4 Señales Que Indican Que Tu Perro Sufre de Ansiedad por Separación

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Agosto 10, 2015 | 13,033 vistas

Historia en Breve

  • La ansiedad por separación es un problema común entre muchos perros y sus dueños
  • Entre los signos de ansiedad por separación encontramos ladrar o llorar, babeo excesivo, accidentes en la casa y comportamiento destructivo
  • La verdadera ansiedad por separación en los perros se puede comparar con los ataques de ansiedad de las personas. Los perros con este trastorno no tienen control sobre su ansiedad ni el comportamiento que ocasiona
  • La modificación del comportamiento e insensibilización, además de mucho ejercicio y otras estrategias pueden ayudar a resolver o a aliviar bastante la ansiedad por separación en la mayoría de los perros

Por la Dra. Becker

La ansiedad por separación es un problema común entre muchos perros y sus dueños. Para los no iniciados, quizá esto no suene como gran cosa, pero en realidad es un problema serio.

Los perros que, al principio, sólo parecen estar demasiado impacientes por ver a sus humanos, a menudo, están generando internamente un caso grave de ansiedad por separación. Deberías estar en alerta de los siguientes comportamientos en tu perro:

  • Necesita estar a pocos pies de distancia de ti, todo el tiempo
  • Te da una bienvenida frenética cada vez que llegas a casa, sea que te hayas ido por 5 días o 5 minutos
  • Su estado de ánimo cambia notablemente cuando comienzas a prepararte para salir
  • Se comporta diferente cuando no estás

Muchas personas tienden a confundir algunos de los síntomas más sutiles de la ansiedad por separación con signos de cariño por parte de su perro. De hecho, si aún no ha tenido un episodio significativo de ansiedad, podrías pensar que la grandiosa bienvenida que te da cada vez que vuelves del buzón es sólo un signo de su extrema devoción hacia ti.

Otro error que a menudo cometen los dueños de perros con ansiedad por separación es asumir que la destructividad de su mascota durante su ausencia es sólo una mala conducta. Creen que su perro lo hace por aburrimiento o por estar enojado por quedarse en casa.

Signos de la Ansiedad por Separación

Si tu perro tiene ansiedad por separación genuina, se sentirá extremadamente nervioso cuando no estás. Lo que tu perro experimenta es equivalente a un ataque de pánico humano y no lo puede controlar, y probablemente exhiba uno o más de los siguientes comportamientos inapropiados para afrontar el estrés en tu ausencia:

  • Vocalización. Ladra, llora o aúlla antes de que te vayas o poco tiempo después y continúa haciéndolo durante el tiempo que estás lejos. Es probable que tus vecinos ya te hayan avisado al respecto o que pronto lo harán.
  • Babeo. La salivación excesiva es considerada por los expertos como una señal de alarma de ansiedad por separación cuando tu perro solamente babea excesivamente cuando está solo, o cree que lo está.
  • Accidentes en la casa. Tu perro tiene accidentes de pipí o popó en varios lugares dentro de la casa en vez de hacerlo en un lugar consistentemente, y sólo sucede cuando está solo, o cree que lo está.
  • Comportamiento destructivo. Los perros con ansiedad por separación a menudo dañan puertas o ventanas (puntos de salida), u objetos personales, como ropa, almohadas o el control remoto del televisor. Si se confina al perro a una jaula o a una transportadora a menudo el comportamiento aumenta y puede ocasionar daños autoinfligidos.

Frecuentemente es fácil saber si tu perro tiene problemas al estar solo en casa, pues habrá evidencias – rasguños en la puerta, un charco de baba o popó en el suelo, o quizá una nota desagradable de un vecino molesto pegada en tu puerta.

Si no sabes si tu perro sufre ansiedad por separación o sólo está aburrido, ten en cuenta que los comportamientos ocasionados por la ansiedad de separación sólo suceden cuando no estás y cada vez que no estás.

Consejos Para Modificar el Comportamiento

El objetivo al tratar la ansiedad por separación de tu perro es reducir su dependencia de ti para que se pueda sentir seguro cuando estás fuera temporalmente. Algunas de las siguientes sugerencias pueden parecer desagradables cuando te enfrentas a un perro ansioso que no quiere estar lejos de ti, pero es importante recordar la agonía que siente cada vez que te vas. Tu intensión es reducir o eliminar su sufrimiento, por su propio bien.

Ayudar a tu compañero canino a que sea más independiente puede lograrse con una variedad de técnicas de modificación del comportamiento y otras estrategias.

Elimina los Comportamientos en Busca de Atención de Tu Perro

  • No respondas de ninguna forma a sus intentos de atraer tu atención al ladrar, llorar, brincar o tocarte con sus patas. No lo voltees a ver, no le hables, ni toques a tu perro cuando realice comportamientos en busca de atención. Ten en cuenta que inicialmente estos comportamientos pueden empeorar.
  • Ignora a tu perro durante 30 minutos antes de salir de casa. Abstenerte durante ese periodo de media hora ayudará a prevenir que refuerces el comportamiento ansioso de tu perro mientras te preparas para salir. Pocos minutos antes de cruzar la puerta, dale un juguete lleno de comida o premios para distraerlo de tu partida.
  • Cuando llegues a casa, ignora a tu perro hasta que esté tranquilo. No interactúes con él ni lo saludes hasta que su frenesí de bienvenida haya terminado.
  • No le grites ni lo castigues físicamente si destruyó algo o hay un desastre en el suelo. Es muy importante recordar que no son signos de mal comportamiento, sino de ansiedad clínica y tu perro no puede controlarse. Castigarlo, especialmente después de esto, sólo aumentará su nivel de ansiedad.

Insensibilización a los Signos de Salida

  • Haz una lista de las actividades que realizas antes de salir de casa y que le indican a tu perro que tu partida es inminente y que causan que se ponga más y más nervioso conforme se acerca la hora de tu partida (tomar tus llaves, abrigo, bolso, etc.). Realiza esta secuencia de actividades cuando no vayas a salir de casa, para desasociarla de tu partida.
  • Cuando estés en casa durante el día o la noche, entrena a tu perro a adoptar una conducta tranquila y relajada durante las “separaciones”, cuando tú estés en una habitación y él en otra. Primero, aléjate un poco de tu perro (estando en la misma habitación) y luego regresa y dale un premio de recompensa.
  • Repite este paso a la misma distancia hasta que te asegures de que tu perro está muy relajado, luego, gradualmente incrementa la distancia hasta que casi estés fuera de la habitación, y asegúrate de felicitarlo y darle premios cuando se quede relajado en su lugar.
  • Una vez que hayas incrementado la distancia hasta que estés fuera de la vista de tu perro, puedes comenzar a aumentar gradualmente el tiempo que él está en una habitación y tú en otra. Si en el momento en el que sales de su vista tu perro viene corriendo, es una indicación que necesita más tiempo para trabajar en ese nivel de separación.

Si crees que es un proceso largo y tedioso, puede serlo – pero frecuentemente es muy efectivo. Desde el inicio hasta el final puede tardar ocho semanas, a veces mucho más. Si sientes que tu perro no está progresando o necesitas ayuda, te recomiendo que hables con un veterinario, un entrenador positivo de perros o un especialista en comportamiento canino.

Recomendaciones Adicionales

Dale a tu perro una prenda o sábana con tu aroma.

Deja juguetes dispensadores de comida para que tu perro se mantenga ocupado durante tu ausencia. Coloca pequeños bocadillos alrededor de la casa para que los descubra, junto con sus juguetes favoritos.

Pon en su agua para beber una mezcla de esencias florales como Separation Anxiety de Spirit Essences, Anxiety de Green Hope Farms o Separation Anxiety Formula de OptiBalance. Hacen maravillas en algunos perros. Y pon un poco de música agradable para perros antes de irte. El Acónito Homeopático también podría ser útil.

Invierte en un collar Adaptil o un difusor para tu perro. Adaptil es una feromona y está diseñada para tener un efecto tranquilizante en los perros. El collar parece funcionar bien para muchos dueños de perros con ansiedad por separación u otros comportamientos relacionados con el estrés.

Asegúrate de que tu perro haga suficiente ejercicio, juegue y tenga estimulación mental y cariño. Mientras más rica sea su vida cuando estás a su alrededor, estará más tranquilo cuando estés lejos.

Si la ansiedad por separación de tu perro es tan grave que ocasiona que sea muy destructivo cuando está solo o te preocupa que se lastime a sí mismo, tendrás que hacer otros arreglos mientras intentas resolver sus problemas. Algunas sugerencias son:

  • Llévalo contigo, si es posible.
  • Déjalo con un cuidador – quizá un amigo que trabaje desde casa o un vecino o familiar retirado.
  • Contrata a un cuidador para que se quede en casa con tu perro.
  • Llévalo a una guardería para perros.
  • Habla con tu veterinario holístico sobre los relajantes homeopáticos, nutracéuticos y herbales.

Con tiempo, paciencia y perseverancia, pueden curarse los síntomas más inquietantes de ansiedad por separación en los perros.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias