Como Apoyar a un Animal Moribundo

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 18, 2015 | 13,046 vistas

Historia en Breve

  • La Dra. Ella Bittel es una veterinaria holística con una pasión por las necesidades de los animales especiales y de edad avanzada, incluyendo las mascotas que llegan al final de sus vidas. También es experta en el cuidado paliativo para animales, así como de otros problemas relacionados con sus últimos días de vida
  • El interés de la Dra. Bittel en el cuidado de animales de hospicio surgió de la muerte de su perro, Momo, que murió por causas naturales en sus brazos. La Dra. Bittel se dio cuenta de que lo que algunos animales necesitan en su transición de la vida a la muerte no es la eutanasia, sino un excelente cuidado y compañía de su familia
  • Preparar a su mascota para su partida mientras todavía se encuentra bien es la mayor recomendación que da la Dra. Bittel a los dueños. Es por medio de la preparación, que puede incluir el cuidado paliativo, en donde los dueños aprenden a hacerle frente a los abrumadores sentimientos de miedo y dolor cuando se anticipan o experimentan la pérdida de una mascota amada
  • Aunque el cuidado final muchas veces implica muchas actividades para ajustarlas a las necesidades cambiantes del animal, también es importante tomarse el tiempo de estar con su mascota, simplemente ofreciéndole nuestra presencia plena
  • Spirits in Transition es el sitio web de la Dra. Bittel, que ofrece una gran cantidad de información sobre las opciones de cuidado en los últimos días de vida de su mascota. Ella también ofrece clases en línea en su sitio y algunas veces presenta seminarios semanales en vivo para ayudar a los dueños a aprender el arte de apoyar a un animal moribundo

Por la Dra. Becker

Hoy tengo una invitada muy especial, la Dra. Ella Bittel. La Dra. Bittel es una veterinaria holística que vino a nuestro país desde Alemania. Ella practica medicina veterinaria holística exclusivamente- todos sus pacientes tienen DVMs primarios quienes les brindan cuidado veterinario tradicional.

En su práctica holística, la Dra. Bittel realiza principalmente trabajo de acupuntura, quiropráctica y craneosacral. También utiliza preparaciones herbales y homeopáticas, remedios de flores de Bach y aceites esenciales. “Es todo un conglomerado de modalidades maravillosas,” dice ella.

Durante sus estudios de veterinaria, la Dra. Bittel fue expuesta a la quiropráctica veterinaria mientras completaba una pasantía en los Estados Unidos. La terapia quiropráctica para animales no era algo que estuviera disponible en su país de origen en aquel momento. Se pasó todo un día con un médico quiropráctico especializado en animales e instantáneamente quedó fascinada con esa terapia. Fue lo que la hizo regresar a los Estados Unidos.

Este es un tema común entre los veterinarios holísticos. A muchos de nosotros nos presentan una modalidad holística que nos cautiva de forma instantánea y eso nos lleva a formar una pasión para toda la vida sobre métodos de curación complementarios y alternativos.

La mayoría de los pacientes de la Dra. Bittel son animales pequeños. Después de completar su certificación en quiropráctica en animales, se fue a trabajar en la práctica convencional debido a que estaba interesada en hacer que las terapias holísticas estuvieran disponibles para sus pacientes. La relación le funcionó tan bien que después de más de una década sigue trabajando allí.

Tiende la Mano a las Mascotas Especiales y de Edad Avanzada

Los animales de edad avanzada y los animales moribundos tienen un lugar muy especial en el corazón de la Dra. Bittel. Como veterinario acupunturista, trata en su mayoría a animales mayores con problemas de movilidad y otros problemas de salud relacionados con el envejecimiento. La acupuntura es extremadamente benéfica para esos pacientes. Los animales de necesidades especiales, que requieren de un nivel diferente de cuidado para tratar problemas como la incontinencia y que no responden a tratamientos convencionales, también son algunos de sus pacientes favoritos.

Durante sus estudios de veterinaria en Alemania, la Dra. Bittel trabajó en un centro residencial para personas con discapacidad durante seis años. Su trabajo en ese lugar le enseñó a no ser reactiva a lo que veían sus ojos y/o la forma en la que se ve alguien. En lugar de eso, aprendió a sintonizar con el espíritu de las personas, sus intereses en la vida y todas las cosas sobre ellas que eran completamente independientes a sus capacidades físicas. Ella cree que su experiencia con personas discapacitadas sentó la base para su carrera como médico holístico en animales.

Spirits in Transition

La Dra. Bittel tiene un sitio web llamado Spirits in Transition (Espíritus en Transición), que se centra en el cuidado paliativo en animales. Ella se interesó en este tipo de cuidado cuando su adorado perro, Momo, murió a la edad de 17 años. Momo era un perro muy grande, por lo que la Dra. Bittel se siente afortunada de que su adorado compañero haya vivido tanto tiempo y con una calidad de vida tan buena. Con la ayuda de la acupuntura, Momo, disfrutó de movilidad completa hasta el final.

Durante las últimas semanas de vida de Momo, como muchos de nosotros con mascotas moribundas, la Dra. Bittel trató de anticipar el mejor momento para practicar la eutanasia- simplemente porque siempre había supuesto que necesitaría eutanasia. Lo analizó tomando en cuenta su espíritu y el del perro- “¿cuándo es el momento adecuado? ¿Cuándo debería hacerlo? ¿Es algo que mi mascota quiere ahora?”

Pero Momo nunca dio señales de eso, “Sí, este es el momento indicado”. Cuando entró al proceso activo de muerte, la Dra. Bittel no reconoció los signos porque nadie la había preparado para lo que podía esperar. Pensó, “este es el momento para la eutanasia.” Así que con la ayuda de un amigo, subió a Momo al carro. Después de unos cinco minutos en el carro, Momo murió en los brazos de la Dra. Bittel.

Además de desear no haber subido a Momo al carro durante sus últimos minutos de vida, en general, la Dra. Bittel se siente tranquila con la forma en la que Momo murió, pero se quedó con algunas preguntas. Un año más tarde, finalmente lo entendió. Se dio cuenta de que la única pregunta que le hizo a Momo fue, “¿quieres que te ayude a superar esta situación (que te practiquen la eutanasia)?” Ella jamás le preguntó a Momo si quería que estuviera con él durante el proceso de muerte normal. Nunca se le ocurrió preguntarle a su perro esa pregunta.

Darse cuenta de eso fue un poco sorprendente para la Dra. Bittel. Ella jamás consideró la idea de dejar que su perro tuviera una muerte natural y se dio cuenta que lo mismo le sucede a la gran mayoría en la profesión veterinaria. Esa fue una verdadera llamada de atención para ella y eso la llevo a inculcarles a sus clientes el interés por el cuidado de animales moribundos. Algunos años después, creó recursos educativos para las personas que quisieran aprender a brindar el mismo nivel de cuidado a los animales moribundos que reciben los seres humanos en los últimos días de sus vidas y también comenzó a compartir su experiencia en presentaciones en congresos de veterinarios.

Spirits in Transition fue creado en el 2006 y ofrece una línea de ayuda para las personas que no están seguras sobre qué hacer en esas situaciones para que aprendan sobre el cuidado de animales moribundos. A menudo, las personas que llaman tienen muchas preguntas, incluso cuando sus mascotas aún tienen un buen estado de salud y desafortunadamente, la mayoría de los veterinarios no están preparados o entrenados para responder a este tipo de situación.

El Hospicio Puede Ayudar a Crear Buenos Recuerdos de los Últimos Días de su Mascota

Los estudiantes de veterinaria en Alemania y Estados Unidos por lo general no reciben una formación en cuidados paliativos. No aprenden cómo ayudar a un animal moribundo o cómo responder de forma útil a las necesidades del dueño de la mascota. Es un aspecto tan importante del cuidado veterinario y no es parte del plan de estudios. La muerte es tan natural como el nacimiento, pero a los estudiantes de veterinaria no les enseñan nada sobre cómo tratar la muerte de un animal.

El resultado es que muchas veces, los veterinarios no saben qué hacer por los animales al final de sus vidas o con sus familias humanas. Los dueños de mascotas, muchas abrumadas por la emoción, buscan a su veterinario para que los oriente. Muchas personas sienten gran arrepentimiento después de practicar la eutanasia a su mascota. Desean que hubiese otra manera y estos sentimientos se quedan con ellos para siempre, a menos que los traten.

Los últimos mementos que tenemos con nuestras mascotas se quedan para siempre. No hay vuelta atrás. La Dra. Bittle cree que por eso es tan importante crear buenos recuerdos y el cuidado paliativo puede ayudar con ello. Los clientes le han dicho que esto les ha ayudado con su proceso de duelo, el hecho de comenzar mientras la mascota aún está viva. Por esa misma razón, es más fácil para los miembros de la familia procesar el duelo aún en presencia de la mascota. Y cuando el animal ya se ha ido, por supuesto que hay más sentimientos de dolor, pero los dueños muchas veces se sorprenden al darse cuenta que se sienten más tranquilos de lo que pensaban o lo que habían experimentado con otras mascotas.

Los clientes de la Dra. Bittel también le dicen muchas veces que después de que su mascota ha recibido los cuidados paliativos y muere, que se sienten mucho más preparados para el proceso de muerte cuando sucede con un ser querido- e incluso con su propia muerte. El hospicio ayuda a muchas personas, incluyendo niños, a procesar sentimientos extremadamente profundos y necesidades sobre el tema de la muerte.

Por Que es Tan Importante Estar Preparado para la Muerte de su Mascota

La primera exposición de un niño a la muerte por lo general es cuando su mascota muere. La Dra. Bittel sabe que la forma en la que los padres manejan la situación es extremadamente importante. Muchos padres de familia sienten la necesidad de proteger a sus hijos de lo que ven como una experiencia potencialmente dañina o atemorizante. Pero la realidad es que los niños son bastante capaces de lidiar con la muerte si tienen el apoyo necesario. De hecho, muchas veces, los niños están mucho más conectados a los ritmos naturales de la vida que son ellos los que brindan apoyo a sus padres.

Muchos de los primeros participantes de los seminarios de fin de semana de Sprints in Transition impartidos por la Dra. Bittel, fueron personas que, cuando eran niños, sus padres evitaron que experimentaran exponerse a los últimos días de sus mascotas. Había un sentimiento de no sentirse completos que tuvo una gran influencia en sus vidas.

En el seminario, vieron un video en el que presentaban las últimas 48 horas de vida de un perro moribundo mientras recibían cuidado paliativo en casa. Ver el video hizo que las personas a las que no se les había permitido presenciar la muerte de su propia mascota, se sintieran en paz y pudieran cerrar ese capítulo.

El simple hecho de pensar en la muerte de una de nuestras adoradas mascotas es abrumador para muchas personas. A medida que las personas comienzan a ver envejecer o desarrollar enfermedades relacionadas con la edad o comenzar el proceso de muerte, se ven superadas por el miedo. Le pedí a la Dra. Bittel que hablara un poco sobre cómo lograr superar nuestros sentimientos de miedo, para que podamos seguir siendo buenos guardianes y hacer nuestro trabajo sirviendo a nuestros animales hasta que hayan completado su transición.

La Dra. Bittel desarrolló la mayoría de sus recursos educacionales para hacer exactamente eso- para ayudar a los dueños de mascotas a hacerle frente a sus temores sobre una pérdida inminente. Su meta era ofrecer consejos prácticos sobre cómo apoyar al animal y cuándo sabemos cómo hacerle frente a una situación en particular, el conocimiento en sí reduce nuestro miedo. La Dra. Bittel lo pone de esta manera:

“Hemos hecho bien nuestro trabajo cuando pasamos un tiempo contemplando nuestra propia mortalidad y la de nuestros animales y comenzamos a lidiar con las emociones al respecto.”

En sus seminarios y clases en línea, ella también incluye técnicas corporales que pueden ayudar con el miedo. Su recomendación más fuerte para las personas que tienen mascotas es prepararse mientras la mascota aún está en buen estado de salud.

La Dra. Bittel siente que no hay nada correcto o incorrecto cuando se trata de elegir cuidadosamente que hacer en los últimos días de una mascota. Nadie puede garantizarle a un dueño que tenga pensada la eutanasia, que hacer todo lo posible en términos de cuidado paliativo será posible mantener a su mascota de la mejor forma como para que muera de forma natural (aunque es posible lograrlo en la mayoría de los casos). Tampoco hay forma de predecir exactamente cómo será el proceso de muerte, porque es diferente en cada animal.

La Eutanasia Debería Ser Parte del Proceso de Planificación

Como lo hace la Dra. Bittel con sus clientes, la línea de ayuda de Spirits in Transition también enfatiza la importancia de la capacidad de realizar eutanasia en casa en caso de que los síntomas se salgan de control. La profesión veterinaria tiene cosas que mejorar en esta área, ya que hay muchas cosas que podemos hacer de forma similar a lo que se hace en los casos de los seres humanos para controlar con éxito los síntomas en los últimos momentos de vida.

Pero sin ese conocimiento, o en situaciones en las que el nivel de cuidado requerido no pueda brindarse por alguna razón, la opción de una eutanasia hecha en casa 24/7 debería planearse con anticipación para que el dueño del animal no se vea obligado a hacerlo a las prisas. No es cuestión de decir, “El viernes a las 3:00 p.m. es la hora indicada.” Es más el hecho de decidir si una situación cambiante puede controlarse para el beneficio del animal.

También hay dueños de mascotas para quienes el cuidado paliativo simplemente no es una opción. No es algo que sea bueno para todos. La meta de la Dra. Bittel es que esta opción esté disponible para las personas que la necesitan, para que no se sientan abandonados en el momento que más apoyo necesitan.

Siéntese a su Lado en Silencio Mientras su Mascota Hace la Transición

En mi práctica, la mayoría de las mascotas que están en transición se sienten más en paz con el proceso. Para ellos, salir del mundo es tan natural como entrar a él. Es decir el animal está muriendo y todo está bien. Sin embargo, su dueño, no está bien en absoluto. Muchas veces, mi trabajo es ayudar al dueño a reconocer que su mascota está bien. En respuesta, escucho cosas como, “¿qué quieres decir con que está bien? Está muriendo.” Y yo les contesto, “Sí, está muriendo de la mejor manera y está haciendo un excelente trabajo. Su mascota está haciendo un gran trabajo en su proceso de muerte.”

Pero esto puede ser bastante confuso para los dueños de mascotas. Muchas veces no toman en cuenta que la única criatura de la que tenemos control es de nosotros mismos y algunas veces el mejor regalo que podemos darnos a nosotros y a nuestras mascotas es dejar ir la necesidad de controlar cada resultado posible. Aunque la mascota está haciendo un excelente trabajo en la transición de la vida a la muerte, lamentablemente, el dueño muchas veces experimenta sentimientos de fracaso, frustración, insuficiencia y culpa.

Hay veces en la vida en la que no hay nada que hacer o no deberíamos hacer nada, a pesar de nuestro sentido de querer hacer algo. Podría ser que lo que deberíamos hacer es simplemente sentarnos en silencio al lado de nuestra mascota mientras muere. Es un rasgo exclusivamente humano el sentir que debemos hacer algo a como dé lugar.

Los animales tienen una capacidad innata de controlar muy bien su energía. Dada la oportunidad, los animales están en contacto con la Tierra todo el tiempo. Están en equilibrio. Pero también es difícil para los dueños estar en paz con la noción de que su mascota está haciendo la transición de forma correcta y que su trabajo para apoyar y ayudar a su mascota podría no ser un trabajo activo. Podría ser completamente pasivo- sólo sentarse en silencio a hacerle compañía mientras todo sucede.

Según la Dra. Bittel es que los dueños de mascotas se sienten cómodos siempre y cuando sepan qué hacer. Pero cuando se trata de no hacer nada- cuando ya no hay nada más que hacer y el proceso de muerte comienza, lo más importante es estar al lado de su mascota. Es simplemente estar con su mascota sólo dándole amor. Permita que el proceso se desarrolle sin aferrarse a ese momento y sin sentirse desgarrado por el dolor en el momento en el que su mascota ya ha hecho la transición.

Si Usted lo Permite, la Muerte de su Mascota Puede Ser un Regalo de Paz y Consuelo

Uno de los grandes beneficios del cuidado paliativo es que muchas veces las personas logran entender que todo está bien. Está bien que esta vida acabe ya. Algunas veces hay un sentimiento de alivio porque la carga es considerable cuando se trata de animales que sufren enfermedades complicadas. Realmente el problema no es el proceso de muerte- es la enfermedad terminal. Inevitablemente, llega un punto en el que la enfermedad deja de desempeñar un papel. Cuando comienza el proceso de muerte y en realidad hay muy poco por hacer.

Lo que ayuda mientras se desarrolla todo el proceso es reducir al mínimo las influencias en el medio ambiente, incluyendo el ruido. Muchas veces en el hospicio humano, la TV estará en volumen alto en la habitación del paciente moribundo. Si la TV está prendida para el paciente, porque él o ella se sienten calmados al escucharla, eso es una cosa. Pero si la televisión está prendida para distraer a otras personas en la habitación para evitar que sientan miedo de lo que está pasando, entonces eso no es bueno.

Prepararnos de la mejor forma posible para el final nos puede ayudar a cambiar nuestra percepción de la muerte. La muerte de una mascota puede ayudarnos a estar en paz. Es el regalo final que le da su mascota cuando usted está presente.

La Dra. Bittel ha escuchado historias de animales que no han podido hacer su transición hasta que su dueño es capaz de controlar su angustia emocional. Una de las razones de la angustia podría ser que el proceso de muerte toma más tiempo del que el dueño esperaba. Muchas personas no han experimentado un proceso de muerte real y no se dan cuenta que lo que muestran las películas o la TV sobre la muerte no se parece mucho al proceso de muerte normal.

A la Dra. Bittel le gustaría que demos un paso más allá de la idea de que la muerte debe ser algo rápido- debería ser corta. “Si podemos enfrentarla, es una gran oportunidad para nosotros,” dice ella.

Muchas Gracias a la Dra. Ella Bittel

La muerte de una mascota querida tiene un enorme significado. Y para muchos de nosotros, sucede una y otra vez durante el transcurso de nuestras vidas. Esas es la razón por la que es tan importante aprender a hacerle frente a la transición de vida a muerte de una forma significativa. Si logramos hacerlo, podemos estar en paz al saber que estuvimos al lado de nuestros amados compañeros hasta su último aliento.

Quiero agradecer a la Dra. Ella Bittel por compartir con nosotros toda la maravillosa información. Estoy segura de que les será útil a todos aquellos que han pasado por la muerte de una mascota y que quieren estar preparados para situaciones futuras y también a las personas con animales en el último capítulo de sus vidas que quieren tomar buenas decisiones sin miedo.

Asegúrese de visitar el sitio web de la Dra. Bittle, Spirits in Trasition, si quiere más información sobre el cuidado paliativo para mascotas.