Ocultar
Enfermedad Cardíaca en Mascotas

Historia en Breve -

  • La válvula mitral del lado izquierdo del corazón de tu mascota puede tener defectos desde el nacimiento o desgastarse con el tiempo, de tal manera que deja de tener un sellado hermético, lo cual permite que la sangre fluya en reversa cuando el corazón bombea
  • En las mascotas sintomáticas generalmente hay un soplo de bajo grado en el corazón en las primeras etapas de la enfermedad. Otros signos se desarrollan a través del tiempo y pueden ser apatía para realizar ejercicio, dificultad para respirar y tos o asfixia
  • El tratamiento tradicional de la enfermedad de la válvula mitral es esperar a que la mascota sea sintomática, y luego recetarle uno o más de un medicamento dependiendo del tipo y gravedad de la enfermedad. Esta no es una buena manera de abordarla, ya que para cuando los síntomas son aparentes, la mayoría de las mascotas han reducido su calidad de vida
  • Una manera mejor de abordarlo es empezar de forma proactiva a darle suplementos con una dosis alta de ubiquinol, tan pronto como diagnostiquen a la mascota, lo cual puede disminuir drásticamente la progresión de la enfermedad
  • Algo también crucialmente importante para los pacientes perros y gatos cardiacos es una alimentación equilibrada, adecuada a la especie y basada en carne sin procesar, que proporcione todos los aminoácidos esenciales para el funcionamiento del músculo cardiaco.
 

Por Favor, No Esperes a Que Este Síntoma Se Convierta en una Enfermedad Cardíaca

Julio 31, 2016 | 2,281 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

El corazón tiene cuatro cavidades. Las dos cavidades superiores se conocen como el atrio y las dos cavidades inferiores se conocen como ventrículos. El corazón también tiene un lado izquierdo y uno derecho.

La sangre del cuerpo fluye al atrio derecho, donde se mantiene durante poco tiempo y luego es bombeada al ventrículo derecho. El ventrículo derecho bombea sangre a los pulmones donde se oxigena y luego fluye desde los pulmones hacia el atrio izquierdo donde se guarda temporalmente antes de viajar al ventrículo izquierdo.

El ventrículo izquierdo contiene el músculo del corazón más grande y fuerte, el cual se necesita para bombear la sangre por todo el cuerpo.

Tanto el lado derecho como el izquierdo del corazón tienen válvulas que evitan que la sangre fluya de las cavidades inferiores a las superiores.

Las válvulas que están entre las cavidades forman un sello hermético que mantiene a la sangre fluyendo. La válvula en el lado izquierdo del corazón es la válvula mitral, y la válvula en el lado derecho del corazón es la válvula tricúspide.

Cómo Se Desarrolla la Enfermedad de la Válvula Mitral

Debido a la presión significativa causada por las contracciones demasiado fuertes del ventrículo izquierdo, cuyo trabajo es bombear la sangre por el cuerpo, la válvula mitral que se encuentra entre las cavidades superiores e inferiores del lado izquierdo del corazón puede desgastarse con el tiempo.

El desgaste provoca que la válvula se vuelva gruesa y deforme, por lo que ya no cierra de manera que forme un sello hermético (cuyo sonido es el “latido ” que tu veterinario escucha cuando escucha el corazón de tu mascota), y permite que la sangre fluya de regreso cuando el corazón bombea.

Esto quiere decir que el corazón tiene que trabajar más duro para bombear el volumen de sangre que el cuerpo necesita para sus funciones normales.

A medida que el músculo cardiaco trabaja más duro, aumenta su tamaño, lo cual empeora la situación de la válvula ya que las válvulas no pueden crecer para adecuarse al tamaño del músculo cardiaco.

Otro problema que puede desarrollarse con las válvulas cardiacas es la estenosis, la cual es el estrechamiento de la válvula que evita que se abra por completo.

Causas de la Enfermedad de la Válvula Mitral y las Mascotas en Mayor Riesgo

La enfermedad de la válvula mitral es más común en perros que en gatos, y con frecuencia se observa en razas pequeñas como la Cavalier King, Charles Spaniel, Dachshund, Poodle Miniatura y Chihuahua.

Muy rara vez, se ha sabido de infecciones y cirugías que provocan la degeneración de la válvula.

La estenosis de la válvula mitral (estrechamiento de la válvula mitral) puede ser genética, especialmente en Terranovas y Bull Terrier, así como en los gatos Siameses.

Otras causas son las infecciones bacterianas del corazón, cáncer cardiaco, y en gatos; los tumores de la tiroides pueden ser una causa secundaria indirecta.

La enfermedad degenerativa de la válvula mitral es responsable del 75% de todas las enfermedades cardiacas en perros. También se le conoce como endocardiosis, enfermedad valvular crónica y fibrosis valvular crónica.

Síntomas de la Enfermedad de la Válvula Mitral

Las mascotas con la enfermedad de la válvula mitral temprana o leve a menudo presentan un soplo en el corazón que el veterinario puede auscultar (escuchar con un estetoscopio). Los soplos se miden en una escala de grado 1 (leve) a grado 6 (grave).

Al principio de la enfermedad podría no presentarse ningún soplo, sin embargo, el soplo de grado 1 se puede escuchar por medio de la auscultación. Es un soplo de gravedad baja que comúnmente está relacionado con el lado izquierdo del corazón. Generalmente no se presentan otros síntomas de enfermedad cardiaca en esta etapa.

A medida que la enfermedad progresa, los síntomas se vuelven más aparentes, como el rechazo a realizar ejercicios, la dificultad para respirar, la tos o asfixia, y la piel o encías pálidas o azuladas.

A medida que la enfermedad empeora, pueden aparecer síntomas de insuficiencia cardiaca, como el rechazo a recostarse. Esto se debe a que recostarse implica aplicar presión en el pecho, lo cual dificulta la respiración. Las mascotas con insuficiencia cardiaca con frecuencia son incapaces de descansar cómodamente.

Otros síntomas pueden ser una tos que empeora progresivamente, reducción en los niveles de actividad, y pérdida de apetito. También puede existir una acumulación de fluidos en el abdomen, o episodios de debilidad repentina o desmayos.

Cómo Diagnosticar la Enfermedad de la Válvula Mitral

Cuando se sospecha del padecimiento de la enfermedad de la válvula mitral generalmente se hacen varios exámenes de diagnóstico.

Tu veterinario escuchará el corazón de tu mascota con un estetoscopio para identificar la ubicación y la intensidad del soplo. El estetoscopio también permite que el veterinario escuche los sonidos de los pulmones, así como la acumulación de fluidos.

Se harán exámenes de sangre y de orina para revisar la existencia de otros problemas que podrían tener relación o peso en la función cardiaca de tu mascota, por ejemplo, una infección. Los rayos X del pecho le permiten a tu veterinario examinar los pulmones y el tamaño y forma del corazón en una sola dimensión.

Se realizará un electrocardiograma (ECG) para evaluar la actividad eléctrica del corazón y medir el ritmo y la frecuencia cardiaca, y detectar y evaluar arritmias (ritmos anormales del corazón).

Realizar un ultrasonido del corazón (llamado ecocardiograma) es una herramienta de diagnóstico muy importante que ayuda a tu veterinario a visualizar las cuatro cavidades del corazón, así como las válvulas, en tres dimensiones (contrario a los rayos X de una sola dimensión). También permite evaluar las contracciones del corazón y el desempeño de las válvulas.

Ocasionalmente, los veterinarios cardiólogos realizan exámenes adicionales específicos para evaluar y determinar qué tan grande es la enfermedad cardiaca.

Tratamiento Tradicional Para la Enfermedad de la Válvula Mitral

Si existe una causa curable subyacente para la enfermedad de la válvula mitral de tu mascota, como lo es una infección, el problema con la válvula cardiaca con frecuencia puede remediarse.

El tratamiento tradicional para las mascotas sintomáticas consiste en varios medicamentos que dependen del tipo y gravedad de la enfermedad. Estos medicamentos pueden incluir diuréticos para eliminar el exceso de fluidos del cuerpo, bloqueadores de enzimas, vasodilatadores para destapar las arterias y venas y mejorar el flujo sanguíneo, glucósidos digitálicos y nitroglicerina.

Mientras que las válvulas del corazón con frecuencia se pueden remplazar quirúrgicamente en los humanos, por desgracia este no es el caso con las mascotas.

El objetivo del tratamiento para la enfermedad de la válvula mitral es disminuir su avance y aliviar los síntomas para que tu mascota pueda vivir de manera cómoda con una buena calidad de vida durante el mayor tiempo posible. Es por esta razón que recomiendo colabores con un veterinario proactivo en cuanto a tu mascota le diagnostiquen la enfermedad de la válvula mitral.

¿Qué Prefiero? Abordar Proactivamente el Problema Utilizando Dosis Altas de Ubiquinol

Los veterinarios convencionales a menudo sugieren no hacer nada al respecto sobre la enfermedad congénita (de nacimiento) de la válvula mitral hasta que los síntomas aparezcan . Sin embargo, si esperamos a que la enfermedad cardiaca provoque síntomas notorios, generalmente para entonces la calidad de vida ya disminuyó.

Esperar hasta que la enfermedad de la válvula mitral evolucione a insuficiencia cardiaca congestiva es una manera reactiva de abordarla en lugar de una proactiva, y una que no recomiendo. Tan pronto como diagnostiquen la enfermedad de la válvula mitral a una mascota, yo recomiendo hacer dos cosas muy importantes.

Primero, suminístrale ubiquinol a tu mascota. Proporcionarle la forma reducida de CoQ10 puede mejorar la respiración celular del miocardio y así reducir el estrés cardiovascular, lo cual es extremadamente importante. Es el suplemento más importante que puedes proporcionar a tu mascota si padece de la enfermedad de la válvula mitral.

La investigación muestra que los humanos que padecen de enfermedad cardiaca les va mucho mejor cuando toman dosis muy altas de este suplemento. Hace muchos años un cardiólogo de humanos visitó mi veterinario. Me comentó que cuando empezó a recetar ubiquinol a sus pacientes humanos observó una mejora drástica con respecto a la enfermedad de la válvula mitral. Recomendó utilizar 1 000 miligramos o más dos veces al día para los pacientes humanos.

Cuando el Bóxer del cardiólogo desarrolló la enfermedad de la válvula mitral que provocó un soplo en el corazón de grado 2, él inmediatamente empezó a suministrarle ubiquinol a 400 miligramos dos veces al día. Esta es una dosis muy alta para los perros, pero cuando el soplo cardiaco de su Bóxer se solucionó, hizo que cambiara mi perspectiva.

Su perro pasó de ser sintomático (con soplo) a ser asintomático (sin soplo) solamente con el uso de ubiquinol. La enfermedad de la válvula mitral no se curó, pero pudo resolver el único síntoma que tenía el perro (el soplo). También fue capaz de reducir significativamente la progresión de la enfermedad.

El Bóxer todavía está vivo y tiene una buena calidad de vida, y el cardiólogo y yo creemos que no morirá a causa de la enfermedad de la válvula mitral, la cual es la mita.

Desde entonces, durante mi ejercicio he utilizado dosis más altas de ubiquinol para reducir drásticamente la progresión de la enfermedad de la válvula mitral en perros y gatos. Es una de las mejores defensas que puedes emplear inmediatamente después del diagnóstico de tu mascota.

También es Crucialmente Importante: Una Alimentación Basada en Carne, Adecuada Para la Especie

La segunda cosa que te recomiendo ampliamente que realices es eliminar todos los rellenos de la alimentación de tu perro, ya que alteran su consumo crucial de aminoácidos. Los perros y los gatos son carnívoros y requieren de aminoácidos de la carne animal para mantener una función muscular saludable, incluyendo la función muscular cardiaca.

Los alimentos comerciales secos y enlatados contienen rellenos o almidón en forma de papas, arroz, trigo integral, lentejas, chícharos, tapioca, etc. Estos son carbohidratos innecesarios que los fabricantes de comida para mascotas utilizan en lugar de la proteína de la carne que es tan crucial para la salud de perros y gatos.

La comida procesada también se fabrica a temperaturas muy altas, lo cual desnaturaliza la proteína de la carne y altera sustancialmente la biodisponibilidad de aminoácidos. Básicamente , las mascotas que consumen alimentos procesados tienen deficiencias de aminoácidos, lo cual puede tener un efecto negativo en la salud cardiaca.

La enfermedad mitral que ha demostrado responder más rápidamente, en mi práctica, es la de gatos y perros con una alimentación vegetariana. Algunos padres de mascotas, con frecuencia después de consultar a su veterinario tradicional, implementan una alimentación vegana o vegetariana a sus perros o gatos, a menudo para abordar la sensibilidad de alimentos.

Estos pobres animales terminan con problemas cardiacos concurrentes, y la progresión de la enfermedad es profunda comparada con los pacientes cuya alimentación es adecuada a la especie. He visto mascotas con la enfermedad de la válvula mitral que viven una vida larga y feliz si llevan una alimentación equilibrada nutricionalmente, basada en carne fresca.

Si tu perro o gato consume comida procesada para mascota y no puedes o no quieres pasar a una alimentación hecha en casa y adecuada a la especie, o alternativamente, a una alimentación basada en carne cruda disponible comercialmente, entonces recomiendo los suplementos. Necesitas proporcionarle a tu mascota los aminoácidos que hacen falta en la alimentación comercial, como la L-caritinina, taurina, carnosina y arginina.