Peligro en los juguetes para gatos: Pueden dañar a tu gato o incluso ser mortales

Historia en Breve -

  • Hay varios tipos de juguetes novedosos disponibles para entretener a tu gato, pero los expertos dicen que no siempre son seguros e incluso pueden ser letales
  • La forma en que está constituida la lengua de un gato es algo parecido a una lija, ya que su superficie está conformada por pequeñas púas con vista hacia atrás, lo que beneficia al gato al momento de acicalarse, pero prácticamente obliga al animal a tragar cosas
  • Algunas personas se preguntan si el catnip es adictivo o alucinógeno para los felinos, pero hay otros factores que pueden hacer que esta hierba aparentemente inofensiva sea una toxina que nunca te hubieras imaginado
  • Los gatos han cazado pájaros durante miles de años, pero por lo general no ingieren sus plumas; sin embargo, los juguetes de plumas representan un problema cuando los felinos terminan por comérselas de todos modos, tal como lo confirman los veterinarios

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Tal vez hay miles de juguetes para gatos disponibles en el mercado, y todos están diseñados para atraer el interés de esos dulces felinos con corazón de león que son los reyes de nuestras casas y a los que llamamos mascotas. Encontrarás varitas, señuelos, montañas rusas multinivel para canicas y pelotas brillantes, todo con el objetivo de entretener a nuestros gatitos e incluso hacer que se ejerciten un poco mientras se divierten.

Sin embargo, algo que quizás nunca hayas considerado es que algunos juguetes para gatos, incluso muchos elaborados por respetados y prestigiosos fabricantes de juguetes, pueden plantear peligros que podrían dañar o incluso resultar fatales para tu gato.

De acuerdo con la veterinaria Katarina Luther, propietaria de Cat Care Clinic en Madison, Wisconsin, esta es una de las razones:

"...por la simple pero ingeniosa anatomía de la lengua felina. La típica sensación lijosa de la lengua de un gato en realidad se debe a su gran cantidad de pequeñas púas con vista hacia atrás, lo cual es beneficioso para el gato a la hora de acicalarse.

Cuando se encuentran con materiales como las cuerdas u otras telas, estas púas pueden actuar como velcro y prácticamente obligan al gato a seguir ingiriendo y tragando el objeto, en lugar de escupirlo.

Una vez que se ingiere, el juguete puede causar serios problemas si no es detectado y tratado rápidamente".1

Entre las plumas, campanas y colores que cautivan a nuestros peludos amigos felinos, a continuación encontrarás una lista de siete artículos a tener en cuenta a la hora de comprar o lanzar un juguete.

1. Catnip

Aunque hay quienes podrían estar preocupados de que la Nepeta cataria, comúnmente conocida como catnip, pueda ser adictiva o algún tipo de alucinógeno para sus gatos, no hay nada temer, no obstante es intrigante que los gatos parezcan volverse un poco locos cuando se encuentran con la hierba en el jardín, o cuando alguien les arroja un juguete relleno de catnip.

The Catnip Times denomina al catnip como un atrayente. Se le conoce como nepetalactona y también es una feromona, ya que secreta una mezcla única de sustancias químicas que desencadenan una respuesta felina vertiginosa, y ellos simplemente lo disfrutan.

De hecho, un estudio demuestra que los gatos están "biológicamente programados" para reaccionar ante ella,2 aunque la razón es más incomprensible. Por lo tanto, no hay nada intrínsecamente dañino en el catnip a menos que la hierba misma se haya almacenado de forma inadecuada, esté mojada o incluso húmeda y se haya enmohecido, lo que puede causar problemas estomacales. Pet MD comenta más a detalle:

"El catnip cuestionable de proveedores de baja calidad puede ocasionar problemas gastrointestinales debido a la exposición al moho provocada por el almacenamiento inadecuado o los pesticidas y herbicidas que se usan en la planta antes de cosecharla.

Los gatos que experimentan una reacción negativa al catnip de mala calidad podrían babear, dejar de comer o presentar diarrea. Para evitar usar catnip del mercado negro, busca fabricantes de juguetes provenientes de los Estados Unidos que cultiven sus propias hierbas".3

Me atrevería a ir un paso más allá al sugerirte comprar solo catnip orgánico certificado.

2. Bandas elásticas

Hay varios tipos de juguetes para gatos que están unidos por bandas o cordones elásticos; todos han demostrado ser útiles para hacer que los gatos realicen algún ejercicio de salto. Sin embargo, se vuelven peligrosos si mastican y tragan el elástico, lo cual es algo probable en los gatos.

El veterinario especialista en felinos, Mardi Vargofcak-Apker, dice que en realidad no es tan difícil arrancar las bandas elásticas, y pueden quedar atrapadas debajo de la lengua del gato o enredarse alrededor de un diente trasero como un lazo atado, mientras que el gato se traga el otro extremo.

Los expertos dicen que estos elásticos podrían actuar como cortineros al rodear los intestinos del gato y contraerlos, lo que puede causar laceraciones graves similares a las que causaría un cuchillo, lo cual podría ser mortal.

3. Juguetes colgantes

Otros juguetes pueden tener piezas colgantes que involucran cuerdas o hilos, y los gatos podrían enredarse, pero el peligro latente es lo que podría pasar después. La veterinaria Elisa Kleinman advierte que cuando un gato se enreda en estambres, cuerdas o incluso algo tan endeble como un hilo que cuelga de un juguete, el peligro no es tanto el enredo sino el intento del gato por liberarse.

Si alguna vez has visto a un gato tratando desesperadamente de luchar contra un rollo de estambre en el que se encuentra atrapado, sus movimientos suelen involucrar forcejeos salvajes, y eso lo pone en riesgo a medida que la cuerda se estrecha aún más. La delgada hebra de un hilo podría ser letal cuando se convierte en una docena de hilos.

Mantenerte al tanto de las actividades de tu gato con tales juguetes podría marcar la diferencia en caso de un enredo de este tipo.

4. Esferas brillantes

Ah, las esferas brillantes. Si fuéramos gatos, sin duda los perseguiríamos, ¿no crees? Las esferas brillantes y coloridas son pequeñas para incitar a los gatos traviesos a participar en juegos de persecución y captura. Una cosa lleva a la otra en el mundo de los gatitos, y siendo como son, fácilmente pueden tragarse las esferas de un solo bocado.

Al estar hechas de tela, piel sintética, fibras y otros materiales igualmente absorbentes, los gatos no siempre pueden expulsar las esferas brillantes, si es que lo intentan, como ocurre con el pasto o bolas de pelos, y eso es lo peligroso.

Como Luther advierte: "En tales casos, el juguete se coloca más dentro del tracto intestinal donde puede provocar graves daños internos e incluso causar obstrucción, lo que requiere de intervención quirúrgica". Así que te reitero, supervisa a tu gato cuando juegue con esto u ofrécele un juguete distinto.

5. Plumas

Tal vez no creas que esto podría ser un problema ya que los gatos han perseguido aves desde el inicio de la creación, sin embargo, las plumas pueden ser un riesgo de asfixia para los gatos cuando terminan comiéndolas, como confirman los veterinarios. Sin embargo, existen problemas adicionales con los tipos de plumas comerciales que convierten en juguetes para gatos.

Como señala iheartcats.com:

"Si bien los gatos capturan y matan pájaros, por lo general no se los comen, y si lo hacen descartan las plumas. Las plumas pueden causar obstrucciones similares a una bola de pelo y los productos químicos en las plumas teñidas no son buenos para los felinos".4

Además, las puntas en los extremos de las plumas son puntiagudas y pueden causar laceraciones o alojarse en la boca y garganta de los gatos. Los objetos "atascados" pueden causarle incomodidad y dolor a los gatitos e incluso ser potencialmente peligrosos. Asimismo, las plumas en o sobre los juguetes por lo general se tiñen o tratan químicamente, por lo que pueden ser tóxicas o irritantes para el tracto gastrointestinal.

6. Juguetes con campanas

Los fabricantes de juguetes hacen de todo a la hora de crear baratijas cada vez más creativas para que los gatos jueguen, por lo que poner campanas o juguetes parece apropiado. Pero también hay un inconveniente con esto ya que a los gatos les encanta masticar a sus presas, y cuando "cazan" la campana, parece solo una textura más que comer.

Como señala Pet MD, "los gatos curiosos podrían no ser capaces de resistirse a masticar y tragar cascabeles, y aunque algunos podrían ser lo suficientemente pequeños para que los gatos los desechen, no siempre es así". Si las piezas no son lo suficientemente pequeñas para salir de forma natural, el metal puede descomponerse en el intestino del gato y emitir toxinas peligrosas.

7. Juguetes hechos por ti mismo

Muy pocos amantes de los gatos se han resistido a elaborar juguetes para llamar la atención de sus juguetones felinos. Sin duda, hacerlo te permite ahorrar dinero y a menudo ellos se entretienen con juguetes caseros con tanto entusiasmo como con los comprados en tiendas costosas de artículos para mascotas.

Sin embargo, Colleen Currigan, DVM, presidente de la Asociación Americana de Especialistas en Felinos, advierte:

"Las ligas elásticas, ligas para el cabello y todo tipo de cuerdas, desde el hilo dental hasta las cuerdas de carnicero, si se ingieren pueden causar resultados desastrosos. Currigan ha oído que los gatos se tragan todo, desde termómetros para pavo hasta monedas y trozos de sandalias de goma.

Advierte que cualquier cosa "masticable"--ya sea autorizada o a escondidas--puede ser un factor de riesgo de bloqueo intestinal cuando se ingiere".5

Los juguetes manufacturados tampoco son garantía de seguridad si los gatos usan sus garras y dientes para perseguir un juguete que realmente les gusta, y eso es doblemente cierto para las creaciones de juguetes hechos por ti mismo (DIY, por sus siglas en inglés). Mi juguete casero favorito para gatos es un calcetín de algodón orgánico para bebé, relleno de catnip orgánico, anudado o cosido. Es simple, seguro y agradable.

Juguetes para gatos: Cuáles desechar

Sobre todo si notas que tu gato ha dejado de perseguir su juguete y ahora está masticándolo, es momento de intervenir. Ese juguete en particular podría haber cumplido su propósito inicial y si se convierte en un juguete masticable ahora deberás retirarlo.

Nadie sabe cuántas cosas extrañas han tragado los felinos, y la mayoría de los veterinarios podría contar una o dos anécdotas (o más) acerca lo que han encontrado en sus trabajos con respecto a los juguetes para gatos.

Si es posible que tu gato haya comido algo que no debería, Pet Health Network6 enlista varios síntomas a los que debes estar atento:

Vómito

Diarrea

Sensibilidad o dolor abdominal

Falta de apetito

Dificultad para evacuar o estreñimiento

Letargo

Prevenir siempre es mejor que tener que buscar una solución. Mantén los objetos pequeños lejos del suelo u otras superficies accesibles. Especialmente si sabes que tu gato es un "cazador", sabrás que todos los hilos, tachuelas y monedas son buenas presas. Si es necesario, revisa todas las habitaciones a las que tu gato tiene acceso y asegúrate de que nada pueda ser un "botín".

Si tu gato se aleja de un juguete y está claro que le atraen otras distracciones, toma el juguete y ponlo en un lugar seguro donde no pueda alcanzarlo hasta que parezca que está nuevamente listo para jugar.

Toma en cuenta que los gatos inteligentes a menudo encuentran formas de obtener lo que creen que está fuera de la vista y de la mente. Además, si observas cambios en su comportamiento, como silbidos, maullidos o que trata de alejarse de manera inusual cuando intentas levantarlo, podría haber un problema.

Nunca está de más visitar al veterinario tan pronto como sea posible para asegurarte de que no haya un problema que ponga en peligro su vida. Como siempre, si estás seguro de que tu gato tragó algo que no debía, llama al veterinario de inmediato. Fuera de eso, no pierdes nada con vigilar o al menos estar cerca de donde tu gato (o perro) se encuentre jugando.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo