Las 3 principales razones para darle una alimentación casera a tu mascota...

alimento casero para mascotas

Historia en Breve -

  • La comida comercial para perros o gatos que compres esté hecha con ingredientes aptos para consumo humano, estás alimentando a tu mascota con proteína procesada. La harina de carne es básicamente pedazos y partes de algún animal–no podemos saber cuáles a ciencia cierta
  • Los perros o gatitos carnívoros no debe ser alimentados con carbohidratos tales como el grano, maíz, trigo, arroz y, sobre todo, soya. Los caninos y felinos no requieren biológicamente de los granos y, en particular, los perros pueden tener problemas para digerirlos
  • La gran mayoría de la comida para mascotas en el mercado contiene productos químicos, conservadores, emulsionantes y colorantes artificiales
  • Un beneficio de optar por la comida casera es que puedes ahorrar dinero al comprar grandes cantidades de carnes y vegetales cuando están en oferta
  • Otro maravilloso beneficio de preparar comida casera es que cuando sigues una receta de comidas balanceadas, que es lo que te voy a recomendar, estarás completamente seguro de que estás haciendo el mejor trabajo posible para nutrir a tu mascota

Por la Dra. Becker

Escucha a la Dra. Karen Becker analizar las ventajas de darle a las mascotas de tu familia un tipo de comida sana y saludable que puedes preparar en tu propia cocina a un menor que precio de lo que cuesta la comida para mascotas comercial de alta gama.

¿Alguna vez te has preguntado qué contiene exactamente esa lata o bolsa de comida para mascotas que le das a tu querido amigo cuadrúpedo todos los días?

Si es así, no eres el único.

En mi experiencia, la razón principal por la que los dueños de mascotas consideran la posibilidad de darle comida casera a su perrito es porque les preocupa la calidad. ¿Qué contiene realmente esa bolsa gigante de croquetas secas para perro o esa pequeña lata de comida a la que tu gatito parece ser adicto?

La comida comercial para mascotas está laxamente regulada

Probablemente ignores que, a diferencia de los alimentos que consumes, la regulación gubernamental sobre la calidad de los alimentos para mascotas es muy escasa. El USDA no la controla y tampoco lo hace la FDA ni la AAFCO (Asociación Americana de Oficiales Controladores de Alimentos).

Ninguna de estas agencias supervisa lo que los fabricantes privados de alimentos para mascotas ponen en sus productos.

El control de calidad de la comida para mascotas se rige por cada estado, y aunque existen ciertos códigos reglamentarios, no se relacionan con la capacidad de absorción, digestibilidad o calidad general que tienen los alimentos para mascotas comercialmente preparados.

Esto significa que debes depositar tu confianza en las compañías que fabrican la comida para mascotas que compras, y también debes confiar en la precisión de las etiquetas en el empaque.

Para muchas personas–sobre todo aquellas que han tenido una mala experiencia en alimentar a su perro o gato con alimentos comerciales–esto simplemente no es suficiente.

Incluso las marcas de comida que muchos veterinarios respaldan no cumplen con lo que afirman en su publicidad y han causado problemas de salud en las mascotas.

En vista de la poca regulación y cuestionable calidad de muchos tipos de comida comercial, cada vez más dueños de perros y gatos desconfían en lo que les dan a los peludos miembros de su familia.

Esto no quiere decir que no existan alimentos de buena calidad en el mercado, pero muchas personas simplemente ya no creen en la industria de la comida para mascotas y están ansiosas por aprender a preparar su propia comida en casa.

El mayor inconveniente de la comida casera

En lo particular, como veterinaria integradora y de bienestar que entiende la conexión vital entre la nutrición y la salud, reconozco a todos los propietarios que se comprometen a preparar y alimentar a sus mascotas con comida casera.

Sin embargo, este es el problema–si vas a optar por la comida casera, debes hacerlo correctamente. Y con esto me refiero a preparar una comida equilibrada. Un problema cada vez más común en mi consultorio son las mascotas con problemas de salud derivados de una alimentación casera desequilibrada.

A pesar de que lo hagas con las mejores intenciones, si cambias el tipo de alimentación de tu perro o gato por una casera que esté desequilibrada, puedes dañar gravemente su salud, que es exactamente lo que en primer lugar estás tratando de evitar.

En breve te explicaré cómo evitar este peligro insospechado.

La comida de grado humano no es exclusivamente para humanos

A menos que la comida comercial para perros o gatos que compres esté hecha con ingredientes aptos para consumo humano, estás alimentando a tu mascota con proteína procesada. La harina de carne es básicamente pedazos y partes de algún animal–no podemos saber cuáles a ciencia cierta. Esta proteína de baja calidad es todo menos una nutrición adecuada para tu mascota.

Por desgracia, la comida para mascotas comercial que está fabricada exclusivamente con ingredientes aptos para el consumo humano suele ser al menos 3 veces más cara en comparación con la comida que contiene proteína en bruto.

Esta es una de las principales razones para cambiar la comida de tu mascota por una casera. Tú tienes el control total sobre lo que entra en el hocico de tu perro o gato, y puedes cerciorarte de que le estás dando proteínas de alta calidad y grado humano, y no la variedad de piezas y partes en bruto.

Elimina los granos

Otra razón por la que debes considerar darle a tu mascota una comida balanceada y casera es porque de esta manera puedes asegurarte de que sea apropiada para su especie.

En la actualidad, muchos dueños están cada vez más informados sobre qué constituye una nutrición biológicamente correcta para los animales de compañía.

Por ejemplo, muchos ignoran que su perro o gatito carnívoro no debe ser alimentado con carbohidratos tales como el grano, maíz, trigo, arroz y, sobre todo, soya. Los caninos y felinos no requieren biológicamente de los granos y, en particular, los perros pueden tener problemas para digerirlos, por lo que no es recomendable que se los des a tus mascotas.

Dependiendo de dónde vivas, quizás ya sepas lo difícil que puede ser encontrar comida para mascotas comercialmente disponible que sea:

  • Sin granos
  • Hecha con ingredientes de grado humano
  • Asequible

Esta es otra razón por la que cada vez más dueños buscan preparar comida casera–puede ser menos costoso y menos frustrante que tratar de encontrar a la venta un tipo de comida para mascotas que sea asequible y de alta calidad.

Aditivos y conservadores

La gran mayoría de la comida para mascotas en el mercado contiene productos químicos, conservadores, emulsionantes y colorantes artificiales que los propietarios no quieren darle a sus animales.

Incluso las marcas comerciales de alto nivel utilizan potenciadores del sabor y otras grasas que hacen que la comida sea más apetecible para tu perro o gato, pero también menos saludable.

Otros beneficios de la comida casera para mascotas

Ya hemos explicado algunas de las ventajas de preparar comida casera para tu perro o gato, por ejemplo:

  • Tendrás el control total sobre la lista de ingredientes y podrás eliminar todos los aditivos y conservadores
  • Puedes elegir los vegetales correctos para las necesidades particulares de tu mascota, incluso aquellos con mejores propiedades antioxidantes o medicinales
  • Puedes decidir qué fuentes de carne darle a tu mascota, lo cual es sumamente importante si tienes un gato o un perro que sea alérgico a ciertos tipos de proteínas.

Otro beneficio de optar por la comida casera es que puedes ahorrar dinero al comprar grandes cantidades de carnes y vegetales cuando están en oferta. Semanas o incluso meses antes puedes preparar, empaquetar y congelar la comida casera.

También puedes unirte con tus amigos que tengan mascotas y comprar ingredientes en cantidades incluso mayores. Esto puede ser económico y te ahorrará tiempo si logras distribuir el gasto y preparar la comida con anticipación entre todo el grupo.

Otro maravilloso beneficio de preparar comida casera es que cuando sigues una receta de comidas balanceadas, que es lo que te voy a recomendar, estarás completamente seguro de que estás haciendo el mejor trabajo posible para nutrir a tu mascota. Asimismo, estarás:

  • Cumpliendo con el vehemente requisito de alimentos vivos de tu perro o gato
  • Proporcionándole alimentos con nutrientes equilibrados y apropiados para su especie que sean ricos en ácidos grasos omega y contengan suplementos de vitaminas y minerales en las proporciones correctas

Alimentos reales para tener perros y gatos sanos

En conjunto con Beth Taylor, coach de estilo de vida y consultora de nutrición de mascotas, he escrito un libro de recetas para hacer comida casera titulado Real Food for Healthy Dogs & Cats.

Las recetas de nuestro libro no solo cumplen con los estándares de la AAFCO, sino que también cumplen con los requisitos nutricionales de una alimentación sana y biológicamente apropiada para todas las etapas de la vida de una mascota, tal y como lo establece el Consejo Nacional de Investigación (NRC, por sus siglas en inglés) y la alimentación ancestral para perros y gatos.

Así que, ya sea que tu amigo cuadrúpedo sea un canino o felino, joven o de edad avanzada, existen recetas en nuestro libro que satisfarán las necesidades nutricionales de tu mascota.

Otra gran novedad de Real Food for Healthy Dogs & Cats es que, si la idea de preparar alimentos para tu mascota es intimidante, hemos proporcionado recetas equilibradas y fáciles de seguir que incluso un principiante puede preparar.

Las recetas en nuestro libro ofrecen una gran variedad nutricional, además, ofrecemos instrucciones sobre cómo preparar y almacenar las comidas de manera eficiente.

En el libro encontrarás un capítulo sobre cómo seleccionar premios saludables para tu mascota.

Asimismo, en otro capítulo descubrirás cómo incorporar la comida comercial cruda y preparada en una alimentación casera.

En el caso de los propietarios que quieran preparar comidas balanceadas y apropiadas para la especie de su mascota pero que no estén listos para hacerlas crudas, también existen recetas para preparar comida casera y cocida.

Además de la preparación de alimentos, nuestro libro te muestra cómo crear mezclas esenciales de vitaminas y minerales a partir de productos que puedes comprar en tu tienda local de alimentos saludables. De igual forma, te explicamos cómo mezclar los suplementos en cantidades apropiadas y luego agregarlos a cada lote de comida casera en las cantidades adecuadas según el peso corporal de tu mascota.

La suplementación de vitaminas y minerales junto con la comida casera te permitirán preparar comidas que son nutricionalmente completas y que además cumplirán con todos los estándares de referencia de requerimientos sugeridos.

Tanto a Beth como a mí nos enorgullece poder ofrecerte nuestro libro. Existen pocas cosas igual de satisfactorias como saber que estás preparando comida casera adecuada para tu perro o gato en tu propia cocina.

Las recetas que ofrecemos en Real Food no solo son fáciles de preparar, sino que también están diseñadas para crear una salud vibrante en tu querida mascota.

+ Fuentes y Referencias
Publique su comentario