Spring Sale Spring Sale

PUBLICIDAD

Una amenaza muy tóxica para las mascotas que probablemente desconoces

gatos obesos

Historia en Breve -

  • En los Estados Unidos, los dueños de felinos han permitido que sus mascotas tengan cada vez más sobrepeso, aparentemente desconocen el daño a corto y largo plazo que esto les podría provocar
  • El exceso de células grasas puede crear altos niveles de inflamación en los cuerpos de los animales y esa inflamación podría elevar el riesgo de desarrollar muchas enfermedades graves
  • Una de las causas fundamentales de la obesidad en los gatitos son los alimentos procesados; ningún gato, mucho menos uno con exceso de peso, debe llevar una alimentación a base de croquetas con alto contenido de granos o carbohidratos
  • Para perder peso de forma saludable, los gatitos con exceso de peso necesitan llevar una alimentación balanceada en nutrientes, adecuada para su especie, en dos o más porciones controladas de alimento y al menos 20 minutos de ejercicio aeróbico al día, lo cual requiere de creatividad y persistencia por parte de cada dueño

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Aparentemente, muchas personas piensan que los gatos obesos son lindos y divertidos, y en Internet hay infinidad de fotos, videos y memes de gatitos con exceso de peso que lo demuestran.

La triste verdad es que estos animales son víctimas del poco ejercicio y exceso de alimento que les brindan sus dueños usualmente amorosos, pero mal orientados, ya que no se percatan del daño que les hacen a sus peludos compañeros.

Durante años, el Dr. Ernie Ward, veterinario y fundador de APOP, ha hecho advertencias sobre la epidemia de mascotas obesas y con exceso de peso en los Estados Unidos. De hecho, casi todos los miembros de la comunidad veterinaria comparten su preocupación (aunque no todos estamos de acuerdo en la causa subyacente del problema, o la mejor manera de resolverlo).

Según Ward, en los últimos 20 años, la percepción pública sobre la obesidad ha evolucionado de "la gordura es divertida" a "la gordura es mortal", y de ahí a "la gordura es aburrida". Las personas han ignorado las advertencias sobre la obesidad, aunque saben que el exceso de peso no es saludable ni en los seres humanos ni en las mascotas.

Ward considera que las personas han optado por expresar una "tendencia optimista”, al elegir creer que los efectos debilitantes y reductores de vida de la obesidad no les sucederán a ellos ni a sus adorados animales. Es un mecanismo de afrontamiento, pero también permite que las personas eviten hacer cambios críticos en su estilo de vida.

El exceso de grasa podría desencadenar muchos procesos inflamatorios dañinos en el cuerpo de tu gato

En un esfuerzo por recuperar la atención de las personas que sienten que "la gordura es aburrida", Ward sugiere que pensemos en las mascotas obesas, no en términos de peso, sino en la inflamación mortal que podría ser generada por el peso adicional. El exceso de grasa puede causar lo que Ward denomina como una "tormenta de adipocinas" dentro del cuerpo de tu gato:

"Las adipocinas son proteínas de señalización producidas por el tejido graso", indicó Ward. "Algunos ejemplos son la leptina, adiponectina e interleuquina-6 (IL-6). Sabemos que las adipocinas pueden causar o contribuir a cientos de procesos inflamatorios dañinos en todo el cuerpo.

Imagina a cada célula grasa como una pequeña fábrica que crea cientos de compuestos potencialmente tóxicos y multiplícalo por millones o billones en una mascota obesa. El verdadero peligro del exceso de grasa no es la grasa, sino la inflamación que causa la grasa".2

El hecho de saber que el cuerpo de tu gatito con exceso de peso produce constantemente millones o billones de compuestos tóxicos podría ser un verdadero llamado para concientizar, pero esa puede ser exactamente la imagen mental que los padres de mascotas necesitan para ayudarles a reconocer la gravedad del problema.

Ward considera firmemente que, hoy en día, la inflamación es la mayor amenaza que enfrentan las mascotas y que cada vez hay más evidencia científica sobre el daño que podría producirse en el cuerpo cuando hay una inflamación excesiva.

En mi opinión, la grasa tóxica combinada con un entorno tóxico (sustancias químicas para el césped, PBDEs, vacunas e insecticidas para pulgas y garrapatas, por mencionar algunos ejemplos) junto con una mala nutrición gracias a la industria de alimentos procesados para mascotas, garantiza al 100 % que tu gato puede padecer al menos una enfermedad degenerativa en su vida.

La inflamación puede destruir las células y elevar el riesgo de muchas enfermedades graves

Cualquier cuestión que cause o estimule la inflamación del cuerpo podría elevar el riesgo de enfermedades graves, como:

Osteoartritis

Enfermedad respiratoria

Resistencia a la insulina

Enfermedad cardiaca

Diabetes tipo 2

Enfermedad renal

Presión arterial alta

Menor esperanza de vida

El cáncer es otra enfermedad relacionada con la inflamación y, de hecho, la investigación señala al cáncer como una enfermedad inflamatoria crónica. En la actualidad, la tasa de cáncer en las mascotas es asombrosa,1 de cada 3 gatos y 1 de cada 2 perros.

La inflamación puede destruir las células del cuerpo; también, podría rodear a las células con subproductos inflamatorios tóxicos que inhiban el flujo de oxígeno, nutrientes y productos de desecho entre las células y la sangre, lo cual puede crear un ambiente apto para la proliferación de células anormales. Por lo tanto, el primer paso es prevenir la inflamación para evitar el desarrollo del cáncer.

La causa de la obesidad en los gatos

La mayoría de los veterinarios integrativos, incluyéndome, consideran que los alimentos procesados para mascotas son, por mucho, el mayor factor coadyuvante de la epidemia de obesidad en las mascotas.

La mayoría de los alimentos procesados para mascotas no son biológicamente apropiados para los gatos y están cargados con el tipo de ingredientes exactos que promueven el aumento de peso e inflamación corporal.

Además, lo cierto es que actualmente los gatitos son alimentados en exceso y no hacen suficiente ejercicio; sin embargo, lo primero que analizo en un gato con exceso de peso es el tipo de alimento que consume; de igual manera, examino detalles como la proporción de las grasas omega-6 a omega-3 en su alimentación.

Los alimentos altos en ácidos grasos esenciales omega-6 y bajos en grasas omega-3 (que es el caso en la mayoría de los alimentos procesados para mascotas) han sido relacionados con enfermedades inflamatorias.

Por lo general, los alimentos para mascotas disponibles comercialmente también son altos en carbohidratos proinflamatorios, incluyendo granos procesados con alto índice glucémico y vegetales con alto contenido de almidón, como las papas o legumbres, las cuales contienen lectinas.

Si le proporcionas croquetas a un gato, es una señal de alerta, porque todas las croquetas contienen algún tipo de almidón, ya que no pueden fabricarse sin tal ingrediente.

Alimentos que NO debes proporciónale por ningún motivo a un gatito con exceso de peso

Dado que los alimentos procesados para mascotas son una causa principal de exceso de peso y obesidad en los gatos, la solución es no proporcionarles más de lo mismo. En especial, es importante evitar proveer alimentos procesados para mascotas que afirmen ser fórmulas "bajas en grasa" o "reductoras" de peso.

La mayoría de los alimentos para mascotas bajos en grasa son muy altos en carbohidratos (a menudo, se encuentran etiquetados como "alto contenido de fibra") y por lo general, contienen cantidades excesivas de almidones, como maíz, trigo, arroz, papa o avena, así como una cantidad anormal de fibra indigerible.

Los almidones son bajos en grasa, pero altos en calorías; así que, el cuerpo de tu mascota almacena el exceso de calorías como grasa y la fibra que no es nutritiva simplemente sirve de relleno.

La teoría detrás de los alimentos para mascotas cargados de fibra es que hacen que los gatos se sientan llenos. La fibra podría hacer que tu gatito se sienta saciado temporalmente, pero no estará satisfecho a nivel celular, que es lo que realmente necesita.

Además de lo que la fibra podría brindar naturalmente en una alimentación apropiada para gato (no más del 8 %), puede bloquear la absorción de nutrientes en el intestino delgado, ya que actúa como una barrera al evitar que los minerales, vitaminas y antioxidantes sean absorbidos en el cuerpo de la mascota.

¡Muchas fórmulas con bajo contenido de grasa y destinadas a la pérdida de peso podrían contener hasta un 27 % de fibra y bloquear una enorme cantidad de nutrientes cruciales!

Muchos dueños de mascotas informan que sus gatos parecen tener hambre constante cuando les suministran estas fórmulas de "dieta" por un período de tiempo prolongado.

La privación crónica de nutrientes en las células puede provocar una sensación de hambre constante. Eso se debe a que tu gato carnívoro no obtiene suficiente cantidad de proteínas y otros nutrientes esenciales para sostener adecuadamente su sistema biológico.

El hambre constante podría desencadenar molestos comportamientos de mendicidad, lo que puede provocar que muchas personas les proporcionen más alimento al asumir que su gatito se "muere de hambre", a pesar del hecho de que tiene exceso de peso.

El resultado final es una mascota que continúa obesa (y a menudo más gorda), pero al mismo tiempo desnutrida, lo que puede elevar aún más su posibilidad de desarrollar una enfermedad degenerativa.

¿Cuál es la forma correcta para que un gato obeso pueda volver a estar saludable?

Ya sea que tu gatito tenga exceso de peso o se encuentre delgado y equilibrado, debes proporcionarle una alimentación balanceada en nutrientes, adecuada para su especie, naturalmente antiinflamatoria y que incluya de forma consistente alimentos enteros, verdaderos, de preferencia sin procesar, orgánicos, libres de transgénicos y que incluya:

Proteínas de alta calidad, como carne de músculos, órganos y huesos (las proteínas provenientes de fuentes animales deben representar más del 80 % de la alimentación de un gato)

Niveles bajos a moderados de grasa animal (en función del nivel de actividad de tu mascota)

Altos niveles de EPA y DHA (ácidos grasos esenciales omega-3)

Algunos vegetales frescos, fibrosos, en forma de puré

Un suplemento de vitaminas/minerales de alimentos enteros que cumpla con las deficiencias adicionales de vitamina E, zinc, hierro, cobre, manganeso y vitamina D, que a menudo se observan en los alimentos caseros, O suficiente cantidad de alimentos difíciles de obtener en forma de alimentos enteros, de forma cotidiana

Complementos beneficiosos como probióticos, enzimas digestivas y superalimentos verdes

Alto contenido de humedad

Sin granos ni almidones

Aparte de proporcionarle una alimentación balanceada y adecuada para su especie, al alimentar un gato, especialmente uno que tenga exceso de peso u obesidad, es fundamental controlar las porciones de alimento. En el caso de la mayoría de los gatos, eso significa proporcionarle alimentos matutinos y nocturnos cuidadosamente medidos. Además, no debes olvidar contar las calorías de los premios.

También, necesitas saber exactamente cuántas calorías debe consumir al día. Por medio de esta calculadora de calorías para gato podrás determinar cuántas calorías debe ingerir para perder peso o mantener su peso actual.

De igual manera, es importante que te asegures de que tu gato haga ejercicio con regularidad. Un cuerpo con exceso de peso podrá adelgazar al consumir menos calorías y gastar más energía. Por lo tanto, hacer ejercicio de forma cotidiana, al menos 20 minutos de actividad aeróbica constante, le ayudará a quemar grasa, aumentar su tono muscular y mantener la integridad de su sistema musculoesquelético.

Podría ser difícil lograr que los gatos se muevan, en especial cuando su peso supera su complexión física, así que, recomiendo proveerles juguetes dispensadores de alimentos, o emplear algún sistema de alimentación sin tazón para impulsarlo a hacer actividad física durante sus horas de comida, además de sesiones de ejercicios creativos a lo largo del día.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario