¿No sabes qué tipo de arena utilizar con tu gato? ¡Bienvenido al club!

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
caja de arena para gatos

Historia en Breve -

  • En la actualidad, hay una gran variedad de productos de arena para gato que incluyen arcilla (aglutinante o regular), cristales, papel, pino, maíz, trigo, hierba y cáscara de nuez
  • La mejor manera de determinar qué tipo de arena prefiere tu gato es colocar varias cajas juntas con diferente tipo de arena y ver cuál utiliza con mayor frecuencia
  • Uno de mis tipos de arena favorita es la hecha con biocarbón orgánico, que ayuda a controlar el olor de forma natural, por lo que no contiene sustancias químicas
  • Una vez que tu gato elija su tipo de arena favorita, debes asegurarte de que la arena dentro de su caja tenga unas 4 pulgadas de profundidad, también es importante asegurarte de tener suficientes cajas de arena en diferentes lugares de la casa que sean aptos para tu gato
  • Mantener bien limpio su “baño” evitará que tu gato desarrolle una aversión a la caja de arena

Si tienes un gatito, seguramente ya sabes que hay una gran variedad de productos de arena para gato disponibles en el mercado. Además, las compañías que venden arena para gato utilizan excelentes estrategias de marketing y empaques muy llamativos que solo sirven para confundir más a las personas.

En el pasado, las personas solían utilizar arena y ceniza en las cajas para gatos. En la actualidad, los supermercados y tiendas veterinarias cuentan con todo un pasillo con estantes llenos de productos de arena para gatos hechos de una gran variedad de materiales que incluyen arcilla, maíz, cristales de gel de sílice, papel reciclado, cáscaras de trigo, cáscaras de nuez, y corteza, por mencionar algunos.

También hay muchos tamaños, texturas y aromas para elegir. Tener tantas opciones pueden confundirte, además, cuando se trata de la arena de su caja, los gatos suelen ser criaturas muy selectivas.

Descubre cuál creo que es la mejor manera de decidir qué tipo de arena es mejor: Si tu gato utiliza su caja de forma constante y jamás hace sus necesidades fuera de ella significa que estás utilizando el tipo correcto de arena. Lo que implica que a tu gatito también le gusta su caja y el lugar en donde se encuentra.

Sin embargo, si acabas de traer a un gatito a casa o si tienes un gato flexible que está abierto a cambiar a un nuevo tipo de arena, lo mejor que puedes hacer es elegir productos ecológicos, reciclados y sostenibles. Además, es muy importante elegir productos seguros que produzcan poco polvo.

Tipos comunes de arena para gato

Arcilla aglutinante — Por lo general, este tipo de arena está hecha de bentonita, que es una arcilla altamente absorbente que forma grumos sólidos cuando tu gato orina. La arcilla en grumos facilita la limpieza de la caja. Los inconvenientes son que este tipo de arena no es biodegradable, es polvosa, pesada y difícil de sacar.

Arcilla no aglutinante — Este tipo de arena está hecha de arcillas sin bentonita. Absorbe la orina, pero no produce grumos, por lo que puede dejar un poco de humedad cuando la recoges. Esto significa que tarde o temprano producirá un olor desagradable. En comparación con la arcilla aglutinante, este tipo de arcilla tendrás que cambiarla con mayor frecuencia. Sin embargo, la arena no aglutinante a menudo es más económica que la arena aglutinante y algunos gatos la prefieren.

Cristales de gel de sílice — Los cristales están hechos de pequeñas perlas de gel de sílice similares al desecante que se encuentra en las pequeñas bolsas que se utilizan para empaquetar y conservar los alimentos, medicamentos y otros productos que pueden dañarse con el exceso de humedad. La arena de cristales es muy absorbente, controla bien el olor y casi no produce polvo. Algunas personas incluso dicen que atrapan menos que otros tipos de arena.

La arena de cristal suele ser más cara, pero tiende a durar más tiempo. Los inconvenientes son que a algunos gatos no les gusta que los cristales se les peguen en sus patas y pueden ser peligrosas si se consumen en grandes cantidades o durante un largo período de tiempo, esto sucede con frecuencia cuando los gatos se limpian sus patas.

Muchos cristales también están infundidos con sustancias químicas que absorben el olor. Estas sustancias químicas no han sido sometidas a estudios de seguridad, por lo que se desconocen los efectos de salud a largo plazo del uso de sustancias químicas sintéticas para aromatizar las cajas de arena. Sin embargo, en humanos tiene claras implicaciones negativas para la salud: afectan la salud respiratoria, endocrina e inmunológica.

Papel reciclado — Esta es una arena hecha de papel reciclado en forma de bolitas o gránulos. El papel es libre de polvo, muy absorbente y biodegradable. El tipo de arena de papel reciclado en forma de bolitas no produce grumos de orina, pero el tipo en forma en gránulos sí.

Pino — La arena hecha de pino también es de material reciclado y por lo general se hace con trozos de madera tratada térmicamente para eliminar las toxinas, aceites y los alérgenos de la madera. Este tipo de arena está disponible en bolitas, gránulos o pino triturado. Tiene un olor a pino, lo que ayuda a controlar el olor.

Los gránulos y los trocitos de pino (pino ligeramente triturado) producen un poco de grumos, pero en forma de bolitas, el pino se convierte en aserrín que debe remplazarse con regularidad.

Maíz — La arena a base de maíz es biodegradable, absorbente y controla el olor. Sin embargo, dado que la mayoría de los gatitos consume un poco de los residuos de la caja todos los días mientras se asean y dado que el maíz es un ingrediente problemático para las mascotas, recomiendo evitar este tipo de arena.

Trigo — La arena de trigo está hecha de trigo molido. Produce grumos y controla el olor, es biodegradable, tiene poco polvo y no deja rastros. El trigo puede ser otro ingrediente problemático para los gatos, así que también te recomiendo evitar este tipo de arena.

Cáscara de nuez — Esta arena está hecha de cáscaras de nueces trituradas y es de color marrón oscuro. La arena hecha de cáscara de nuez tiene una capacidad aglutinante, por lo que, ofrece un excelente control de olores, es muy absorbente y biodegradable.

Hierba — La arena de hierba es relativamente nueva. La marca, Smart Cat, es una arena de grano fino hecha de fibras de hierba provenientes de fuentes biodegradables de Estados Unidos; controla el olor y tiene buena capacidad aglutinante. Otra marca, The Touch of Outdoor, por el Dr. Elsey, utiliza hierba que crece en las praderas de Estados Unidos.

Cómo saber qué tipo de arena prefiere tu gato

Los estudios realizados para determinar qué tipo de arena prefieren los gatos han demostrado que el tamaño de las partículas influye mucho. Por naturaleza, cuando se trata de hacer sus necesidades, los gatos prefieren la arena. En la actualidad, hay una gran variedad de productos de arena de venta comercial, que son naturales y orgánicos y muchos de estos productos cuentan con partículas de gran tamaño, algo que no le gusta mucho a la mayoría de los gatos.

A los gatitos tampoco les gusta que sus cajas de arena tengan aromas sintéticos o aditivos para controlar el olor. El tipo de arena que utilizo con mis gatos es nuestro producto Biocharged Kitty Litter que está hecho de biocarbón orgánico. El biocarbón tiene una gran área de superficie y es recalcitrante, lo que significa que el carbón absorbe el agua y los olores.

La arena de biocarbón también tiene excelentes propiedades aglutinantes, lo que significa que dura más tiempo y retiene menos humedad. También es 100 % biodegradable y compostable, además es libre de fragancias, ya que el carbón ayuda a bloquear los olores.

Puedes descubrir qué tipo de arena prefiere tu gato al comprar pequeñas cantidades de varios tipos de arena, así como varias cajas de arena económicas. Coloca las cajas con diferentes tipos de arena juntas y observa cuál utiliza tu gato con mayor frecuencia.

Una vez que descubras qué tipo de arena prefiere tu gato, asegúrate de colocarla a una profundidad de unas cuatro pulgadas. Considera donar al refugio de gatos más cercano las bolsas de arena sin usar (limpia) que te sobren.

Qué hacer si compras su tipo de arena favorito, pero sigue sin utilizar su caja de arena

Dado a que por lo general, el primer signo de enfermedad en los gatos es un cambio en su comportamiento, si tu gato comienza a mostrar problemas relacionados con su caja de arena por primera vez, te recomiendo consultar a tu veterinario.

Si no hay ninguna razón médica para su comportamiento, puedes hacer lo siguiente:

Varias cajas de arena en hogares con muchos gatos — Si tienes varios gatos, es posible que necesites colocar más cajas. La recomendación general es una caja por gato y una extra.

Ubicación de la caja — Los lugares en donde coloques las cajas de arena deben ser aptos para los gatos, es decir, deben estar alejados de máquinas y aparatos domésticos ruidosos. No elijas lugares como el sótano o el garaje, sino lugares cálidos y asegúrate que las cajas de arena no estén cerca de su tazón de agua o comida.

Limpieza — Los gatos son criaturas muy quisquillosas y sobre todo a medida que envejecen pueden desarrollar una aversión a la caja de arena. Si utilizas un tipo de arena sin olor, debes limpiar la caja con mayor frecuencia. Debes ser disciplinado y recoger las necesidades de tu gato unas dos veces al día.

También te recomiendo que con ayuda de una toalla húmeda de papel quites todos los residuos que se quedan pegados a los lados o al fondo de la caja. Seca el área con otra toalla de papel antes de volver a poner arena en la caja. Mantener la caja limpia y seca puede ayudar a prolongar el tiempo entre la limpieza completa de la caja.

Cambia la arena y limpia la caja al menos una vez a la semana. Es muy importante lavar bien la caja para eliminar los olores y evitar que tu gato desarrolle una aversión a la caja de arena debido a un olor persistente.

Lava la caja con agua caliente. Si utilizas jabón, asegúrate de elegir una variedad natural y sin fragancias. Evita utilizar productos de limpieza aromatizados que podrían contener toxinas. Las cajas de arena de plástico deben remplazarse cada uno o dos años.

Mantener la caja de arena en perfectas condiciones es el secreto para controlar el olor en las cajas de arena, lo cual beneficiará a todos los miembros de la familia, incluido tu gato.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario