Treinta por ciento de los perros muestran estos desencadenantes de ansiedad--¿Hay alguno en tu mascota?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Febrero 12, 2018 | 3,165 vistas

Historia en Breve

  • Alrededor del 30% de los perros demuestra signos de ansiedad, incluyendo lamido obsesivo, bostezos y temblores
  • Existen muchas posibles causas de la ansiedad de un perro, y es importante identificar los factores desencadenantes particulares, para poder abordarlos de manera efectiva
  • Cada vez que sea posible, debes tomar medidas para eliminar los factores desencadenantes de la ansiedad en tu mascota
  • Si bien, es posible que no puedas controlar algunos de los factores que le producen ansiedad a tu perro, existen muchas medidas que podrías aplicar para reducir los factores de estrés en su entorno y ayudarlo a estar relajado

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Si alguna vez has estado cerca de un perro con problemas de ansiedad, sabes que puede ser una situación difícil, y lo único que deseas es encontrar una manera para consolarlo y relajarlo.

Se estima que alrededor del 30% de los perros demuestra signos de ansiedad que, a menudo son expresados a través de su lenguaje corporal, que indica malestar y/o comportamientos tales como lamido obsesivo. Ya que cada perro tiene su propio estilo de comunicación, es importante que conozcas las señales de tu propia mascota, que manifiestan que se siente nerviosa o estresada.

Existen muchos signos de ansiedad en los perros, y estos podrían cambiar con el tiempo. Algunos de ellos incluyen:

Lamerse la nariz/labios

Cola hacia abajo o metida entre las patas

Bostezar y jadear

Orejas hacia atrás o inmóviles

Comportamientos destructivos

Postura encogida/agachada del cuerpo y/o escondido

Comer menos o no tener apetito

Temblar/estremecerse

Diarrea

Más vocalizaciones--gemir, aullar, ladrar

La primera medida que debe aplicarse en el caso de un perro que parece ansioso o estresado es acudir a un consultorio veterinario para hacer un chequeo de salud. Es importante descartar un padecimiento médico subyacente, como causa o factor que contribuya a su ansiedad.

Factores desencadenantes comunes de la ansiedad en perros

Novedades--exposición a objetos personas y animales nuevos, etc.

Métodos de entrenamiento con castigo--collares de choque, gritos, golpes, etc.

Ruidos fuertes--fuegos artificiales, tormentas eléctricas, etc.

Invasión del espacio personal--interrumpir al dormir, abrazar, besar, sujetar a la fuerza, etc.

Cambio del lugar de residencia--traslado a un nuevo hogar, embarque, etc.

Falta de medios de desahogo para realizar comportamientos normales de su raza--pastorear, correr, recuperar, etc.

Cambios en los miembros de la familia—bebé o mascota nueva, pérdida de una mascota o humano, invitados en casa, etc.

Separación de los miembros de la familia humana--ansiedad por separación, etc.

Cambios en la rutina familiar--nuevo horario de trabajo, niños que regresan a la escuela, vacaciones, etc.

Mala relación (forzada) con otros miembros del hogar (mascotas o humanos), etc.

A medida que intentas identificar los factores desencadenantes de la ansiedad de tu mascota, también es importante que consideres su historia.

Si la adoptaste, ¿qué es lo que sabes sobre su pasado? ¿Fue maltratada o descuidada? ¿Se pone ansiosa principalmente entre hombres o niños? o ¿se pone ansiosa con otros perros?

Como guiar a tu perro ansioso hacia un estado de relajación

Algunas de las cuestiones que provocan ansiedad en los perros podrían ser inevitables, como por ejemplo, el cambio a un nuevo hogar o en el horario de trabajo. Sin embargo, como puedes observar en la lista anterior, existen varios factores desencadenantes que puedes controlar para minimizar el estrés en la vida de tu perro.

Por ejemplo:

Reemplazar el entrenamiento con castigo por un entrenamiento con refuerzo positivo.

Asegurarte de que todos los miembros del hogar entiendan y respeten la necesidad de tu perro de dormir sin interrupciones, así como proporcionarle un manejo respetuoso y apropiado.

La mayoría de los perros, especialmente los de razas de trabajo y deportivas, necesitan hacer mucho más ejercicio del que se les proporciona, por lo que un buen punto por donde puedes comenzar a disminuir la ansiedad de tu mascota es al aumentar su nivel de actividad física diaria. El movimiento diario es una cuestión de vital importancia, ya que altera la respuesta al estrés de tu mascota.

Los perros son criaturas sociales que se sienten solitarios y aburridos cuando tienen que permanecer solos durante largos períodos de tiempo.

Si no hay nadie en casa durante el día para hacerle compañía a tu perro, te recomiendo solicitar ayuda a un amigo o vecino, o contratar a un paseador de perros, para que al menos pueda llevarlo a dar un paseo por la cuadra. Otra alternativa es una guardería para perros.

Una alternativa de alta tecnología consiste en un sistema de comunicación en el hogar, con el que puedas verificar a tu mascota (y proporcionarle premios por medio de un dispensador, de forma remota). Además, algunos dispositivos le permiten a las mascotas comunicarse con sus dueños.

12 sugerencias adiciónales para disminuir la ansiedad de tu perro

Cuando tengas que dejar a tu perro solo en casa, proporciónale una prenda de vestir o frazada con tu aroma. También, podrías darle un juguete dispensador de premios para que se enfoque en este durante tu ausencia. Coloca pequeños premios por toda la casa para que los busque, junto con sus juguetes favoritos.

Añade en su agua potable una mezcla de esencia de flores, tales como Separation Anxiety de Jackson Galaxy's Solutions. Esto funciona de maravilla en algunos perros. Y podrías ponerle un poco de música relajante para perros antes de salir.

Invierte en un difusor o collar Adaptil para tu perro. Estos productos esparcen una feromona diseñada para proporcionarle un efecto relajante a los perros.

Asegúrate de proveerle a tu perro tiempo de juego, mucho ejercicio, estimulación mental y más tiempo, cuidados atentos y cariñosos (TLC, por sus siglas en inglés). Cuanto más completa sea su vida cuando estás cerca, más relajado estará cuando no estés en casa.

Reproduce música tranquila y relajante antes de que se suscite un posible factor estresor. Eso podría relajar a tu perro y tener la ventaja adicional de atenuar los ruidos molestos.

Si tu perro parece responder bien a la presión aplicada sobre su cuerpo, hay envolturas disponibles (por ejemplo, Thundershirt, TTouch, envoltura para la ansiedad) que muchos dueños de mascotas y veterinarios han encontrado extremadamente útil.

Ttouch es una técnica de masaje específica que podría ayudar a las mascotas que padecen ansiedad.

Consulta a tu veterinario holístico sobre homeopatía, TCM (Medicina Tradicional China) o Rescue Remedy, así como otros remedios específicos de flores de Bach que podrían ser útiles para aliviar el estrés de tu perro.

Los productos que utilizo, siempre junto con modificación del comportamiento, incluyen al aconitum homeopático (o el remedio que mejor se adapte a los síntomas), Hyland's Calms Forte o proteínas relajantes de leche (diversas marcas).

Las hierbas y nutracéuticos relajantes que podrían ser beneficiosos incluyen a la albahaca santa, l-teanina, rodiola, ashwagandha, GABA, 5-HTP y manzanilla. Consulta a tu veterinario holístico sobre las mejores opciones para tu mascota.

El aceite esencial de lavanda también ha demostrado disminuir la respuesta al estrés manifestada por un perro.

Recomiendo poner algunas gotas en la cama o collar de tu perro, si es posible, antes de que se produzca un factor estresante, o difundir aceite alrededor de tu casa para obtener un efecto relajante general. También, hay excelentes mezclas de aceites, específicamente para relajar a los animales.

Si has adoptado un perro que podría haber tenido un comienzo difícil en su vida, también recomiendo un programa llamado A Sound Beginning, que está diseñado para ayudar a los perros rescatados, así como a los adoptantes, para aprender a comunicarse de manera efectiva y formar un vínculo indestructible.

Si la ansiedad de tu perro parece agravarse en vez de mejorar, considera aplicar un enfoque personalizado, para controlar su estrés, al permitirle elegir la opción que le haga sentir mejor, por medio de la zoofarmacognosis aplicada (técnicas de autosanación que son proporcionadas por un profesional capacitado).

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias