Si el comportamiento de tu gato es un problema, haz más de esto

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
gato destructivo

Historia en Breve -

  • La mayoría de los comportamientos buenos y malos de los felinos, son una respuesta al entorno que les brindamos
  • Los dos problemas más grandes de comportamiento que tienen las personas con sus gatos son defecar fuera de la caja de arena y la agresión entre gatos
  • Orinar fuera de la caja es en realidad un problema diferente al de defecar afuera; en cualquier caso, primero debes visitar a su veterinario para verificar una condición médica subyacente
  • Hay muchas formas de prevenir, reducir o acabar con la agresión entre gatos; saber cómo introducir correctamente a 2 gatos es el primer paso
  • La terapia de juego es una herramienta invaluable para todos los gatos, especialmente para aquellos con problemas de conducta

El invitado especial de hoy es la Dra. Marci Koski. La Dra. Marci es una conductista felina y tiene su propio negocio de consultoría de conducta felina.

Le pedí a la Dra. Marci que hablara sobre algunos de los problemas de comportamiento más comunes con los que tiene experiencia.

"Los más comunes son problemas con la caja de arena", respondió. "Los gatos rechazan la caja de arena porque hay algo ahí que no les gusta, o están defecando en otra parte del hogar por alguna razón. Muchas veces es un problema médico, que es lo primero que debemos descartar.

El otro gran problema es agresión entre gatos. Cuando los gatos no se llevan bien en el hogar, esto causa mucha fricción entre todos. Realmente se convierte en un problema en la casa. Intento que esos gatos vuelvan a ser amigos.

Tengo una especie de programa trifásico cuando se trata de los problemas con la caja de arena. Lo primero que siempre quiero es hacer cuando un veterinario revisa el gato es asegurarme de que no haya cristales en la orina, infecciones de la vejiga o cualquier cosa que pueda causar dolor. Si un gato asocia el dolor con su caja de arena, evitará usarla. Así que una revisión veterinaria siempre debe ser el primer paso.

En segundo lugar, miro a la caja de arena. Quiero saber cuántas hay en la casa. ¿Son lo suficientemente grandes? El tamaño de la caja de arena es un factor muy importante para algunos gatos. La mayoría son demasiado pequeñas para muchos gatos. Recomiendo que debajo de la cama coloques recipientes o contenedores con una abertura en forma de puerta, lo suficiente grande como para que los gatos puedan entrar y moverse cómodamente, sin sentirse atrapados.

El tipo de arena también es un factor importante. Cualquier cosa perfumada puede espantar a tu gato. La textura también es importante, ya sea que se aglutine o no. Me he dado cuenta de que la mayoría de los gatos prefieren que su caja de arena no este perfumada, sea de granos finos y que se aglutine.

EL lugar de la caja de arena también es importante. Muchas veces las personas ponen la caja detrás de una puerta para bebés o junto a la lavadora que hace muchos ruidos fuertes y aleatorios, o en áreas que realmente no son parte del territorio del gato. El gato realmente no tiene ningún deseo de ir y usar esa caja de arena.

Pueden sentirse fácilmente vulnerable en la caja. Pueden sentir ansiedad por ser emboscados desde algún ángulo o esquina. Se trata de ver cómo acomodar la caja de arena en el territorio del gato.

El tercer paso es identificar los factores de estrés en el hogar que pueden estar causando inseguridad o conflicto en la vida del gato. Reducir el estrés es una parte muy importante de corregir los desechos inadecuados­ una vez que se hayan descartado los problemas médicos y los problemas del arenero".

Orinar fuera de la caja de arena es un problema diferente al de defecar fuera de la caja de arena

A continuación, le pregunté a la Dra. Marci si considera que orinar fuera de la caja de arena es un problema diferente al de defecar fuera de caja de arena.

"Ellos hacen cosas diferentes", dice. "Últimamente, muchas personas vienen a consultar por qué los gatos están defecando fuera de la caja. Este comportamiento requiere que echemos un vistazo a los factores de estrés dentro de la casa. Defecar fuera de la caja de arena de vez en cuando puede ser una señal de que el gato es territorial.

Pero la mayoría de las veces me parece que defecar fuera de la caja, pero no orinar, puede ser un problema de salud, que podría ser algo tan simple como estreñimiento o diarrea. Los gatos no se quedan solo en la caja de arena sin esperar nada. Si tienen problemas digestivos, tienden a hacer donde sea que estén y cada vez que se presente la urgencia.

Cualquier pérdida de control puede causar que defequen fuera de la caja. Orinar fuera de la caja de arena puede ser por el estrés. Los problemas territoriales también pueden ser una razón, aunque en ese caso es más como marcar. El comportamiento inadecuado de defecar y el marcado son dos cosas diferentes, pero nunca está de más asegurarse de que su caja esté en plenas condiciones cuando esté abordando un problema de marcado.

A menudo me encuentro con gatos que están orinando fuera de la caja que es casi un grito de ayuda. Descubrí que hay mucha inseguridad en esos gatos. Pueden sentirse estresados por otro gato en el hogar o por la relación que tienen con un miembro humano de la familia".

El poder de la terapia de juego y la mejor manera de jugar con tu gato

"Siempre he encontrado que la terapia de juego es muy útil en estos casos", la Dra. Marci continuó. “El juego reduce el estrés. Es tan importante para los gatos en el hogar. Sabes, nuestros gatos en el fondo son animales salvajes, carnívoros y depredadores. Necesitamos comprender eso. Cuando están sentados en casa sin hacer nada durante todo el día, se aburren. El aburrimiento conduce al estrés y el estrés conduce a problemas de comportamiento, como defecar fuera de la caja de arena".

En mi experiencia, los padres de perros juegan con ellos con regularidad. Pero muchos guardianes de gatos asumen que debido a que los gatitos duermen mucho, no disfrutan jugar. Le pedí a la Dra. Marci que hablara sobre algunas de sus formas de atraer a los gatos, especialmente­ para los dueños que nunca han pensado en jugar con ellos.

“Lo que recomiendo son dos sesiones de juego al día de 10 a 15 minutos por sesión. Quieres que tu gato corra, brinque y salte. Quieres involucrar a tu gato en la secuencia de la presa, que es mirar fijamente, acechar, perseguir, saltar y agarrar, y luego realizar una mordedura mortal. Eso le ayudará con sus instintos depredadores y le permitirá sentirse como un gato.

Después de una sesión de juego debes darle a tu gatito una comida, por lo general hago sesiones por la mañana y por la noche cerca de mi hora de dormir. Ya cazó y comió, por lo que se acicalará y luego se irá a dormir. Cazar, comer, arreglar y dormir, es un patrón muy natural para los felinos.

Los juguetes, como las bolitas, los ratones y esas cosas, son geniales, pero no van a involucrar a un gato en los cuatro pasos de la secuencia de la presa. Así que juega con un juguete interactivo dos veces al día. Si tu gato se cae como si estuviera realmente aburrido después de aproximadamente un minuto, está fingiendo. Está fingiendo, trata de manipularte.

Dale unos 30 segundos de descanso y vuelve a jugar. Ha vuelto a caer en la parte de la secuencia de presa. Está tratando de descubrir ese señuelo y cómo conseguirlo. No dejes que te engañe. Todavía quiere jugar. Solo dale un pequeño descanso y luego vuelve a engancharlo con la varita”.

Mantén las cosas interesantes para tu gato

Le pregunté a la Dra. Marci qué sugerencias tiene para las personas que dicen que su gato se ha aburrido con los juguetes interactivos. No sé si es el dueño el que decide que el gato está aburrido, o el gato que decide no participar. ¿Es posible que algunos gatos necesitan muchos más juguetes que otros?

"Claro que sí", respondió la Dra. Marci. “Los gatos más jóvenes tienden a aburrirse menos. Los gatos jóvenes y todavía gatitos jugarán con casi cualquier cosa. Los gatos mayores que han estado alrededor de la cuadra varias veces y saben cómo cazar y jugar con sus juguetes tienden a aburrirse más fácilmente.

Recomiendo tener diferentes señuelos y juguetes. Hay otro juguete de varita que realmente me gusta mencionar Neko Flies. Me gustan sus señuelos. Son como pequeños bichos. Hay uno llamado Kattipede que hace que mis gatos se vuelvan locos. Es una pequeña cosa de ciempiés con patitas.

Los punteros láser son buenos para agotarlos, pero no hay nada que puedan morder al final. Son buenos para el ejercicio. Tengo una gata de 8 años que todavía ama el puntero láser. Es adicta. Además, puedes usar juguetes de varita que son como serpientes, como una cinta larga de fieltro. Es bueno rotar los juguetes ­ocasionalmente y siempre puedes marinar los señuelos en la hierba gatera para darles un pequeño impulso".

¿Por qué no deberías exagerar con la hierba gatera?

Hablando de la hierba gatera, le pregunté a la Dra. Marci si es simplemente acertar o no saber qué gatitos responden y cuáles no.

"Alrededor del 80 % de los gatos se ven afectados por la hierba gatera y el otro 20 % no", respondió. “Hay otras cosas que pueden desencadenar una reacción en los gatos que no responden a la hierba gatera. El spray de madreselva, la vid plateada y la raíz de valeriana son alternativas que pueden generar respuestas similares a la hierba gatera en algunos gatitos.

Pero no debes confiar únicamente en la hierba gatera para enriquecerlos. Tienes que observar realmente su reacción. A veces pueden ponerse agresivos, cosa que no quieres. Es solo una preferencia personal en términos de lo que le gusta a tu gato".

Para gatos sensibles a la hierba gatera (pero no agresivos), le pregunté a la Dra. Marci con qué frecuencia se debe usar. ¿Hay manera de saber si es mucha? Tengo clientes que la compran en bolsas de 50 libras. Es mucha hierba gatera.

"Yo diría que una vez a la semana es suficiente. Recomiendo darle a tu gato una bonanza de hierba gatera, como un puño tirado en el suelo para que pueda rodar, pero luego aspírala. Si le das un juguete de hierba gatera para que juegue, será genial. Pero no creo que la sobredosis con hierba gatera sea una buena idea, ya que los estimulas constantemente hasta que desarrollan este tipo de inmunidad contra ellos, y luego no los afecta en absoluto".

Agresión entre gatos

Este es un buen lugar para pasar a la segunda cuestión que vamos a discutir, que es la­ agresión entre gatos. En mi casa tengo un gato que se vuelve agresivo con la hierba gatera. Debo tener cuidado porque cuando obtiene algo, intencionalmente busca a su hermano y lo embosca.

No hace falta decir que a su hermano no le gusta esto. La emboscada no es realmente agresiva, pero Crosno, el gatito emboscado, no le gusta participar de la misma manera que a su hermano cuando quiere hierba gatera. Le pregunté a la Dra. Marci cómo aconseja a los propietarios que se ocupan de la agresión entre gatos.

"Hay tantos tipos diferentes de agresividad que pueden mostrar los gatos", explica. "Y a menudo, los humanos no ven el por qué. Solo ven el resultado, que es la agresión de un gato hacia otro.

También hay una agresión redirigida, donde un gato ve algo afuera, por ejemplo, otro gato en su territorio, y no tiene forma de expresar su frustración con el intruso. Luego, uno de los compañeros gatitos de casa se pasea por la habitación y dice: "Oye, amigo", y el gato frustrado va tras él. Eso es una agresión redirigida, pero solo podemos ver el resultado final en el que el gato frustrado persigue a su compañero de casa.

Cuando son agresivos entre sí, puede haber muchas razones. Podría ser una introducción que tal vez no fue tan lenta como debería, o podría ser una agresión redirigida. Muchas cosas pueden desencadenar un episodio o relación agresiva".

Consejos para manejar la agresión entre gatitos

"Si hay un cambio repentino y persistente en el comportamiento de un gato", explica la Dra. Marci, "es buena idea que un veterinario lo revise. Si un gato no se siente bien, puede causar agitación y estar de mal humor con otros gatos. Además, la enfermedad puede causar un cierto olor al que otro gato reaccionará y pensará: "Oye, no eres el gato que conozco".

Otra cosa es simplemente vigilar a los gatos y tratar de redirigir el comportamiento agresivo. Mira el lenguaje corporal del gato propenso a la agresión en busca de signos como una cola retorcida, una mirada directa y vocalización. Quieres redirigir ese comportamiento antes de que se convierta en una agresión real hacia el otro gato.

Lo que me gusta hacer es tener algo que haga ruido, como un frasco de vidrio lleno de frijoles secos, que no es lo suficientemente fuerte como para asustarlos, pero si como para llamar su atención. Haz el ruido y luego redirige a los gatos hacia otra actividad, como una sesión de juego. Esa es una forma de manejarlo.

Otra forma es simplemente comenzar a construir asociaciones positivas entre ellos. Puedes tener sesiones de juego simultáneas en la misma sala, lo cual es divertido y a todos les gusta, o hacer que cada uno participe en un rompecabezas de comida en la misma sala. No hay competencia; están haciendo algo divertido y, por supuesto, quieres recompensarlos por cualquier interacción positiva que tengan entre sí. Dales muchos refuerzos positivos".

Los gatos reaccionan a su entorno y estamos a cargo de ese entorno

A menudo me pregunto cuánto contribuyen los humanos a que sus gatos intensifiquen las reacciones al estrés porque no los estamos entendiendo correctamente. No somos sensibles a lo que les está pasando. Le pregunté a la Dra. Marci si cree que los dueños están provocando o contribuyendo a muchos de los problemas de comportamiento que vemos en los gatos hoy en día.

“Los gatos reaccionan a su entorno”, dice la Dra. Marci. "No diría que los humanos son los únicos culpables, pero los gatos definitivamente están respondiendo a los elementos de su entorno. Creo que se trata de educar a la gente sobre sus necesidades.

Si un gato rasca muebles, por ejemplo, necesita rascar algo. Nuestro trabajo es aprender cómo redirigir el rascado a una superficie adecuada. Y es lo mismo con casi cualquier cosa en su entorno. Creo que es solo una cuestión de educar a los humanos sobre las necesidades de los gatos como depredadores carnívoros salvajes. Estamos tratando de domesticar a estos gatos salvajes. ¿Cómo recreamos lo que necesitan en nuestros hogares?”

Estoy de acuerdo. Creo que, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, a menudo fallamos involuntariamente a esas pequeñas criaturas salvajes que básicamente mantenemos cautivas en nuestros hogares. Creemos que estamos proporcionando todo lo que necesitan, pero puede que no sea así.

Estoy muy agradecida de que haya personas como la Dra. Marci que han dedicado sus carreras y sus vidas a ayudar a las personas a tener mejores interacciones, más seguras, más saludables y emocionalmente más satisfactorias con sus gatos. Espero que esta entrevista ayude a los padres de gatos a entender que, si tienen un gato con un problema de comportamiento, la primera parada es con su veterinario para descartar una condición médica.

El siguiente paso es contactar a alguien como la Dra. Marci. Obtener la ayuda de un profesional capacitado puede significar la diferencia entre una relación muy satisfactoria y gratificante con su gato o una situación frustrante que se intensifica hasta el punto de que ni tú ni tu gatito están felices.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario