Ocultar
Diabetes en los Gatos

Historia en Breve -

  • Muchos gatos diabéticos pueden lograr la remisión con el tratamiento adecuado
  • Un mayor componente del tratamiento de diabetes es tratar de pasar a una alimentación baja en carbohidratos; con frecuencia el motivo por el que un gatito con diabetes que logra la remisión pero luego recae se relaciona con la alimentación
  • Se debe evitar seguir la dietas por recetas, ya que a menudo es de baja calidad y con contenido alto en carbohidratos
  • Hacer que un gato adicto a una alimentación de comida seca pase a una alimentación alta en proteínas y baja en carbohidratos puede ser desafiante pero benéfico
  • Las causas principales de diabetes felina son la obesidad y la alimentación alta en carbohidratos, así como un estilo de vida sedentario. Prevenir es el mejor “tratamiento” para esta enfermedad
 

Cometer Este Error Diabético Es Como Echarle Gasolina al Fuego

Noviembre 29, 2016 | 2,016 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Ocasionalmente escucho o leo sobre gatos diabéticos cuya enfermedad entra en remisión, pero tiempo más tarde recaen. Es entendible que el padre de la mascota termine confundido y preocupado y el pobre gatito deba volver a recibir insulina oral o inyectada.

La capacidad de curar la diabetes (incluso temporalmente) parece ser una característica única de la fisiología felina, ya que los perros con esta enfermedad rara vez, si es que sucede, entran en remisión.

Sospecho saber lo que podría estar pasando en muchos casos de gatos con diabetes que logran la remisión pero luego recaen.

La Mayoría de las "Dietas de Receta" Contra la Diabetes No Sirven

La diabetes es una enfermedad endócrina compleja que desafortunadamente es muy común en gatos hoy en día. Todavía no sabemos todas las causas de este padecimiento (adelante doy más información), pero si sabemos que muchos gatos diabéticos mejoran significativamente una vez que cambian a una alimentación baja en carbohidratos.

Muchos gatitos dejan de necesitar insulina por completo; otros requieren mucha menos que la primera vez que fueron diagnosticados.

Desgraciadamente, muchos veterinarios recomiendan a los gatos diabéticos las dietas de receta que son completamente inadecuadas. Como señala la nutrióloga experta en gatos, la Dra. Lisa Pierson, estas dietas "…son caras, de baja calidad, contienen ingredientes que no son adecuados a la especie, y no necesariamente son bajas en carbohidratos."1

"Proporcionarle una alimentación alta en carbohidratos a un gato diabético es como verter gasolina al fuego y preguntarse por qué la flama no se apaga," comenta la Dra. Pierson.

"Aunque algunos gatos son más sensibles que otros a los efectos dañinos de los carbohidratos, finalmente lo que importa es que los gatos son carnívoros obligados y la naturaleza no los diseñó para llevar una alimentación alta en carbohidratos ni una que no contenga agua (croquetas secas)."2

Hay dos directrices generales para seleccionar la mejor alimentación para un gatito con diabetes:

  1. Evitar los alimentos secos (croquetas), así como premios
  2. Las calorías provenientes de carbohidratos deben ser menores al 10% del total de calorías consumidas diariamente

No siempre es fácil determinar el contenido de carbohidratos que contiene la comida comercial para gatos, y no encontrará la información en la etiqueta. De hecho, cuando asistí a una reunión de la AAFCO el año pasado me tocó ver discutir a representantes de la comida para mascotas Blue Buffalo sobre si deberían colocar la lista de carbohidratos en la etiqueta porque podría "confundir a la gente".

En realidad, las compañías de alimentos para mascota no quieren dar a conocer la cantidad de carbohidratos en la etiqueta ya que tú, el dueño de la mascota, quedarías impactado al enterarte del relleno barato e innecesario (almidón) que se le añade a los alimentos premium para mascotas con el fin de mantener los costos bajos y NO de promover la salud.

Para darse una idea aproximada de la cantidad de carbohidratos que contienen los alimentos secos para mascotas, agrega el porcentaje de proteína + grasa + fibra + agua + extras y sustrae el total del 100. 3,4 Otra alternativa es tratar de encontrar el sitio web del fabricante.

Tan solo la semana pasada conocí a una mujer que calculó que su comida seca "libre de granos" contenía 42 % de carbohidratos. Pensó que había calculado mal y contactó a la compañía para saber si había algo de almidón o azúcar en la comida. El representante de servicio al cliente le contestó, "¿Acaso ve azúcar en la etiqueta? Por supuesto que no hay azúcar en la comida, está libre de granos."

Desgraciadamente, el representante no sabía que la tapioca en la comida se convierte instantáneamente en azúcar al entrar al cuerpo de la mascota, o decidió no dar ese dato al padre de la mascota que llamó.

De cualquier modo, encontrará que muchos de los alimentos secos "libres de granos" tienen un contenido alto en carbohidratos (almidón) que los alimentos secos regulares para gatos, y no se puede contar con que el fabricante de estos alimentos proporcione la información.

Qué Hacer Con un Gato Diabético Adicto a los Alimentos Secos

La nutrición ideal para gatos consiste en alimentos completos, frescos, carne animal y órganos sin procesar, y huesos con una cantidad pequeña de verduras. Desgraciadamente, la mayoría de los gatitos mayores o de mediana edad con diabetes son completamente adictos a los alimentos procesados para mascotas, generalmente a las croquetas.

A pesar de lo que muchos cuidadores de gatos creen, con paciencia y perseverancia si es posible hacer que casi cualquier gatito pase de llevar una alimentación a base de croquetas a una alimentación enlatada de alta calidad o a una cruda. En algunos casos lograr el cambio completamente puede tardar semanas e incluso meses.

Para seguir directrices paso por paso sobre cómo lograrlo, mira mi video hecho en dos partes/serie sobre "Cómo Ganar la Batalla Entre Tu Gato Quisquilloso y los Alimentos Saludables", parte 1 y parte 2.

Algunos gatos diabéticos siempre tienen hambre, lo que resulta a tu favor para hacer el cambio a una mejor alimentación. Pero algunos gatitos diabéticos no tienen mucho apetito, y puede hacerte sentir que es una misión imposible convencer a un gato quisquilloso que se siente renuente a probar un tipo de alimento nuevo.

Recomiendo no darse por vencido siempre y cuando tu gato coma bien todos los días. Si definitivamente quiere croquetas y si no se las das no come, trata de agregar alimentos libres de granos, papas, y enlatados bajos en carbohidratos tanto como pueda comer. Mientras, continúa tratando de lograr que deje de consumir las croquetas y pase a una alimentación 100 % enlatada y/o cruda.

Creo que para muchos gatos diabéticos (no todos) que no logran la remisión, o quienes la logran pero vuelven a recaer, el problema a menudo se relaciona con la alimentación.

2 Causas Principales de Diabetes Felina

1. Obesidad y Alimentación Alta en Carbohidratos

La obesidad es sin duda la mayor causa de diabetes felina. La mayoría de los gatos en los Estados Unidos llevan una alimentación alta en calorías, carbohidratos, y granos que no necesitan, como maíz, trigo, arroz, soya o quínoa.

Los alimentos libres de granos también contribuyen a la obesidad y diabetes, ya que son densos en calorías y contienen papas con alto índice glicémico, garbanzos, chícharos, o tapioca, los cuales requieren que el cuerpo libere una cantidad importante de insulina.

Todos los carbohidratos (almidones en la comida de tu gato — que pueden llegar a representar hasta un 80 % del contenido — se descomponen en azúcar. El exceso de azúcar puede desencadenar diabetes.

Puedes ayudar a que tu perro o gato permanezca delgado si lo alimentas con porciones controladas, húmedas, equilibradas, adecuadas a la especie, que consisten en una variedad de fuentes de proteína sin procesar y grasas saludables, así como suplementos nutricionales especiales, en caso de ser necesario.

2. Estilo de Vida Sedentario

La mayoría de los gatos domésticos se la viven tirados en el sofá. No realizan el ejercicio suficiente para beneficiar su salud. Si fluffy se la pasa acostado todo el día mientras tú estás en el trabajo, su ritmo cardiaco no se eleva los 20 minutos al día que necesita para lograr tener una buena condición cardiovascular.

A menos le brindes un incentivo para estar físicamente activo, su esfuerzo será anaeróbico — periodos cortos de energía seguidos por periodos largos de descanso. El ejercicio anaeróbico no mejora el rendimiento del corazón o músculos de tu mascota ni quema las calorías que consume.

Recomiendo un mínimo de 20 minutos al día de ejercicio aeróbico para tu gato. Probablemente necesitarás ponerte un poco creativo para lograr que se ponga en movimiento, pero se puede lograr, especialmente si aprendes a sacar su instinto de cazador natural.

El Mejor Tratamiento es la Prevención

La diabetes felina se observa con más frecuencia en gatos adultos obesos y con sobrepeso que llevan una alimentación seca. Y ya que los alimentos secos son biológicamente inadecuados para la nutrición de los gatos (altos en carbohidratos y deficientes en proteína de alta calidad y líquidos), tiene sentido que los años de comer croquetas puedan provocar diabetes en gatitos maduros.

Si tu gato es diagnosticado tempranamente y te comprometes a controlar la enfermedad, es posible normalizar los niveles de glucosa en la sangre y lograr la remisión de la diabetes, lo que significa que tu gatito ya no necesitará recibir insulina ni otros medicamentos.

Desafortunadamente, en los gatos que han sido diabéticos por un periodo de tiempo significativo, las células del páncreas podrían estar gastadas y dejar de ser capaces de segregar insulina. En este caso, el animal podría requerir de la terapia de insulina durante el resto de su vida.

El tratamiento de diabetes en gatos es complejo y lleva mucho tiempo. Se necesita vigilar con regularidad los niveles de glucosa en la sangre, realizar ajustes en la alimentación, administrar insulina por medio de inyecciones o medicamentos que regulen la glucosa, y mantener en constante vigilancia y cuidado a tu gatito enfermo.

Las visitas frecuentes al veterinario se convierten en la manera de vivir, y los gastos de revisiones, pruebas, procedimientos médicos y terapias de insulina incrementan rápidamente los costos. Una estimación: el tratamiento para diabetes, tomando en cuenta la vigilancia de los niveles de glucosa en la sangre y los medicamentos a largo plazo, puede tener un costo de hasta $10 000 durante la vida de un animal.

Sobra decir que el daño que esta enfermedad provoca en la salud de tu gatito y su calidad de vida puede ser devastador, así que por el bien del miembro felino de la familia, espero prestes la debida atención a la importancia de la nutrición, ejercicio y mantenimiento de un peso ideal para prevenir la diabetes y otras enfermedades graves.