Carne cruda: La comida para "mascotas" totalmente saludable que quizás tu veterinario desacredite

alimento crudo para mascotas

Historia en Breve -

  • Por miles de años, los perros y gatos han consumido carne cruda de animales vivos
  • Asimismo, tanto los gatos como los perros están diseñados específicamente para consumir carne cruda y sus cuerpos están adaptados para procesar alimentos crudos que provengan de animales vivos
  • Darle a tu can o felino favorito una comida balanceada y biológicamente adecuada, un estilo de vida saludable, enzimas digestivas y probióticos, lo nutrirá, apoyará su función inmunológica saludable y le proporcionará vitalidad a su cuerpo en general

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Hoy me gustaría hablar sobre la razón por la que tanto perros como gatos pueden, y deben, comer carne cruda. Esta es una de las charlas más frecuentes que he tenido con quienes visitan mi casa y perplejos me dicen: '¡Dios mío! ¿Alimentas a tus mascotas con carne cruda?’

Tal y como pasa con los clientes de mi clínica veterinaria Natural Pet que ya alimentan o les gustaría alimentar a sus mascotas con comida cruda, pero se enfrentan a la oposición de sus propios veterinarios sobre los tipos de alimentación a base de productos crudos para perros y gatos.

Desde mi punto de vista, el debate sobre la comida cruda no tiene sentido alguno, pues por miles de años los perros y gatos han consumido carne cruda de animales vivos.

Hasta el día de hoy, los gatos de granja atrapan y matan ratones, y nadie llama al Centro de Toxicología. Los granjeros tampoco acuden a dicho centro cuando su perro encuentra una camada de conejitos y se los mete a la boca cual caramelos masticables. En estos casos, nadie piensa inducir el vómito, ni tampoco exclaman: '¡Dios mío, mi mascota acaba de comer carne cruda!’

La verdad es que gatos y perros por igual están diseñados específicamente para consumir carne cruda y sus cuerpos están adaptados para procesar alimentos crudos que provengan de animales vivos.

La comida rápida también es nociva para las mascotas

Las primeras bolsas comerciales de comida para mascotas salieron a la venta hace unos 100 años. Desde una perspectiva histórica, la comida procesada para perros y gatos es un fenómeno relativamente nuevo.

Sin embargo, el tracto gastrointestinal de tu mascota no ha evolucionado en esos 100 años para aprovechar de manera adecuada una alimentación basada en croquetas, y nunca lo hará.

Por fortuna, los cuerpos de perros y gatos son increíblemente resistentes y, por lo tanto, pueden manejar alimentos que no son biológicamente apropiados, como la mayoría de los alimentos secos para mascotas. Por desgracia, esta adaptabilidad ha generado una situación de ‘violencia alimenticia’ entre la comunidad veterinaria.

La comida comercial para mascotas, sobre todo la que está en bolsas, es tan práctica que la mayoría de los veterinarios se la recomiendan a todos sus pacientes. La comida procesada para perros y gatos es práctica, económica y no requiere preparase ni limpiarse. Basta con que guardes la bolsa en la despensa, saques una porción a la hora de la comida, la coloques en el plato de comida para tu mascota y listo.

En vista de que los alimentos comerciales para mascotas se han comercializado con tanto éxito (después de todo, la comida para perros y gatos representa una industria multimillonaria), y dado que los cuerpos de las mascotas son resistentes y pueden sobrevivir, e incluso desarrollarse a base estos productos, nos hemos dejado llevar por la complacencia que nos ha dado la comida que le damos a nuestros preciados compañeros cuadrúpedos

En la facultad, la mayoría de los estudiantes de veterinaria no aprenden mucho sobre el tipo de alimentación apropiada para la especie de las mascotas. El único tipo de alimento del que se habla es la fórmula comercial y procesada.

La noción de proporcionar carne de animales vivos es ajena para muchos veterinarios. Si un cliente menciona que le da a su mascota comida cruda, el veterinario dirá: '¡Pero por amor a Dios! ¿Por qué no le das a tu gato comida normal? ¿Por qué necesitas prepararle la comida? ¿Por qué necesitas darle carne de animales vivos?’

No es necesario ahondar en investigaciones para descubrir que los perros y los gatos están diseñados por naturaleza para comer alimentos procedentes de animales vivos, alimentos crudos, nutritivos y sin procesar. Hasta cierto punto, darles una fórmula comercial es como decidir que tu hijo puede estar saludable con un tipo de alimentación que se base exclusivamente de barras que sustituyan una comida. Nada de comida real, solo dicho tipo de barras.

No habrá problema si le das una de estas barras de vez en cuando, pero ningún padre en sus cabales consideraría criar a un niño solo a base de estos productos. Sin embargo, eso es lo que hacemos cuando alimentamos a nuestras mascotas solo con alimentos procesados y comerciales.

Los alimentos vivos resultan necesarios para lograr que sus órganos y sistema inmunológico funcionen de manera óptima.

Cómo erradicar a los parásitos

Tal parece que el mayor problema al que se enfrenta la mayoría de las personas que optan por una alimentación de carne cruda gira en torno a los parásitos.

Los parásitos, ascárides, anquilostomas y tenias pasan por la cadena alimenticia y terminan en los intestinos, o tripas, de los animales.

¡No les estamos dando a nuestras mascotas las tripas de otros animales! Si compras un tipo de comida cruda disponible en el mercado, verás que su fórmula no las contiene porque albergan diversos parásitos.

Si preparas una comida cruda casera para tu perro o gato, no debes incluirlas. No le des el estómago ni los intestinos pequeños o grandes. Esas son las partes de la presa que debemos desechar ya que contienen parásitos.

La carne del músculo, la parte de la presa que se utiliza para preparar comida cruda, es estéril, excepto en casos inusuales cuando los parásitos escapan del tracto gastrointestinal (las tripas) y se trasladan a este punto.

Ciertos parásitos, como la toxoplasmosis, que se introducen en la carne de los músculos, pueden enfermar a tu mascota, por lo que debes congelar la carne cruda por 3 días antes de dársela a tu perro o gato.

Al congelar las carnes por 3 días antes de servirlas (una práctica muy similar a la que se aplica en el sushi) y al eliminar las tripas de las presas, puedes evitar que tu mascota, bajo una alimentación cruda, quede expuesta a los parásitos.

La salmonela y tu mascota

La segunda pregunta más frecuente que me hacen sobre las alimentaciones de carne cruda es ‘¿Qué pasa con la salmonela?’

Lo más importante que debemos comprender sobre la salmonela, o sobre cualquier otra bacteria potencialmente patógena, es que la contaminación sí se produce. Es algo ineludible.

La salmonela es la razón por la que se efectúan gran parte de los retiros de alimentos secos para mascotas (y también alimentos para humanos). Si se produce un brote de salmonela, quiere decir que se ha producido contaminación en la cadena alimentaria.

El término “salmonela” se utiliza para describir a más de 1 800 serotipos (especies) de bacterias gramnegativas. Esta bacteria reside en muchas especies de mamíferos. La bacteria más común que puede rondar a tu perro o gato es la Salmonella typhimurium.

Ahora bien, me gustaría citar un artículo bajo el título “Campylobacter and Salmonella-Associated Diarrhea in Dogs and Cats: When Do I Treat?” (La diarrea vinculada a la salmonela y campylobacter en perros y gatos: ¿Cuándo la debo tratar? Fue escrito por Stanley L. Marks, BVSc, PhD, DACVIM (Medicina Interna, Oncología), DACVN, Davis, CA, para la Red de Información Veterinaria (VIN, por sus siglas en inglés):

"La importancia clínica de las bacterias como el clostridium y la salmonela que causan diarrea o enfermedad en perros y gatos, se ve opacada por la existencia de muchos de estos organismos como constituyentes normales de la flora intestinal autóctona. Las bacterias enteropatógenas primarias que con mayor frecuencia se ven incriminadas en la diarrea canina y felina son la clostridium perfringens, clostridium difficile, campylobacter y salmonela.

Los veterinarios se enfrentan a un dilema siempre que intentan emitir un diagnóstico en los animales pequeños con una presunta diarrea vinculada a bacterias, porque las tasas de aislamiento de estas bacterias patógenas son similares en animales tanto diarreicos como no diarreicos, y porque la incidencia de diarrea vinculada a bacterias es extremadamente variable. Asimismo, las especies de salmonela se aíslan tanto de perros, como de gatos sanos y hospitalizados".

En pocas palabras, esto significa que, por naturaleza, los perros y los gatos tienen algo de salmonela en sus tractos gastrointestinales la mayor parte del tiempo, no es un invasor extraño, sino uno que sus cuerpos ya conocen.

Si conoces algo sobre reptiles, sabrás que la situación es similar. Se sabe que, por naturaleza, los reptiles albergan salmonela en sus tractos gastrointestinales.

En un artículo escrito por Rhea V. Morgan DVM, DACVIM, DACVO para el VIN, el médico afirma lo siguiente sobre la enfermedad que se desarrolla de la salmonela:

"Algunos de los factores que aumentan la probabilidad de enfermedad clínica por salmonela son la edad del animal, mala nutrición, presencia de cáncer o neoplasia, así como otras enfermedades y estrés coexistentes, además de la administración de antibióticos, quimioterapia o glucocorticoides [los cuales son esteroides]".

Lo principal es que las bacterias potencialmente dañinas ya residen en el tracto gastrointestinal de tu mascota, ya sea que le des comida cruda o procesada. Dicho de otra forma, tu mascota ya está 'contaminada' con salmonela.

Los perros y los gatos están diseñados para controlar cargas bacterianas de alimentos que podrían causar una enfermedad significativa en ti o en mí. El cuerpo de tu mascota está preparado para lidiar con grandes dosis de bacterias conocidas y extrañas porque la naturaleza lo diseñó para atrapar, matar y consumir inmediatamente a su presa.

El estómago de tu perro o gato tiene un rango de pH de 1 - 2.5, por lo que es sumamente ácido. Nada puede sobrevivir a ese ambiente ácido, esto existe para proteger a tu mascota de la carne cruda y otros materiales fungibles que muy probablemente estén contaminados.

Además del ácido, los perros y los gatos también producen por naturaleza una gran cantidad de bilis. La bilis es antiparasitaria y antipatógena. Así que, si el ácido del estómago no logra neutralizar por completo algo potencialmente nocivo, la bilis es una defensa secundaria. Y las poderosas enzimas pancreáticas de tu mascota también ayudan a descomponer y digerir los alimentos.

Cómo mantener el tracto gastrointestinal de tu mascota en buena forma

Existen varias medidas que puedes implementar para ayudar a que el sistema digestivo de tu mascota se mantenga fuerte y lo suficientemente resistente como para manejar una carga bacteriana pesada, además de apoyar la función inmunológica general.

  • En primer lugar, minimiza el estrés al darle un tipo de alimentación adecuada para su especie. Es importante darles materia vegetal a los animales herbívoros, así como darle carne a tu perro o gato carnívoro
  • Minimiza los medicamentos que toma, como los antibióticos. Asimismo, debes repoblar su flora intestinal durante y después de la terapia con antibióticos con un probiótico. También es recomendable que le des a tu perro o gato un probiótico diario con el fin de equilibrar la proporción de bacterias beneficiosas y nocivas (microflora intestinal)
  • Darle una enzima digestiva de buena calidad ayudará a apoyar al cuerpo de tu perro o gato con el fin de aprovechar al máximo los alimentos que le des

Darle a tu can o felino favorito una alimentación equilibrada y biológicamente adecuada, además de un estilo de vida saludable, enzimas digestivas y probióticos, nutrirá a tu mascota, apoyará su función inmunológica saludable y le aportará vitalidad a su cuerpo en general.

Esto supone un contraste directo con darle comida de fórmula comercial con productos derivados, químicos y granos altamente procesados, el típico alimento para mascotas que se vende en la actualidad. Cuanto antes cambies la alimentación de tu perro o gato por una a base de alimentos para los que fue diseñado, más rápido lo pondrás en el camino para tener una salud óptima y vibrante.

+ Fuentes y Referencias
Publique su comentario