¿La arena para perros realmente funciona?

Análisis escrito por Dr. Karen Shaw Becker
arena para perros

Historia en Breve -

  • A veces no te es posible llegar a casa a tiempo para dejar salir a tu perro, lo que provoca estrés a ambas partes, pero instalar una caja de arena para interiores puede eliminar ese dilema
  • La arena para perros es una excelente alternativa para los perros pequeños que viven en edificios altos u hogares con acceso limitado a espacios abiertos
  • Una tina de plástico lo suficientemente grande como para que el perro pueda girar y con los costados lo suficientemente bajos para que entre, son elementos básicos para una caja de arena, pero brindarle un sentido de privacidad también ayudará a garantizar el éxito de su entrenamiento de caja de arena
  • Una vez que tu perro hace sus necesidades naturales en el área designada, es vital elogiar su buen trabajo ya que le ayuda a entender que esta es la acción que deseas
  • Puede que no ocurra de inmediato, pero cuando el perro no parece dispuesto, es mejor esperar un poco y volver a intentarlo después en lugar de intentar forzar las cosas

Todos somos conscientes de lo útil que es la arena para gatos con el fin de que los felinos tengan un "inodoro" limpio y fácil de asear, lo que hace que su proceso de evacuación e higiene sea relativamente cómodo y sin preocupaciones, no solo para los gatos sino también para los humanos que cuidan de ellos.

¿Existe un sistema similar para perros? Imagina establecer algo que te ayude a no pensar ni preocuparte más por la incapacidad de tu perro para hacer sus necesidades mientras estás en el trabajo, de viaje o disfrutando de una salida por la noche. Sin mencionar los momentos en que el clima exterior es deplorable o uno de los dos se encuentra enfermo.

Es decir, aunque el mejor método podría ser estar ahí, tomar su correa y disfrutar de un paseo con tu perrito para que pueda hacer sus necesidades en el momento oportuno, a veces no es posible debido a una serie de circunstancias. Como explica la veterinaria Jennifer Coates:

"Esta es una excelente alternativa para los perros pequeños que viven en edificios altos u hogares con acceso limitado a espacios abiertos, al igual que en situaciones donde se vean afectados por las inclemencias del tiempo o cuando los dueños tienen que estar fuera de casa por un período prolongado de tiempo".

Hacer que alguien lo saque es otra opción, pero a veces eso tampoco es posible. Según Pet MD, el estrés que es probable que experimentes con demasiada frecuencia por no estar presente para supervisar el proceso de evacuación de tu perro podría ser cosa del pasado, ya que ahora existe la arena para perros.

Considero que las áreas de evacuación para perros en espacios interiores nunca deben ser la primera opción de inodoro canino de nadie, y sin duda no deben reemplazar el tiempo que pasamos con nuestros canes al aire libre donde pueden olfatear, mover sus cuerpos, entrar en contacto con la tierra y sentir la luz solar directa. Pero en ciertas circunstancias, un "baño interior" podría ser la solución a un problema frustrante para algunos dueños de perros.

Tipos de arena para perros y razones por las que es una buena idea

Hay muchas formas de arena para perros, tales como las bolitas hechas con papel de periódico reciclado, que funcionan de manera similar a la arena para gatos: absorben la humedad, evitan las manchas y ayudan a enmascarar los olores. Hace que el aseo sea una tarea menos complicada y evita que te preocupes por saber si tu perro es capaz de contener sus impulsos y los inconvenientes de cuando no es capaz de contenerse.

Aunque hay perros que no parecen adaptarse a la arena canina; hay otras opciones de sustrato, como la arcilla aglutinante (siempre y cuando tu perro no intente comerla), las almohadillas absorbentes y el césped para perros. Otra opción que brinda buenos resultados es la tierra orgánica. Después de establecer las áreas de eliminación en el hogar, el único otro requisito es su entrenamiento.

Sin embargo, la conductista animal Jessica Gore destaca que estas opciones se recomiendan solo para los perros más pequeños, ya que los canes grandes son capaces de mojar una caja de arena para perros en un solo uso.

Gore dice que el perro adulto promedio puede esperar hasta ocho horas para vaciar su vejiga, pero a partir de entonces la urgencia no solo es crítica, sino que la salud del perro también estará en peligro. Además, el tiempo que la mayoría de los perros son capaces de aguantarse disminuye cuando no se sienten bien o cuando comienzan a envejecer. Gore señala:

"Dado que un dueño promedio de mascotas con un empleo de tiempo completo se ausenta durante ocho o más horas, tal vez sea buena idea (o incluso necesario) disponer de un área de evacuación dentro del hogar".

He observado que en estas situaciones urgentes de '¡necesito ir al baño ahora!', muchos perros de razas grandes optarán por orinar dentro de una tina para ropa marca Rubbermaid que tenga una capa superficial de tierra.

Aspectos a tomar en cuenta a la hora de elegir la arena de tu perro

Al igual que ocurre con la comida, juguetes y medicamentos de tu perro, debes tomar en cuenta la seguridad y toxicidad al elegir su arena, así como las demás opciones de baños en espacios interiores. También es esencial leer las etiquetas para saber qué contiene cualquier cosa que entre en contacto con tu perro con el fin de garantizar su bienestar.

A algunos perros y a la mayoría de los cachorros les gusta masticar objetos pequeños. Si tu perro entra en esa categoría, es posible que debas evitar la arena para perros en forma de bolitas. Gore aconseja: “Al introducir este nuevo sistema, los dueños de mascotas deben tener en cuenta que sus perros pueden consumir, masticar y sacar las bolitas de su caja de arena, además de tener que entrenarlos para que la usen”. Como tal, es probable que si tu perro muerde cualquier cosa pequeña sea mejor usar otro tipo de sustrato.

También es necesario pensar en la limpieza de las áreas de aseo de tu perro. En pocas palabras, la consistencia es esencial. Las cajas de arena, sin importar quién las use, absorben la humedad y, en este caso, la humedad es la orina, la cual emite un olor que parece aumentar exponencialmente.

El aseo implicará recoger y cambiar su arena de forma regular. La mayoría de mis clientes que utilizan "bandejas para perro" encuentran que usar un poco de sustrato que pueden desechar después de cada uso es lo que les funciona mejor.

También es importante limpiar la caja después de estar afuera por períodos prolongados de tiempo, como un día laboral de 8 horas. Cuando estés en casa con tu perro, es recomendable limpiar su caja cada vez que la use.

Se dice que entrenar a un cachorro para usar la arena para perros en espacios interiores implica aproximadamente la misma curva de aprendizaje que en los perros adultos.

¿Qué es lo primero que deben hacer los dueños de mascotas para entrenar a sus canes a usar su arena?

En lugar de un inodoro real que se descarga con agua, hay que preparase y adquirir los suministros necesarios para el aseo, sin embargo, esto es bastante básico y sencillo. Toma en cuenta que, aunque recubrir su caja de arena con un forro de plástico parece ser la norma, los perros escarban para llegar al fondo de las cosas, y sus uñas inevitablemente harán agujeros en el plástico, lo que permitirá que la humedad se filtre por debajo. A la larga, es más fácil dejar que la tina de plástico haga su trabajo.

Hay muchos de estos productos para perros comercialmente disponibles, incluidas las cajas de arena cubiertas o versiones de lujo con opciones automáticas, autolimpiables y con filtros de carbón diseñados para este exacto propósito. Esta es una lista simple y fácil para comenzar:

  • Una tina de plástico lo suficientemente grande como para que el perro pueda girar y con los costados lo suficientemente bajos para que entre.
  • Una palita para retirar los residuos sólidos.
  • Arena o césped para mascotas

¡Es todo! Una vez que te decidas por el medio, la segunda parte es su entrenamiento. Gore dice que entusiasmar a tu perro con su nuevo sistema de orinal ayuda a asegurar el éxito. "Usa los premios favoritos de tu perro y haz que se pose sobre esa nueva superficie", dice. "¡Incluso podrías tener suerte y lograr que estrene su orinal de inmediato!" Si esto sucede, recompensa a tu perro y celebra a lo grande que haya usado su caja como esperas que lo haga.

Puede que no ocurra de inmediato, pero cuando el perro no parece dispuesto, es mejor esperar un poco y volver a intentarlo después en lugar de intentar forzar las cosas. Una vez que realice la acción correcta, tal como todas esas veces en que le das una recompensa (premio) por hacer un buen trabajo, es vital premiarlo para ayudarle a comprender que esa es la acción que estás buscando.

Suficiente entusiasmo y elogios también ayudarán a reforzar el comportamiento y brindarle suficientes oportunidades para repetir su nuevo conjunto de habilidades hará que sea más sencillo. Gore recomienda las mañanas para establecer dicha conducta, al despertar, consumir sus alimentos y beber agua, ya que todos estos momentos se identifican como "estimulantes para evacuar".

Si tu perro suele orinar o evacuar en un determinado sitio de la casa cuando te ausentas mucho tiempo, es una buena idea colocar ahí la caja de arena e informarle que le estás proporcionando un mejor inodoro, si es necesario.

Algunos aspectos del entrenamiento de los canes en el proceso de aprendizaje para usar una caja de arena

¡La paciencia es la clave! A medida que usar el baño de emergencia se convierta en una rutina, disminuirán los errores. Es probable que haya muchos al principio. Animal Planet te brinda algunas ideas para ayudarte a ti y a tu perro en el proceso de transición:

  • Usa una palabra o frase estimulante como "Ve al baño".
  • Si sorprendes a tu perro haciendo sus necesidades en otro sitio de la casa, redirígelo a su caja de arena o coloca la caja en el lugar donde prefiere ir al baño. 
  • Una vez que comience a usar la caja de arena por su cuenta, continúa con los elogios, pero comienza a disminuir su dependencia hacia los premios.
  • Para ayudar a controlar los olores, rocía bicarbonato de sodio en el área limpia y seca de su caja de arena.
  • El lugar ideal para la colocar la caja de arena debe ser un sitio de fácil acceso para el perro, pero que también le proporcione un sentido de privacidad.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario