Cómo han cambiado los nombres de los perros con el tiempo

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
nombres de perros

Historia en Breve -

  • Las tendencias de los nombres de las mascotas revelan las actitudes de las personas hacia sus mascotas, así como los artículos culturales de la época
  • En la época medieval, los perros eran valiosos por sus habilidades de caza, custodia y pastoreo más de lo que se les consideraba como mascotas, mientras que sus nombres reflejaban los usos prácticos o implicaban descripciones de la apariencia del perro
  • Para el siglo XVII, los perros quizás se consideraban un poco más como mascotas y sus nombres comenzaron a reflejar sus personalidades en lugar de solo la apariencia o habilidades físicas
  • En la era victoriana, las mascotas se consideraban cada vez más como miembros de la familia, o al menos como símbolos de estatus dignos como perros falderos, y normalmente contaban con nombres de "personas"
  • En la actualidad, los perros son considerados profundamente como miembros de la familia, al otorgarles nombres como el de un niño; la cultura pop también se ve reflejada en los nombres de los perros

Los nombres de los perros, al igual que los nombres humanos, han cambiado a lo largo de la historia, lo que refleja las actitudes humanas sobre sus queridos caninos de épocas pasadas. Aunque puede parecer un poco trivial considerar cómo nombraban a los perros hace siglos, en realidad es bastante revelador. De hecho, es tan intrigante que existe un campo completo dedicado al estudio de los nombres: la onomástica.

Un onomástico es una persona que estudia nombres, y Leonard Ashley, onomástico y profesor emérito de inglés en el Brooklyn College, le explicó al San Francisco Examiner: "Puede parecer una tontería conversar sobre los nombres de las mascotas, pero es algo que dice mucho. No es una nimiedad. Se trata del comportamiento humano. Las personas nombran cosas, y los nombres demuestran la psicología que se encuentra detrás de todo".

Los nombres de la época medieval eran prácticos y descriptivos

En la época medieval, los perros eran valiosos por sus habilidades de caza, custodia y pastoreo, más de lo que se les consideraba como mascotas. Como tales, algunos nombres reflejaban sus usos prácticos o implicaban descripciones de la apariencia del perro, como los siguientes:

  • Sturdy (Robusto)
  • Whitefoot (Pie blanco)
  • Nosewise (Nariz sabia)
  • Holdfast (Sujetador)
  • Bellina (Bella)

Purkoy (de la palabra francesa pourquoi) fue el nombre del perro de una de las esposas del rey Enrique VIII (Ana Bolena), quien lo llamó así porque era muy inquisitiva. Otros perros eran nombrados después de las profesiones de sus dueños, como Hemmerli (pequeño martillo), el cual pertenecía a un herrero, y Speichli (hablaba poco), que pertenecía a un carretero.

En el siglo XVII, los nombres de los perros reflejaban sus personalidades

Para el siglo XVII, los perros quizás se consideraban un poco más como mascotas, y sus nombres comenzaron a reflejar sus personalidades en lugar de solo la apariencia o habilidades físicas.

El historiador John Reeks publicó una lista de nombres de perros de caza del siglo XVII, el cual le mencionó a Slate que proviene de un libro de Nicholas Cox de 1686 bajo el título de: "The Gentleman’s Recreation in Four Parts". Los aspectos destacados de la lista incluyen los siguientes:

Bravucón

Llorón

Bailarín

Ligero

Ráfaga

Galante

Malabarista

Niño feliz

Agradable

Pillo

Labios dulces

Majestuoso

Trueno

Chismoso

Trazador

Confiado

Asombro

Pretencioso

Las mascotas de la época victoriana eran miembros de la familia

En la era victoriana, se fundó la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (cerca de 1824), la cual marca el comienzo de los derechos de los animales y un momento en el que las mascotas eran consideradas como miembros de la familia, o al menos símbolos de un estatus digno como los perros falderos Según la Victoriana Magazine:

“Para una mujer a la moda en la Inglaterra victoriana, un perro miniatura era tan indispensable como un palco en la opera o una presentación en la corte. "No era nadie sin su mascota que la acompañara a cualquier parte, la cual fuera alimentada y alojada tan delicadamente como el heredero al título y a las propiedades, tal y como se estipulaba en los requisitos caninos”.

Como consecuencia, los nombres comenzaron a adoptar más elementos humanos, incluyendo nombres de "personas" como:

Albert

Ada

Arabella

Dante

Ernie

Gertrude

Fletcher

Owen

Lucinda

Reuben

Wyatt

Myrtle

Rosetta

Al parecer, los registros de la secretaria de la ciudad de los Estados Unidos desde la década de 1870, revelaron perros registrados con nombres como Jack, Jip, Carlo, Major y Rover. El nombre popular "Fido" también aparece en dicha lista, el cual proviene de la palabra latina fiel.

Los nombres caninos en la actualidad son con frecuencia los mismos que los de las personas

En la actualidad, los perros son considerados profundamente como miembros de la familia, al otorgarles nombres como el de un niño. Una encuesta de perros registrados en 1997 en San Francisco, California, reveló que el nombre de perro más popular era Max (Fido todavía se encontraba en la lista).

Ademas, otros nombres habituales provenían de personas populares, como Molly, Jake, Lucy y Sam. En 2013, Rover, un sitio web que conecta a los dueños con cuidadores de mascotas, publicó una lista de los mejores nombres caninos de acuerdo con la base de datos de varios cientos de miles de clientes registrados en los Estados Unidos. Los resultados fueron similares e incluyeron los siguientes:

Machos Hembras

1. Max

1. Bella

2. Charlie

2. Lucy

3. Buddy

3. Bailey

4. Jack

4. Daisy

5. Cooper

5. Lily

6. Rocky

6. Molly

7. Riley

7. Lola

8. Toby

8. Maggie

9. Bear

9. Sadie

10. Harley

10. Chloe

Para el 2018, la lista cambió solo un poco:

Machos Hembras

1. Max

1. Bella

2. Charlie

2. Lucy

3. Cooper

3. luna

4. Buddy

4. Daisy

5. Jack

5. Lola

6. Rocky

6. Sadie

7. Duke

7. Molly

8. Bear

8. Bailey

9. Tucker

9. Maggie

10. Oliver

10. Stella

Al igual que los nombres en el pasado, los nombres actuales también pueden señalar tendencias de la cultura pop y más. Rover observó que, durante el 2018, los nombres de Harry y Meghan aumentaron su popularidad hasta un 133 % y 129 %, respectivamente, como cortesía de la boda real. Otros nombres populares eran personajes de ciencia ficción, músicos y superhéroes, especialmente los de la Mujer Maravilla, Pantera Negra, Guerra de las Galaxias y Guardianes de la Galaxia.

También se incrementaron los nombres de villanos hasta un 18 %, con los cinco nombres más importantes reportados como Loki, Bane, Sid, Anakin y Lex. Incluso aparecieron nombres de comida y almuerzo, incluyendo Bizcocho, Canela, Panecillo y Waffles.

Como Kate Jaffe, curadora de nombres caninos para Rover, le mencionó a NPR: "Hemos descubierto que las cosas que más nos interesan, ya sean los alimentos que consumimos o la cultura pop, realmente se ven reflejados en cómo nombramos a nuestros perros", una tendencia que parece haber prevalecido a lo largo de los siglos.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario