Este estudio demuestra que suplementar con grasas omega-3 es muy beneficioso para los cachorros

alimentos altos en omega-3 para cachorros

Historia en Breve -

  • Un estudio publicado en septiembre de 2012 en la Revista de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria indica que proporcionarles a los cachorros recién destetados alimentos altos en DHA—un ácido graso omega-3—puede brindarles una amplia variedad de beneficios
  • 48 cachorros beagle recibieron alimentos con bajo, moderado o alto contenido de DHA desde las 8 semanas de edad hasta su primer año. A lo largo del ensayo, se evaluaron sus funciones cognitivas, de memoria, psicomotoras, inmunológicas y retinianas
  • Los cachorros que recibieron la alimentación alta en DHA demostraron resultados significativamente mejores en todas las áreas, en comparación con los cachorros que recibieron alimentos con contenido moderado y bajo de DHA
  • La mejor manera de suplementar la alimentación de tu mascota con DHA y otras grasas omega-3 es por medio de un aceite corporal de pescado, como el aceite de kril

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Un estudio1 sugiere que proporcionarles alimentos ricos en DHA (ácido docosahexaenoico) a los cachorros puede mejorar diversos aspectos de su desarrollo.

El estudio, publicado en la Revista de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria y dirigido por Hill's Pet Nutrition en Canadá, concluyó que:

Cuando la alimentación es fortificada con aceites de pescado ricos en DHA—y posiblemente otros nutrientes involucrados en el desarrollo neurocognitivo—después del destete, puede optimizar las funciones cognitivas, de memoria, psicomotoras, inmunológicas y retinianas en los perros en desarrollo.

El estudio evaluó los efectos de los alimentos enriquecidos con DHA en cachorros beagle

El objetivo del estudio fue evaluar el efecto de los alimentos con DHA añadido de aceite de pescado en la función cognitiva, de memoria, psicomotora, inmunológica, retiniana y otras medidas de desarrollo en los cachorros sanos.

La investigación incluyó 48 cachorros beagle recién destetados, de 8 semanas de edad, que fueron separados en tres grupos—el primer grupo recibió alimentos con bajos niveles de DHA, el segundo grupo recibió alimentos con niveles moderados de DHA, y el tercer grupo recibió alimentos con niveles elevados de DHA como su única fuente de nutrición hasta que cumplieron un año.

El alimento con alto contenido de DHA también contenía niveles más elevados de vitamina E, taurina, colina y L-carnitina, en comparación con los alimentos bajos y moderados en DHA.

A lo largo del ensayo, los investigadores evaluaron las habilidades de aprendizaje de discriminación visual en los cachorros (su capacidad para reconocer e identificar formas visuales, figuras y patrones), función de la memoria y desempeño psicomotor (la coordinación de un proceso sensorial o cognitivo con una actividad motora).

También se realizaron pruebas fisiológicas, que incluyen análisis de sangre y en suero, electrorretinografía (una prueba que mide la respuesta eléctrica de las células oculares sensibles a la luz, llamadas bastones y conos), y absorciometría de rayos X de energía dual (que mide la densidad mineral ósea).

Además, se tomaron pruebas de titulación de anticuerpos contra la rabia a las 1, 2, 4 y 8 semanas después de la vacunación a las 16 semanas de edad.

Los cachorros que recibieron alimentos con alto contenido de DHA demostraron resultados significativamente mejores

Los tres cachorros del grupo—los que recibieron una alimentación que contenía niveles más elevados de DHA—tuvieron resultados significativamente mejores que los otros grupos en las tareas de aprendizaje inverso, discriminación de contraste visual y desempeño psicomotor temprano.

Asimismo, este grupo tuvo titulación de anticuerpos contra la rabia significativamente más altos 1 y 2 semanas después de la vacunación, y una mejor capacidad visual en condiciones de poca luz u oscuridad.

Los investigadores concluyeron que:

Cuando la alimentación es fortificada con aceites de pescado ricos en DHA—y posiblemente otros nutrientes involucrados en el desarrollo neurocognitivo—después del destete, puede optimizar las funciones cognitivas, de memoria, psicomotoras, inmunológicas y retinianas en los perros en desarrollo.

¿Cuál es la mejor manera de suplementar con ácidos grasos omega-3?

El ácido docosahexaenoico o DHA es un ácido graso esencial omega-3 (EFA) que se encuentra en altas concentraciones en los aceites corporales de pescado.

Los estudios demuestran que el DHA y EPA (otro ácido graso omega-3) que contienen los aceites corporales de pescado son más beneficiosos que los proporcionados por los aceites de frutos secos o linaza, porque los aceites corporales de pescado proporcionan mayores niveles de EFAs en los tejidos, que los aceites de otras fuentes.

Esto es especialmente importante en gatos y perros, ya que no pueden convertir las grasas omega-3 de origen vegetal en DHA.

El estudio de cachorros beagle fue realizado por Hill's Pet Nutrition (creadores de Science Diet y Hill's Prescription Diets) y estoy seguro de que su objetivo es desarrollar fórmulas comerciales de alimentos para mascotas que contengan nutrientes adicionales como DHA.

El problema es que las grasas omega-3 son muy vulnerables al daño causado por el oxígeno y calor. Así que, incluso si estas grasas saludables son añadidas en los alimentos comerciales para mascotas, a menudo pierden su biodisponibilidad durante el proceso para elaborar croquetas o de enlatado.

Esta es una de las muchas razones por las que lo ideal es proporcionarle una alimentación casera, balanceada y adecuada para su especie a tu perro o gato.

No obstante, ya que no recomiendo suministrarles mucho pescado a las mascotas, sugiero suplementar la alimentación de tu perro o gato con aceite de kril, que es una fuente con alto contenido de grasas omega-3. Otras fuentes adicionales son el aceite de salmón, de atún, sardina, calamar y anchoas.

Como demuestra el estudio, podría ser beneficioso comenzar a suplementar con ácidos grasos esenciales tan pronto como tu cachorro (o gatito) sea destetado; así que debes consultar con tu veterinario sobre la dosis correcta para tu cachorro, en función de su alimentación, raza y peso actuales.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo