Ocultar
Anestesia Para Mascotas

Historia en Breve -

  • La mayoría de los dueños de perros se sienten incomodos cuando le aplican anestesia general a su mascota durante un procedimiento veterinario
  • Existen protocolos establecidos de anestesia que aplican para todos los perros, sin embargo, ciertas razas requieren de un manejo especial para que sean anestesiados de forma segura
  • Los perros braquicéfalos (perros con hocico corto), lebreles, de pastoreo, toy y gigantes se encuentran entre las razas que requieren de un cuidado especializado durante los procedimientos que requieren de anestesia
Artículo Anterior Siguiente Artículo
 

Razas de Perros Que Necesitan un Cariño Extra Antes de una Cirugía

Abril 13, 2016 | 21,625 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Para muchos dueños de perros, hay pocas cosas que les producen tanta ansiedad como el hecho de pensar en que su preciado compañero peludo "será puesto a dormir" (recibir anestesia general para un procedimiento veterinario).

Mientras la anestesia local se utiliza para entumecer un área específica del cuerpo, la anestesia general deja al paciente inconsciente. Para muchos de nosotros, el hecho de imaginar al miembro peludo de nuestra familia tirado inconsciente e indefenso sobre una mesa de metal puede ser extremadamente inquietante.

Sin embargo, el igual que en la medicina humana, la anestesia general es necesaria en la medicina veterinaria para:

  • Ayudar a relajar los músculos del cuerpo de tu mascota
  • Quitar su capacidad de resistirse al procedimiento
  • Asegurar que no sienta dolor durante el procedimiento

La buena noticia es que la medicina veterinaria ha visto grandes mejoras en los últimos años con respecto a los agentes anestésicos. La mayoría de los medicamentos anestésicos utilizados hoy en día por los veterinarios son altamente predecibles y reversibles.

No Todos los Perros Reaccionan Igual Mientras Están Anestesiados

Todos los perros, desde el más pequeño hasta el más grande, descienden de los lobos y comparten una fisiología común. Sin embargo, cada raza tiene sus propias necesidades cuando se trata de recibir una anestesia.

Las diferencias genéticas entre las razas, junto con las diferencias en la anatomía (conformación), desarrollan un papel muy importante en la administración segura de los medicamentos anestésicos.

Por ejemplo, los perros braquicéfalos (razas con caras chatas como el Bóxer) están en mayor riesgo de obstrucción en las vías respiratorias en comparación con las razas con hocico más largo.

Hay razas con predisposición a una mayor capacidad de respuesta ante la anestesia, lo que significa que se requiere de menos para que el medicamento produzca el efecto deseado, lo que aumenta el riesgo de sobredosis.

También hay razas a las que les toma mucho más tiempo que otras el recuperarse de la anestesia.

Las mascotas con enfermedades cardíacas son otro grupo de alto riesgo. Si tiene problemas cardíacos conocidos o sospecha que los tenga, ya sean adquiridos o congénitos, debería consultar a un cardiólogo veterinario antes de someter a tu perro a un procedimiento que requiera de una anestesia.

Las razas con mayor riesgo que sufren de trastornos metabólicos, enfrentan un riesgo anestésico aún mayor.

Los animales con diabetes, hipotiroidismo, Cushing y Addison (enfermedad adrenal, en ambos extremos del espectro), así como los animales obesos y los que sufren de enfermedades renales o hepáticas, requieren de una consideración especial cuando se trata de calcular la dosis de la anestesia, la selección y carga del líquido, así como el tipo y cantidad de anestesia de mantenimiento a lo largo de la cirugía.

Recomendaciones Generales Sobre la Anestesia Para Todos los Perros

Existen ciertos protocolos que aplican para todos los perros sometidos a una anestesia. Incluyendo:

  • La evaluación y preparación del paciente antes de la anestesia. El objetivo de una evaluación pre-anestesia es identificar los factores de riesgo individuales que podrían influir en la capacidad del paciente para tolerar la anestesia. Esto incluye cosas como el estado físico del perro, edad, raza y temperamento.
  • La preparación del paciente significa preparar al animal para la anestesia, incluyendo los requisitos de administración del medicamento y de ayuno.

  • Pre-medicación. Esto ocurre una hora antes del procedimiento e involucra administrar sedantes y medicamentos para el dolor de forma preventiva con el fin reducir la cantidad de medicamentos de inducción y anestesia de mantenimiento necesarios. También relaja a los pacientes.
  • Si el animal es rebelde o muy nervioso, el catéter IV se coloca después de la pre-medicación, lo que permite una inserción de catéter menos estresante.

  • Medicamentos de inducción. Estos medicamentos, generalmente se administran por vía intravenosa en el catéter, lo que hace que los animales pasen rápidamente de conscientes a inconscientes y esto permite la colocación del tubo endotraqueal que será utilizado para mantener la anestesia.
  • El mantenimiento de la anestesia, después de la inducción, por lo general se realiza con un gas volátil anestésico como isoflurano o sevoflurano, también utilizando un tubo endotraqueal. También pueden utilizarse agentes de bloqueo nervioso, así como varios medicamentos infundidos por vía intravenosa para controlar el dolor.

  • Monitoreo durante la anestesia. Aunque el paciente está inconsciente, la frecuencia cardíaca, respiración, temperatura, presión arterial y función del sistema nervioso central se monitorean continuamente para que la profundidad de la anestesia y entorno quirúrgico se puedan ajustar según sea necesario.
  • Durante y después del procedimiento, deberían estar disponibles los medicamentos de emergencia y equipo, además de un plan de acción, además de acceso IV y agentes para mantener el volumen de la sangre circulante.

  • Monitoreo durante la recuperación. Durante el periodo de recuperación, el personal veterinario capacitado para la detección de los problemas con la anestesia durante la recuperación debe monitorear al paciente. Esto se debe realizar junto con el monitoreo de la temperatura corporal y el nivel de sedación, así como la administración de los medicamentos para el dolor adecuados.

Protocolos de Anestesia Para Razas Específicas

El veterinario y su personal deben estar al tanto de las sensibilidades relacionadas con cada raza, así como las potenciales complicaciones metabólicas y tomar las precauciones necesarias antes, durante y después de la anestesia.

Si tu perro pertenece a cualquiera de los siguientes grupos, como un dueño de mascotas informado, puede proporcionarle una mayor protección en el cuidado de tu amado compañero de cuatro patas.

Razas Braquicéfalas

La mayoría de los braquis (por ejemplo, Bulldogs, Pugs, Bóxer, Boston Terrier, Shih Tzus, así como los gatos con caras chatas) tienen cierto grado de síndrome de las vías respiratorias braquiocefálicas. El estrés que sufren las vías respiratorias a causa del uso de la anestesia puede causar una contracción adicional, lo que a su vez puede causar una obstrucción.

Las mascotas braquiocefálicas deben monitorearse de cerca desde el punto de medicación previa durante el paso final de la extubación. La extubación (extracción del tubo de respiración) no debe realizarse hasta que la mascota esté despierta, alerta y sea capaz de tragar. Retirar el tubo mientras el animal sigue aturdido por la anestesia aumenta el riesgo de obstrucción de la vía respiratoria superior.

Durante el periodo de recuperación, los medicamentos braquiocefálicos deberían ser monitoreados con extremo cuidado. Toma tan sólo unos segundos para que los braquis puedan tener problemas graves mientras se recuperan de la anestesia.

A menudo, los tubos endotraqueales colocados en las razas braquicéfalas se dejan durante periodos muy largos de tiempo en comparación con los perros de hocico más largo.

Desafortunadamente, muchos braquis tienen sobrepeso u obesidad y deben ser ventilados mientras están anestesiados. Una forma de reducir su riesgo de anestesia (y aumentar su calidad de vida en general) es manteniendo un peso saludable en tu mascota.

Lebreles

El Galgo, Whippet, Galgo Italiano, Afgano, Borzoi, Lobero Irlandés y Saluki, son ejemplos de lebreles. Estas razas, especialmente los galgos, metabolizan los medicamentos de forma diferente en comparación con otras razas.

Muchos medicamentos anestésicos son absorbidos por los tejidos grasos. Dado a que los lebreles tienden a ser mucho más delgados y más musculosos que otras razas, la falta de tejidos grasos podría limitar su asimilación de los medicamentos anestésicos. Esto significa más medicamento circulando en el torrente sanguíneo, lo que explica por qué las dosis más bajas son mejor toleradas por muchos lebreles.

Antes de cualquier procedimiento que requiera anestesia, los lebreles deberán ser analizados en busca de anormalidades cardíacas como miocardiopatía dilatada.

Otras consideraciones para estas razas:

  • Tienden a experimentar un "efecto de bata blanca" (estrés relacionado con la hospitalización)
  • Metabolizan los medicamentos más lentamente que otros perros y algunas veces también tienen una recuperación más lenta. La recuperación prologada es el resultado de una deficiencia de una enzima hepática específica.
  • Están en mayor riesgo de lo normal de híper/hipotermia mientras están anestesiados porque tienen sólo la mitad de la grasa corporal de otros perros. Si están muy o poco calientes, se pueden desarrollar problemas muy rápido.

Razas de Pastoreo

Las razas de pastoreo como el Collie, Border Collie, Pastor Australiano y perro Pastor de Shetland generalmente tienen una mutación genética en el gen ABCB1 (anteriormente MDR1 para la "resistencia múltiples medicamento") lo que permite que ciertos medicamentos se acumulen en el cerebro – incluyendo algunos agentes anestésicos.

Sin la dosificación y monitoreo apropiado, estas razas pueden sedarse en exceso y experimentar depresión respiratoria.

Razas Toy

Mientras más pequeño sea el animal, mayor es el riesgo al administrar cualquier tipo de medicamento, incluyendo una anestesia.

Los perros pequeños deben pesarse cuidadosamente y la dosis apropiada de anestesia se debe con base a su tamaño. El monitoreo durante el procedimiento es crucial (para todos los pacientes, pero en particular en con las razas pequeñas), incluyendo la medición precisa de la presión arterial.

Los perros pequeños tienden a tener temperatura corporal baja, así que es importante que se mantengan calientes utilizando dispositivos de calentamiento apropiados durante el procedimiento y la recuperación. Puede ser benéfico utilizar líquidos intravenosos calentados en lugar de fríos o líquidos a temperatura ambiente. La temperatura corporal debería monitorearse con frecuencia.

Muchos perros pequeños también son hipoglucémicos (tiene niveles bajos de azúcar en la sangre), por lo que puede ser benéfico añadir dextrosa a los líquidos intravenosos. Los niveles de azúcar en la sangre deben monitorearse, antes, durante y en el periodo de seguimiento del procedimiento.

Razas Gigantes

Parece tener sentido que los perros muy grandes como el gran danés, por ejemplo, también necesiten una dosis más alta de anestesia. Pero en realidad, los perros gigantes generalmente responden más – en otras palabras, responden en exceso – a las dosis terapéuticas normales de los sedantes.

Es importante que estos perros reciban la dosis basándose en la masa corporal o área de la superficie en lugar del peso corporal.

Además, las razas gigantes envejecen más rápido que los perros pequeños, por lo que es importante considerar la edad de estos perros al momento de decidir la dosis de anestesia apropiada.

Dóberman Pinscher

Los dobies tienen una variación genética que puede causar la enfermedad von Willebrand, un problema con la coagulación de la sangre. Deben evaluarse para esta enfermedad antes de programar cualquier cirugía. Si se sospecha que tiene von Willebrand, se puede dar un medicamento antes de la cirugía.

También, el uso de NSAIDs (medicamentos antinflamatorios no esteroideos) en los dobies con von Willebrand es controversial, así que debería considerarse el uso de otros tipos de agentes analgésicos.

Los Dóberman también tienen predisposición de desarrollar enfermedades cardíacas (cardiomiopatía), al igual que muchas otras razas, incluyendo Boxers, Cocker Spaniels, Gran Danés y Lobero Irlandés.

Estas razas deberían someterse a un electrocardiograma (ECG) antes de la anestesia, así como a un ECG continuo mientras está anestesiado y durante la recuperación.

Los Protocolos de Anestesia Deben Personalizarse Para Cada Mascota

A pesar de las variaciones relacionadas con la raza, lo que es más importante es que tu veterinario personalice el protocolo de anestesia para tu perro.

Siempre y cuando se haga un diagnostico pre-operatorio adecuado y tu mascota sea monitoreada apropiadamente - comenzando con pre-medicación y terminando con la extubación adecuada – la anestesia puede ser segura para cualquier raza de perro.

Asegúrese de tener un veterinario que entienda e implemente todos estos pasos, tomar las precauciones necesarias, por supuesto, que es tu responsabilidad. ¡Así que no dudes en hacer muchas preguntas!

[+] Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo