Los estrógenos en los perros están fuera de control: Evita estos 20 componentes a toda costa

tumores mamarios en mascotas

Historia en Breve -

  • El tumor más común entre las hembras es el de cáncer de mama
  • El cáncer de mama en perros es similar al cáncer de mama en humanos, por lo que la investigación con perfil veterinario sobre tratamientos para tumores mamarios en perros también puede beneficiar a los humanos
  • Es importante que sepamos que los factores que originan el cáncer de mama son multifactoriales, pero cuanto más sepamos, podremos tomar medidas para prevenirlo con mayor rapidez
  • Uno de los factores son los niveles altos de estrógeno, los cuales pueden aparecer incluso en hembras que estén esterilizadas y en perros machos como resultado de haber estado expuestos a xenoestrógenos (compuestos que imitan a los estrógenos) en su entorno
  • Es importante que tomes medidas para reducir la exposición que tiene tu perro a los xenoestrógenos

Por la Dra. Karen Shaw Becker

El tumor más común entre las hembras es el de cáncer de mama y es similar al cáncer de mama que se da en los seres humanos, ya que es multifactorial (tiene múltiples causas), pero ambos se alimentan de la hormona estrógeno.

El cáncer de mama se ve con más frecuencia en hembras intactas, por ejemplo, con hembras callejeras y hembras que fungen el rol de “productoras” en los criaderos de cachorros. Entre estas poblaciones, es posible que 1 de cada 4 tenga tumores mamarios.1

Hay programas universitarios que realizan tratamientos para el cáncer de mama en perros

Los perros son excelentes sujetos de investigación para el cáncer de mama por varias razones. Una de las más importantes es que esta enfermedad en los perros comparte muchas características con el cáncer de mama en los seres humanos en términos de factores de riesgo alimenticios, asociaciones hormonales, biología, comportamiento clínico y más.2

Además, los perros tienen 10 glándulas mamarias, por lo que pueden desarrollar tumores en varias de ellas al mismo tiempo. Esto permite a los investigadores analizar tumores en diferentes etapas de desarrollo en el mismo animal.

Por ejemplo: La Universidad de Pensilvania lleva a cabo el Programa de Tumores Mamarios Caninos de Penn Vet Shelter, en el cual se le da tratamiento a los perros con cáncer de mama que no tienen hogar y, con frecuencia, no solo salvan sus vidas sino que también les dan la oportunidad de ser adoptados. A través de este proceso de tratamiento para los perros, los investigadores de Penn Vet están aprendiendo más sobre el cáncer de mama en humanos.

En otro programa, el cual se realiza en el hospital de enseñanza veterinaria Lois Bates Acheson de la facultad de medicina veterinaria Carlson en la universidad estatal de Oregon,3 están inscribiendo a perros con tumores mamarios, que sean propiedad de particulares, en un ensayo clínico para un tratamiento que ataca el cáncer de dos maneras.

El primer paso es mejorar la cirugía estándar para la extirpación de tumores. Al usar una nueva cirugía guiada, los perros reciben una inyección intravenosa (IV) de una sustancia que se ilumina al entrar en contacto con las células cancerosas. Esto le permite al cirujano extirpar con precisión el tejido correcto.

En el segundo paso, que ocurre después de la extirpación del tumor, el tejido que estaba alrededor es tratado con un láser infrarrojo que hace que la sustancia inyectada se caliente y elimine las células cancerosas restantes.

La búsqueda de los factores que originan a los tumores mamarios

El trabajo que se realiza tanto en Penn Vet como en la universidad de Oregon para tratar a los perros con cáncer de mama es indispensable. Pero, en mi rol como veterinaria integral, también quiero centrarme en determinar en primer lugar por qué apareció el cáncer.

Puede que extirpemos el cáncer del cuerpo, pero no podremos llegar a la razón por la cual el cuerpo permitió que se produjera la enfermedad a menos que podamos identificar por qué falló el sistema inmunológico y por qué permitió que las células cancerosas se multiplicaran.

En el caso de los perros con tumores mamarios, es fundamental que se evalúe la carga química (incluyendo a las fuentes no identificadas de xenoestrógenos) que hay en su entorno. Este tipo de cáncer está vinculado a los niveles de estrógeno, los cuales pueden tener una alta toxicidad, no solo en hembras intactas sino también en hembras esterilizadas y en perros machos que hayan sido castrados.

Castrar o esterilizar a los perros en una edad muy temprana no garantiza que no tendrán cáncer de mama, a pesar de los mitos urbanos. Incluso los animales que ya no producen su propio estrógeno después de ser esterilizados o castrados pueden estar expuestos a cantidades abrumadoras de toxinas ambientales que imitan al estrógeno.

Con el paso de los años he visto a varios pacientes con sistemas endocrinos muy desequilibrados, incluyendo a perros machos con niveles de estrógeno mucho más altos de lo que es normal en las hembras intactas.

Cómo lidiar con los niveles tóxicos de estrógeno

Después de encontrar tumores mamarios en un perro, mido los niveles de las hormonas sexuales. Si el estrógeno está elevado, después de extirpar los tumores, inicio un protocolo que incluye el uso de DIM (diindolilmetano) y cáscaras de linaza con altas concentraciones de lignanos, las cuales pueden ayudar a reducir los niveles de estrógeno de forma natural.4

Se ha demostrado que el DIM y las cáscaras de linaza (no semillas ni aceite de linaza) promueven el metabolismo favorable del estrógeno tanto en machos como en hembras. La capacidad del cuerpo para metabolizar de manera eficaz el estrógeno es un componente importante en la prevención de ciertos cánceres, como el cáncer de mama en particular.5

Es importante hacer ajustes en la alimentación, incluyendo eliminar todos los alimentos estrogénicos (por ejemplo, la soya y los ñames) y los alimentos que estén demasiado procesados y que se hayan creado mediante un proceso de extrusión (como las croquetas). El proceso de fabricación de las croquetas crea subproductos que son cancerígenos.

Ofrecer una alimentación fresca, cetogénica, rica en grasas, sin carbohidratos (sin almidón), nutricionalmente balanceada y adecuada para cada especie, también forma parte de este protocolo, al igual que los suplementos que son de gran beneficio para el apoyo inmunológico.

¿De dónde salen los xenoestrógenos?

En mi opinión, el estar expuesto a los xenoestrógenos (las sustancias químicas que imitan a los estrógenos) está relacionado con los niveles elevados de estrógeno en los perros. Algunos ejemplos de componentes con xenoestrógenos son los siguientes:

Atrazina (herbicida)

Heptacloro (insecticida de uso restringido)

4-Metilbencilideno alcanfor (4-MBC, un componente de las lociones de protección solar)

Lindano, hexaclorociclohexano (insecticida de uso restringido)

Hidroxianisol butilado (o BHA por sus siglas en inglés, es un conservante alimenticio)

Metoxicloro (insecticida de uso prohibido en Estados Unidos)

Bisfenol A (componente para hacer plásticos)

Nonilfenol y sus derivados (ingrediente en detergentes de laboratorio, pesticidas, etc)

Diclorodifenildicloroetileno (DDT)

Pentaclorofenol (biocida de uso restringido en Estados Unidos, o conservador para la madera)

Dieldrin (insecticida de uso prohibido)

Los policlorobifenilos (PCB)

DDT (insecticida de uso prohibido en los Estados Unidos pero no en otros países)

Parabenos (ingrediente en lociones y cremas)

Endosulfán (insecticida de uso prohibido en Estados Unidos)

Ftalatos (componentes para hacer plásticos)

Eritrosina (colorante rojo No. 3)

DEHP (se encuentra en materiales hechos de PVC)

Etinilestradiol (en anticonceptivos orales)

Galato de propilo (se usa para conservar los aceites y las grasas)

El problema con esta lista es que estos productos químicos a menudo no están etiquetados como tal en muchos de los productos que se encuentran en la casa. Por ejemplo, los aromatizantes para la casa y el auto, las velas aromáticas, los aerosoles y los ambientadores en gel están llenos de los productos químicos en esta lista, pero los fabricantes no tienen la obligación de incluirlos en las etiquetas de los productos.

Los disruptores endocrinos, los cuales dañan el eje hormonal de tu perro, incluyendo el balance de los estrógenos, también se encuentran en muchas telas que han sido tratadas con productos químicos anti ignífugos (por ejemplo: camas para perros, alfombras, sillones, cortinas).

Otro disruptor endocrino es el BPA, que se encuentra en el revestimiento de los alimentos enlatados para perros y los recipientes de plástico para su comida y agua, además de los productos de limpieza que te avisan que debes llamar a emergencias en caso de ingerirlos. Recuerda siempre que cualquier producto que uses en tu casa tiene el potencial de terminar dentro de tu mascota.

También es importante tomar en cuenta que los pesticidas y productos químicos que están prohibidos en Estados Unidos siguen apareciendo en productos importados desde otros países.

12 maneras de reducir la exposición de tu perro a los xenoestrógenos

Para reducir la exposición que tu perro tiene a estos compuestos que imitan el estrógeno y, por lo tanto, reducir el riesgo de cáncer de mama, te aconsejo lo siguiente:

  1. Usa recipientes de acero inoxidable, vidrio o cerámica para la comida y el agua
  2. Evita usar recipientes de plástico para almacenar la comida o agua de tus mascotas
  3. No calientes la comida de tus mascotas en recipientes de plástico
  4. No uses utensilios de cocina antiadherentes al preparar la comida de tu mascota
  5. Evita el uso de plásticos adhesivos que contengan DEHA
  6. Evita los alimentos para mascotas que contengan soya, conservadores de tipo BHA y BHT, y el colorante alimenticio FD&C Rojo No. 3
  7. Usa plaguicidas naturales en tu casa y patio
  8. Busca alternativas a los repelentes químicos para pulgas o garrapatas
  9. Usa productos de limpieza 100 % naturales y atóxicos dentro de tu hogar
  10. Compra camas para perros hechas de materiales orgánicos
  11. Elimina el fluoruro y el cloro del agua potable
  12. No compres alimentos enlatados a menos de que estén etiquetados como libres de BPA

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo