Ocultar
Volar con Mascotas

Historia en Breve -

  • Este año, muchos padres de mascotas incluirán a sus compañeros caninos en sus planes de vacaciones de verano
  • Es importante recordar que la experiencia de tu perro de viajar lejos del hogar, especialmente por vía aérea, podría ser más estresante, y muy diferente a la tuya
  • Si tienes planeado tomar vuelo con tu perro, asegúrate de que él se encuentre físicamente apto para transportarlo vía aérea, y de llevarlo en la cabina, si es posible
  • Si tu perro debe volar en el compartimiento de carga, toma todas las precauciones para asegurarte de que esto sea lo más seguro y cómodo posible antes, durante y después del vuelo
Artículo Anterior Siguiente Artículo
 

El Problema que Muchos Dueños de Mascotas Experimenta con el Cambio de Temporada

Junio 16, 2017 | 1,877 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por el Dr. Becker

A pocos días de iniciar oficialmente el verano, es posible que muchas personas ya planeen sus viajes de vacaciones. Y si eres un padre de perro, es muy probable que enfrentes el dilema de si incluir o no a tu mascota en el viaje. Incluso, no hace mucho tiempo, nadie pensaba en la posibilidad de viajar con un perro, pero en estos días eso es bastante común.

Sin embargo, hay algo que debes considerar al hacer tus planes de viaje: Ya que a pesar del vínculo que tienes con tu compañero peludo, y viceversa, la mayoría de los seres humanos son mucho más capaces de controlar las interrupciones en la rutina diaria, en comparación con las mascotas. Tu perro se desarrolla mejor en un entorno familiar con una rutina diaria estructurada.

Sacar a tu perro de la casa y su programa diario, durante varios días o semanas, podría generarle un nivel de ansiedad que no superará, aun cuando permanezcas constantemente junto a él.

Ahora, eso no quiere decir que no debes llevarlo contigo en lo absoluto o que no se la pasará bien, pero si necesitas considerar que la experiencia de viaje de tu perro está destinada a ser muy diferente a la tuya.

Perros y Viajes Aéreos

Si tus planes de vacaciones implican hacer viajes aéreos, desafortunadamente, el nivel de dificultad para llevar contigo a tu perro se eleva dramáticamente. Incluso, en circunstancias ideales, volar es muy estresante para los perros. Los aeropuertos y los aviones son lugares extraños, y a menudo aterradores, llenos de seres humanos desconocidos, espacios, sonidos y olores.

Los viajes aéreos hacen que, por lo menos, la mayoría de los seres humanos tengan un poco de ansiedad, por lo que es fácil imaginar cuan elevado podría ser el impacto para un perro que no puede elegir, ni tiene idea de qué esperar. Por ejemplo, los pasajeros humanos podrían anticipar los cambios de presión y la sensación de no tener los pies en la tierra.

Tu perro no puede, por lo que su experiencia es emocional y fisiológicamente estresante, y no hace falta decir que el estrés aumenta exponencialmente en los perros que vuelan como "carga" en la zona de almacenaje del avión.

KC Theisen, director de las cuestiones en el cuidado para las mascotas, para Humane Society de los Estados Unidos, señala que el área de carga de un avión no es "una cabina de pasajeros en un nivel más abajo."1 Las temperaturas varían ampliamente en función de la época del año, hacia donde el avión vuele o de donde venga, y cualquier escala de conexión.

Un estudio realizado en 2008 por la Asociación Americana de Ciencias de Laboratorio para Animales, demostró que las temperaturas que tiene la zona de carga varían en 50 grados o más, durante la mayoría de los vuelos. En la mitad de los vuelos estudiados, el área de carga alcanzó los 85 grados, que significa que es una temperatura bastante más cálida, en comparación con la temperatura en la cabina de los pasajeros. Y el 15 % del tiempo, la temperatura de la zona de carga disminuyó a 45 grados.2

7 Consejos Para Volar en Avión A Salvo Junto con Tu Perro

Volar con un perro conlleva riesgos inherentes, así como factores de estrés, por lo que te recomiendo, que dejes a tu compañero canino a salvo en casa, si es posible, con una persona de confianza que lo cuide. A menos que tu mascota sea un viajero experimentado (que es poco probable), en mi opinión poner a un perro en un avión, especialmente en el área de carga, debe ser una opción de último recurso.

Dicho lo anterior, si decides transportar a tu mascota en un vuelo, enseguida están algunas recomendaciones para ayudarte a mantenerla segura y relativamente cómoda:

1. Asegúrate de que tu perro está en condiciones para volar. Los animales muy jóvenes, mascotas de edad avanzada, mascotas enfermas, mascotas con una enfermedad crónica, hembras preñadas, y razas braquicéfalas, son algunos de los tipos de animales que, en mi opinión, corren un riesgo inaceptable en el transporte aéreo.

Muchas aerolíneas comerciales han prohibido a los animales de cara chata en sus aviones, debido a los significativos riesgos de salud que están involucrados.

Habla con tu veterinario integrativo sobre si tu perro es un buen candidato para el transporte aéreo. También, debes obtener las certificaciones de salud requeridas; por ejemplo, las mascotas que viajan a un estado diferente por aire deben tener una vacuna reciente contra la rabia y una certificación de inspección veterinaria de 10 días antes de viajar.

2. Transporta a tu perro en la cabina principal de pasajeros contigo, si es posible. Si tu mascota puede viajar o no en la cabina de pasajeros dependerá de su tamaño y la aerolínea que utilizas. La mayoría, si no es que todas las aerolíneas, solo permiten perros en cabinas de pasajeros que puedan caber en una transportadora lo suficientemente pequeña como para deslizarla debajo del asiento.

Tener a tu perro allí contigo, en una cabina climatizada, tiene beneficios evidentes, y es por mucho la mejor manera de viajar en avión con una mascota. Reserva tus vuelos lo antes posible, ya que las líneas aéreas solo permiten que un cierto número de mascotas viajen en la cabina de pasajeros.

No podrás sacar a tu perro de la transportadora durante el vuelo, así que asegúrate de que no viaje con el estómago lleno y que tenga la oportunidad eliminar un poco antes de abordar el avión.

3. Evita volar en un clima muy caluroso o frío y reserva vuelos sin escalas, siempre que sea posible. En los meses más cálidos, reserva los vuelos de la mañana o de la tarde para viajar durante los momentos más frescos del día. En tiempo de frío, trata de volar durante los momentos más cálidos del día.

Lo ideal son los vuelos sin escalas, en comparación con las conexiones, especialmente si tu perro vuela en el compartimiento de equipaje o en el área de carga. Considera que los vuelos directos no incluyen escalas, ni vuelos con conexiones.

En un vuelo directo, tu equipaje y tu mascota permanecen a bordo cuando el avión aterriza en uno o más aeropuertos en ruta hacia su destino final. Un vuelo directo no es tan bueno como un vuelo sin escalas, pero es preferible a un vuelo con conexiones.

Confirma tu vuelo 24 horas antes de la salida, para asegurarse de que no haya habido un cambio de hora o alguna otra alteración en el itinerario. El día del vuelo, llega al aeropuerto temprano, de esta manera tendrás mucho tiempo para que tu mascota haga ejercicio, en caso de que lo necesite, antes de abordar.

Si tu mascota viaja en el área de equipaje o la zona de carga, recupérala lo más rápido posible, en cuanto aterricen en su destino.

4. Asegúrate de que tu perro lleve un collar seguro y una placa de identificación con los datos actualizados. También mantén a la mano una foto de tu mascota contigo, para ayudar a identificarla, en caso de que se pierda.

5. Asegúrate de que tu perro este muy cómodo junto a ti, antes de ir al aeropuerto. Mucho antes de tu vuelo programado, tu perro debe percibir a su transportadora como un lugar seguro. Adquiérala con anticipación y acostúmbralo a estar dentro de la misma en casa.

6. Si tu mascota viaja en el compartimento de equipaje o en el área de carga, invierte en una transportadora de buena calidad. Las transportadoras defectuosas o inapropiadas son los causantes de la mayoría de los problemas con las mascotas que se escapan o resultan heridas durante un viaje aéreo.

Una transportadora adecuada y aprobada por TSA, tendrá una estructura segura (por ejemplo, tornillos de bloqueo), puerta metálica (no de plástico), barras de metal que sujeten la puerta contra el contenedor, un mecanismo de bloqueo fuerte y eficaz y sin ruedas.

7. Disminuye el nivel de ansiedad de tu mascota con remedios naturales. No soy una fanática de sedar a las mascotas para viajar, excepto en las circunstancias más extremas, y solo al consultarlo con un veterinario. Si tu perro está tan ansioso que necesita ser tranquilizado para poder tomar el vuelo, realmente no debe pasar por esa experiencia, si puede ser evitada.

Si tu perro debe ser sedado para el viaje (por lo general debido a la hiperactividad), debe estar en la cabina contigo, para que puedas monitorearlo durante todo el vuelo. Nunca, bajo ninguna circunstancia, debes sedar a una mascota que no pueda ser monitoreada. Los agentes tranquilizantes naturales que podrían ser beneficiosos incluyen a la ashwagandha, albahaca sagrada y rhodiola.

Para ayudar a reducir la ansiedad de tu perro durante un viaje, considera la posibilidad de utilizar esencias florales tales como Jackson Galaxy Solutions por vía oral antes, durante y después del viaje, y rocía la transportadora con aceites esenciales que acepten las mascotas y estén especialmente mezclados, tales como los de la línea de Earth Heart. También, recomiendo usar el aconitum homeopático para el miedo extremo, en caso de que sea autorizado.

Si tu perro nunca antes ha volado, podrías medir su posible respuesta a los viajes aéreos en función de lo bien que viaja a través de otros medios. Si se relaja cómodamente en su jaula durante los paseos en coche, lo más probable es que maneje razonablemente bien los viajes aéreos.

La mayoría, si no es que todas las principales compañías aéreas, tienen información acerca de cómo viajar con mascotas, en sus sitios web. Si piensas volar con tu perro, como primer paso, te recomiendo comunicarte con la compañía aérea. Averigua qué restricciones aplican con respecto a las mascotas, dimensiones aprobadas de la transportadora / jaula, y otro tipo de información esencial, que necesitarás con el fin de planificar el viaje.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo