Evita una Incalculable Angustia con este Único de Amor

crianza de cachorros

Historia en Breve -

  • Una excelente manera de ayudar a las mascotas sin hogar es al proporcionarles un hogar temporal
  • Las mascotas de hogares temporales están mejor preparadas para ser adoptadas, y es menos probable que desarrollen problemas de comportamiento relacionados con el miedo o la ansiedad
  • Es importante que consideres tu tiempo, energía y recursos para seleccionar el mejor tipo de mascota a la que le ofrecerás un hogar temporal; los gatos requieren menos esfuerzo que los perros, y por lo general, los cachorros requieren más tiempo y atención
  • Si le proporcionas un hogar temporal a un cachorro, es importante que te asegures de que socialice en el momento correcto, que no tenga parásitos ni enfermedades, y que reciba atención veterinaria cuando sea necesario

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Una manera de hacer la gran diferencia en la vida de las mascotas sin hogar es al proporcionarles un hogar temporal. Las mascotas que viven en un hogar con una familia, las prepara mejor para ser adoptadas que vivir en algún centro. Además, es mucho menos estresante para el animal.

Las mascotas que viven en hogares temporales tienen una menor probabilidad de desarrollar problemas de comportamiento relacionados con el miedo o la ansiedad, en comparación con los animales que residen en refugios.

Además, las familias que proporcionan un hogar temporal cuentan con una mayor capacidad para evaluar las verdaderas características de una mascota, porque pueden observar ampliamente al animal en un ambiente hogareño.

A menudo, visitar por breves períodos de tiempo a un animal ansioso o temeroso que vive en un refugio, no es lo adecuado para conocer la verdadera naturaleza de la mascota.

Además, muchas de las personas que proporcionan un hogar temporal, invierten tiempo para trabajar con estos encargos peludos, y así, ayudarles a superar sus problemas físicos o emocionales o su falta de entrenamiento--por ejemplo, ensuciar la casa.

Proporcionar un hogar temporal donde haya niños y otras mascotas le brindará al animal la oportunidad de socializar en un entorno con una composición familiar muy variada. Esto incrementará sus posibilidades de ser adoptado por un mayor número de familias.

O por ejemplo, si la mascota del hogar temporal no puede socializar adecuadamente con niños pequeños, el refugio o centro de rescate sabrá que este animal en particular deberá ser adoptado por una familia sin niños pequeños.

Si un animal ha sido rescatado de una situación abusiva, su familia temporal podría servir de puente, entre su pasado (en el que los humanos le atemorizaron) y un futuro esperanzador, con personas que lo cuiden y amen.

Qué Expectativas Puedes Tener de Tu Experiencia Como Dueño Temporal

Esto dependerá en gran parte del tipo de mascota a la que le proporciones hogar temporal, y las circunstancias de la vida del animal hasta ese momento. Por supuesto que se aplican las reglas generales sobre mascotas. Los perros requieren más tiempo y energía que los gatos; y los cachorros necesitan recibir más atención, en comparación con casi cualquier otro tipo de mascota.

Si le proporcionas hogar temporal a un gato que se recupera de una lesión o enfermedad, es posible que necesite asistencia y cuidados o más tiempo, cuidados atentos y cariñosos (TLC, por sus siglas en inglés) adicionales. Si el perro que has acogido no está educado, necesitará de tu ayuda para aprender comandos básicos de obediencia, tales como sit, stay y down (sentarse, quedarse quieto y acostarse).

Para que un gatito esté saludable requiere de nutrición adecuada, caja de arena y algunos juguetes, así como manejarlo muy suavemente y estar atento, para evitar que se meta en un problema, en alguna parte de la casa, que pueda dañarlo.

Por el contrario, un perro adulto de raza grande que hasta ahora había vivido desterrado e ignorado en un patio trasero, necesitará todos los elementos básicos, incluyendo hacer ejercicio y caminar diariamente. Además, requerirá entrenamiento en casa, con correa y de obediencia, así como ser socializado-- y también podría presentar problemas de conducta que deban abordarse.

Obviamente, es posible que más personas se encarguen de cuidar un gato o gatito saludable, que un perro adulto, de gran tamaño y sin entrenar.

Ambas situaciones serán gratificantes para las familias temporales que ayudan a estos animales.

Pero, si tienes el tiempo y los recursos necesarios para convertir a un perro de raza grande, incontrolable, que provenga de un refugio, en una mascota que este equilibrada y se comporte adecuadamente casi todo el tiempo, no solo sentirás una gran satisfacción, sino que también, muy probablemente, salves la vida de ese perro, al aumentar drásticamente la probabilidad de que sea adoptado.

Por lo que, tanto el esfuerzo como la recompensa de proporcionar un hogar temporal dependen del tipo de mascota que aceptes ayudar. Digamos que decides comprometerte completamente con proporcionar un hogar temporal y eliges cuidar de un cachorro.

Enseguida se encuentran algunos consejos para asegurarte de que este pequeño se mantenga saludable y obtenga algunas de las herramientas que necesitará para poder encontrar un hogar permanente.

4 Recomendaciones para Cuidar Temporalmente a un Cachorro

Estos consejos fueron proporcionados por la médico veterinaria, Dra. Amanda Dykstra, cuando escribió para la revista veterinaria dvm360:1

¡Un Buen Comportamiento se Traduce en ser más Elegible para Adopción!

El período de tiempo más crítico para la socialización de los cachorros es entre las edades de 7 a 14 semanas, que es cuando se forma la parte cerebral donde se origina el miedo. Tu cachorro de acogida temporal necesita tener muchas experiencias positivas durante ese tiempo. Considero que es importante continuar socializando diariamente a los cachorros, hasta que tengan un año de edad, pero este período de tiempo es crucial.

Aplica la regla del siete; es decir, trata de que el cachorro experimente siete nuevas texturas, gustos, personas, sonidos o superficies todos los días, y asegúrate de que cada experiencia vaya acompañada de premios y felicitaciones.

Asegúrate de incluir todo tipo de experiencias y personas: altas, bajas, niños, personas en sillas de ruedas, otros. Mientras más saques a pasear al cachorro, más valiente se sentirá ante las nuevas experiencias.

Otra forma de garantizar que tu cachorro de acogida temporal no tenga problemas es al proporcionarle un entrenamiento básico.

Es mucho más probable que encuentre un hogar permanente un cachorro que sepa cómo sentarse, quedarse quieto, venir, abstenerse de brincar sobre las personas y caminar con correa, por lo que debes llevar a tu cachorro de acogida temporal a clases para cachorros, así como trabajar con él en casa.

Evita los Bichos Extraños

Algunas veces, los perros de hogares temporales pueden llegar con algunos visitantes indeseables; tales como los ácaros, pulgas, garrapatas, hongos, bacterias, parásitos y otros bichos que podrían venir a bordo de perros que provienen de refugios.

Mantente atento a los signos de infestación, tales como una piel enrojecida con picazón; pérdida de pelo; heces blandas; secreción nasal o tos, y letargo general. Si observas estas señales, comunícate con tu veterinario o al refugio.

Cuándo Preocuparte

Si desconoces en que debes estar atento, entonces cuidar temporalmente a un cachorro podría ser abrumador y aterrador. Si bien, un veterinario siempre está disponible para ayudar y dar sugerencias, hay algunas situaciones que son urgentes, pero no emergentes, que podrían esperar hasta el día siguiente, mientras que otras sí son verdaderas emergencias.

El parvovirus, que causa diarrea sanguinolenta, fiebre, falta de energía, pérdida de apetito y vómitos, constituye una emergencia; por lo que, debes acudir inmediatamente con el veterinario.

El síndrome del desvanecimiento del cachorro--que produce bajo peso al nacer, incapacidad para aumentar de peso, diarrea, chillidos continuos, dolor abdominal, arrastrarse con las patas, vómitos, salivación o dificultad para respirar--es una emergencia.

Más Vale Prevenir

La mayoría de las enfermedades infecciosas que usualmente causaban la muerte y enfermedades graves en los cachorros, ahora pueden prevenirse con una o dos inmunizaciones bien programadas.

Mi protocolo de vacunación para cachorros consiste en administrar una primera ronda de vacunas para el moquillo, parvovirus y adenovirus antes de las 12 semanas de edad, por lo general alrededor de 9 a 10 semanas. La segunda ronda la aplicaría entre las 15 y 16 semanas.

Dos semanas después de la segunda ronda, haría pruebas de titulación para asegurarme de que el perro se encuentre no solo vacunado, sino también inmunizado. Nunca debes vacunar a un cachorro enfermo.

Con respecto a la rabia, prefiero aplicar la primera vacuna a los 6 meses, y luego según lo exige la ley, una dosis de refuerzo un año después, y cada tres años, a partir de ese momento.

Hasta que se haya comprobado un estado de inmunización, a través de pruebas de titulación, entre dos y cuatro semanas después de la segunda ronda de dosis en el cachorro, debes tener mucho cuidado si lo llevas a lugares donde se congreguen otros perros, incluyendo:

  • Tiendas de mascotas
  • Parques para perros
  • Clases de obediencia o para cachorros
  • Servicio de alojamiento o guarderías para perritos
  • Estéticas para perros

Además, no debes permitir que tu cachorro de acogida temporal tenga contacto con las heces de otros perros o animales silvestres, y también debes eliminar sus heces. Si presenta vomito o diarrea o ha estado expuesto a un perro enfermo, debes mantenerlo alejado de cualquier área donde pueda entrar en contacto con otros perros o animales silvestres.

Los perros que no están vacunados no deben exponerse a perros enfermos ni a los que tengan un dudoso historial de salud o vacunación. Y si entras en contacto con un perro enfermo, debes evitar tener contacto con otros perros, hasta que te laves bien las manos y te hayas cambiado de ropa, si es necesario.

Si te Enamoras de Tu Mascota Temporal…

Un gran beneficio de proporcionar un hogar temporal es el efecto dominó positivo que esto produce. Cuantas más personas estén dispuestas a darles un hogar temporal a estas mascotas, más de ellas podrán ser acomodadas--y en periodos más prolongados—por los refugios locales. Por lo que, cada una de estas valiosas mascotas tendrá la mejor oportunidad de encontrar un nuevo hogar.

Pero, algunas veces, los responsables de estos hogares temporales descubren que la mascota que han acogido para una estadía temporal resulta ser la opción perfecta para su familia y deciden quedarse con ella. Esto se denomina como "hogar temporal fallido", pero en realidad, es todo lo contrario.

Una última reflexión sobre los hogares temporales es que, debes asegurarte de ser justo con tus propias mascotas mientras alojas a otra de forma temporal. Debes tratar de no ponerle más atención a tu mascota de acogida temporal, para que no descuides a tus peludos miembros de la familia.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario