Los Gatos Son los Principales Anfitriones de Este Parásito... Pero Estos 3 Culpables Son Más Probables

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Diciembre 31, 2015 | 5,782 vistas

Historia en Breve

  • La toxoplasmosis es una infección causada por el parásito Toxoplasma gondii. Mientras que la exposición al parásito es bastante común, las infecciones son raras
  • Los gatos son los principales portadores del toxoplasma, aunque, en Estados Unidos, los humanos generalmente adquieren la infección a través de la carne cruda o poco cocida, de las frutas y vegetales sin lavar, y del agua y la tierra contaminada
  • En los hogares con gatos, los miembros humanos de la familia, como las mujeres embarazadas, deberían seguir algunas precauciones lógicas para evitar la exposición potencial al toxoplasma

Por la Dra. Becker

Muchas personas que están familiarizadas con la toxoplasmosis, que es una infección zoonótica causada por el parásito Toxoplasma gondii, asumen que los humanos contraen la enfermedad por el contacto con los gatos.

Esta confusión persistente le ha dado una inmerecida mala reputación a los compañeros felinos.

Sí, los Gatos Son los Portadores Principales del Toxoplasma

El parásito T. gondii se encuentra en una amplia variedad de aves y mamíferos, pero solo se puede reproducir en los gatos, los cuales son el portador principal.

Se estima que el 30 % de los gatos y perros en Estados Unidos, así como el 25 al 50 % de las personas del país han estado expuestos a él. Mientras que la exposición al parásito es bastante común, la enfermedad clínica es rara.

La forma más común de exposición para los gatitos es a través del contacto con presas infectadas, generalmente los roedores y las aves. Una vez que ha llegado a los intestinos de los gatos, el T. gondii produce millones de oocistos que completan su ciclo de vida en el tracto gastrointestinal y regresan al ambiente a través de las heces del gato.

Los oocistos pueden vivir más de 18 meces en la tierra y el agua, y así se transmiten a los animales, como los roedores, ovejas y cerdos.

Si tu gatito vive en el interior, no hay forma en la que entre en contacto con el parásito, a menos que se encuentre un roedor infectado en tu casa.

Pero… Hay Muchas Otras Vías Para la Infección

Lo que muchas personas no saben, es que los gatos son solo una de las muchas vías de la infección toxoplasma, y de hecho, tener un gato no es una forma común de adquirir la toxoplasmosis.

De acuerdo con la revista veterinaria dvm360:

“…Si, los gatos liberan los parásitos en sus heces. Pero, la probabilidad de que los patógenos se pasen a los humanos son mucho menor de lo que la gente cree debido a los reportes promocionados por los medios.”1

En Estados Unidos, los humanos se ven más expuestos al T. gondii a través de la carne cruda o poco cocida, las frutas y vegetales sin lavar, y del agua y la tierra contaminada.

Los animales se exponen al consumir carne contaminada, ingerir heces o agua contaminada o a través de la infección congénita por medio de la placenta.

Solo he visto un caso de toxoplasmosis en mi carrera como veterinaria y fue en un perro, no en un gato. El perro había comido carne de conejo recién cazado. Yo siempre recomiendo congelar las presas frescas antes de dársela a una mascota. Congelar la carne durante 24 horas mata el toxoplasma.

La mayoría de los gatos se infectan por medio de la placenta o al ser amamantados. Muchos de estos gatitos nacen sin vida o fallecen poco después de nacer. Los que sobreviven padecen inflamación en el cerebro, pulmones o hígado.

La toxoplasmosis en los gatos adultos es rara. La infección se observa generalmente en gatos que nunca fueron expuestos al T. gondii, en aquellos que se ven expuestos en exceso al parásito o en los gatos con un sistema inmunológico comprometido.

Síntomas de Infección por Toxoplasma

La toxoplasmosis en las mascotas puede ser aguda o crónica. La forma aguda generalmente ocasiona síntomas; a menudo, la forma crónica es una enfermedad de grado bajo y es asintomática.

Los gatos muestran síntomas de la infección más que los perros. Y, a pesar de que cualquier perro puede infectarse con el parásito, generalmente se observa en los cachorros con un sistema inmunológico inmaduro o comprometido.

Puede haber múltiples síntomas de la infección por toxoplasma, como los siguientes:

Ataques epilépticosFiebre
TembloresPérdida de peso
DepresiónPérdida del apetito
AletargamientoVómitos
Debilidad muscularDiarrea
Pérdida de la coordinaciónIctericia (piel amarilla)
ParálisisInflamación de las amígdalas
Falta del alientoInflamación de la retina, iris y córnea

Diagnosis y Tratamiento de la Toxoplasmosis

La mejor forma de diagnosticar la toxoplasmosis es medir la existencia de anticuerpos en el organismo con el análisis de anticuerpos IgG e IgM toxoplasma.

Otros análisis de diagnóstico útiles son el conteo sanguíneo completo, panel químico, análisis de orina, análisis de heces, examen ocular, análisis ELISA, rayos x del pecho, análisis del fluido cerebroespinal y un análisis del fluido del pecho o del abdomen.

El tratamiento de los casos serios de toxoplasmosis puede involucrar antibióticos, anticonvulsivos en los pacientes con ataques epilépticos, cuidado auxiliar para los sistemas de órganos afectados y, en algunos casos, líquidos intravenosos (IV).

Sin embargo, he tratado exitosamente casos de toxoplasmosis crónica con bajo riesgo de muerte relativo, con una variedad de remedios naturales, como agracillo y berberina hcl, extracto de corteza de otoba, extracto de cinchona y extracto de hoja de olivo. La terapia de ozono también podría ser benéfica para los pacientes crónicamente enfermos.

¿Presentan un Riesgo los Gatos a las Mujeres Embarazadas?

En una palabra, ¡no!

Esta es una pregunta que escuchan muchos veterinarios de las mujeres embarazadas que son dueñas de gatos y que están preocupadas por la toxoplasmosis.

Si estás embarazada y compartes tu hogar con uno o más gatitos, asígnale los cuidados de la caja de arena a alguien más en la familia durante tu embarazo.

Si también tienes un perro, asegúrate de que no coma bocadillos de popó de gato (como hacen muchos perros).

Más Precauciones Lógicas

Otras cosas que puedes hacer tú y los miembros de tu familia para reducir su exposición al T. gondii son:

  • Cubre los areneros del exterior para que los gatitos no los utilicen como su caja de arena.
  • Usa guantes al hacer jardinería o al trabajar en el patio.
  • Usa guantes desechables para limpiar la caja de arena, así como una máscara, si padeces inmunosupresión.
  • Mantén limpia la caja de arena. Mientras más tiempo pase la popó del gato en la caja de arena, habrá un mayor riesgo de que los huevos del parasito se vuelvan infecciosos.

De acuerdo con la Dra. Heather Fritz, parasitóloga veterinaria en la Universidad del Estado de Washington:

“Corres más riesgo de contraer toxoplasmosis por beber agua infectada o comer carne contaminada que esté cruda o no esté cocida adecuadamente, que de tu gato: especialmente si vive en el interior".

Un gato infectado “… solo excretará oocistos en las heces durante 3 semanas aproximadamente, y generalmente solo sucederá una vez en su vida," concluyó Fritz.2

Conclusión: ¡no hay necesidad de deshacerte de tu gato! Tan solo sigue buenos hábitos de higiene, como tratar adecuadamente la carne y limpiar frecuentemente la caja de arena usando guantes.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 2 dvm360, August 20, 2015