discusiones entre humanos en la casa elevan los niveles de estrés y promueven la respuesta inflamatoria sistémica.

4. Reducir el estrés olfativo. Algunos olores que pueden estresar a tu gato incluyen el humo del cigarro, el olor de los productos químicos de limpieza, las colonias, los aromatizantes y las velas aromáticas. Los gases expedidos por las alfombras, muebles y tapicería nuevos también puede afectar negativamente a los gatos.

La calidad del aire es sumamente importante para los gatos, así que debes cambiar regularmente los filtros de aire. También son muy sensibles a los contaminantes transportados por el aire, incluyendo las esporas de moho. Mantener purificado el aire de tu casa reduce el estrés respiratorio.

Los gatitos son conocidos por responder positivamente a ciertos aromas, incluyendo el aire fresco, catnip, lavanda, flores de manzanilla, raíz de valeriana y las feromonas.

Experimenta con una gran variedad de estos olores y observa cuales le gustan a tu gato. Si descubres que tiene un olor favorito, considera añadirlo al área de tu hogar en donde tu gato pasa más tiempo. Una forma segura de hacerlo es poniendo una pequeña cantidad de estas hierbas secas para difundir naturalmente su aroma en una habitación.

Puedes comprar catnip en una variedad de formas diferentes – puedes encontrarla en forma de juguete, copos y gránulos que puedes rociar en toda tu casa, así como otros accesorios para gatos con catnip. Busca las opciones orgánicas.

También debes proporcionarle un lugar libre de PBDE en donde pueda acostarse o descansar. La mayoría de las camas contienen sustancias químicas retardantes de llamas que se han relacionado con problemas endocrinos en los gatos.

Si te acabas de mudar a una casa nueva, acabas de pintar tu casa o instalar alfombras, muebles o tapicería nueva, te recomiendo utilizar un purificador de aire para reducir las sustancias químicas liberadas.

5. Reducir el estrés somático. Darle masajes a tu gato es una buena manera de reducir todo tipo de síntomas relacionados con el estrés, tales como la ansiedad, dolor y depresión.

Acariciar, abrazar y cepillar a tu gato, siempre y cuando le guste, no solo reducirá sus niveles de estrés, sino que también fortalecerá su vínculo. La acupuntura y la quiropráctica también pueden aliviar el estrés y reforzar su función inmunológica.

Otra forma de aliviar el estrés que ha sido muy efectiva para mí es utilizar soluciones de esencias florales. También te sugiero utilizar aerosol de feromonas Feliway y remedios homeopáticos para los síntomas específicos.

+ Fuentes y Referencias
Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo