Impresionantes hallazgos sobre los gatos y sus propietarios frecuentemente desconcertados

los gatos disfrutan convivir

Historia en Breve -

  • Un estudio reciente sugiere que nuestros gatos realmente disfrutan estar con nosotros, a pesar de cómo se comportan a nuestro alrededor
  • Dada una selección de elementos para interactuar, incluyendo a los alimentos, la mayoría de los gatitos que participaron en el estudio optaron por interactuar con los seres humanos
  • Los estudios previos demuestran que los gatos que viven en interiores adoptan el estilo de vida de sus humanos, incluyendo sus patrones de alimentación, sueño y actividad
  • Los gatos también parecen seguir el ejemplo de sus dueños, en términos de dar y recibir atención y afecto

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Si compartes tu casa con un miembro de la especie felina, es posible que te hayas preguntado al menos una vez: "¿Mi gato me odia?" Si es así, no eres el único.

A menudo, esta pregunta surge cuando el pequeño Jekyll se convierte en Mr. Hyde durante una sesión de caricias. En un momento sus ojos están cerrados y ronronea satisfecho, y al siguiente tiene todos los dientes, garras expuestas y su cola esponjada, mientras resopla y te golpea. Por razones que solo él sabe, brinca de tu regazo y sale de la habitación haciendo una rabieta.

Como guardián de una pequeña criatura peluda que a veces parece detestar verte, podría sorprenderte saber que un trío de investigadores universitarios ha concluido que, en realidad, los gatos son mucho más similares a los seres humanos de lo que parece. Los resultados de sus estudios fueron publicados recientemente en la revista Behavioral Processes.1

De acuerdo con Phys.org:

"[Los investigadores] señalan que, simplemente, los gatos podrían ser incomprendidos, al indicar que las investigaciones recientes han encontrado que los gatos tienen complejas habilidades sociocognitivas y de resolución de problemas.

Además, sugieren que la típica creencia de que los gatos tienen un menor índice de respuesta hacia los estímulos sociales podría deberse a la falta de conocimiento sobre lo que los gatos realmente encuentran estimulante."2

Este estudio indica que los gatos aman a los seres humanos ante todo

 
Los investigadores se propusieron determinar qué tipo de cosas estimulaban a los gatos y hasta qué punto. Había dos grupos de gatitos involucrados -- un grupo vivía con familias, el otro grupo estaba compuesto por gatos de refugio.

Para hacer el estudio, los gatos fueron aislados durante unas cuantas horas y, posteriormente, se les presentaron tres elementos de una de cuatro categorías: alimentos, olores, juguetes e interacción humana.

Los investigadores combinaron los artículos para que los gatos pudieran evaluar mejor qué era lo que encontraban más estimulante, y determinaron el nivel de interés de los gatitos en función de un estímulo dado, ya sea que se hubieran o no acercado a este primero, y cómo y cuánto tiempo interactuaron con él.

Como era de esperarse, dada la naturaleza de los felinos, los investigadores observaron una gran variabilidad entre los gatos, independientemente de si vivían en un hogar o refugio. Pero, en general, los gatos preferían interactuar con un ser humano en comparación con todos los demás estímulos, incluyendo los alimentos.

Durante el experimento, los gatitos pasaron un promedio del 65 % de su tiempo interactuando con una persona, lo que llevó a los investigadores a concluir que a los gatos realmente les gusta estar cerca de sus humanos, a pesar de cómo podrían comportarse junto a ellos.

Los gatos adoptan el estilo de vida de sus humanos

Otro estudio publicado en 2013 proporcionó una percepción fascinante sobre el comportamiento de felinos cautivos.3 Por ejemplo, ¿sabías que los gatos adoptan los hábitos humanos o que adaptan su estilo de vida en función del nuestro?

Si bien, ciertamente, la genética desempeña un rol en la personalidad y el comportamiento de los felinos, es evidente que su entorno también es un factor importante.

"Nuestros hallazgos señalan la gran influencia de la presencia humana y atención en la cantidad de actividad y ritmo cotidiano de los gatos," indicó el coautor del estudio, Giuseppe Piccione, de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Messina.4

El propósito del estudio fue explorar el efecto de diferentes entornos de alojamiento en el ritmo cotidiano de la actividad locomotora total (TLA, por sus siglas en inglés) de los gatos. En el estudio, estos vivían con dueños que trabajaban durante el día y que estaban en casa por las noches. Todos estos gatos eran atendidos adecuadamente.

Los gatitos fueron separados en dos grupos, el primer grupo vivía en casas más pequeñas y muy cerca de sus humanos. El otro grupo vivía en un alojamiento más espacioso, tenía un estilo de vida en espacios cerrados/al aire libre, y pasaba las noches en el exterior.

Con el tiempo, los gatos del primer grupo adoptaron un estilo de vida similar al de sus dueños, en términos de alimentación, sueño y patrones de actividad. El segundo grupo adquirió un estilo de vida más nocturno. Su comportamiento fue similar al de los gatos semi-silvestres; por ejemplo, los gatos de granja.

La Dra. Jane Brunt del CATalyst Council hizo la siguiente observación para Seeker:

"Los gatos son animales inteligentes con una memoria vasta. Observan y aprenden de nosotros, (se percatan de) los patrones de nuestras acciones, como lo demuestran al saber dónde se guardan sus alimentos y a qué hora esperan ser alimentados, cómo abrir la puerta de la alacena que fue cerrada incorrectamente, y donde se encuentran sus áreas de alimentación y sanitarias."5

Los gatos que viven en interiores y pasan mucho tiempo con sus seres humanos tienden a imitar sus hábitos alimenticios, incluyendo los que ocasionan obesidad. Y si mantienes la caja de arena en tu baño, como lo hacen muchos dueños de gatos, podrías percatarte que a menudo el Sr. Esponjoso parece utilizar su "inodoro" cuando utilizas el tuyo.

Con frecuencia, las personalidades felinas son descritas con términos como "agresivo," "arrogante," "curioso" o "tímido". Estos rasgos también se aplican en las personas, y los investigadores especulan que el entorno de los gatos podría tener un mayor impacto en su personalidad de lo que se pensaba anteriormente.

¿Los gatos comprenden el dar y recibir en la relación con sus humanos?

El Dr. Dennis Turner es un destacado experto en el vínculo felino-humano y su investigación demuestra que, a diferencia de los perros, los gatos siguen el ejemplo de sus seres humanos en cuanto a que tan involucrados están entre sí.

Algunos dueños de gatos prefieren tener mucha interacción con sus mascotas, otros no tienen mucho tiempo para dedicarles o simplemente prefieren tener menos interacción.

Los gatitos se adaptan muy bien a las necesidades de sus humanos en este aspecto y se ajustan fácilmente al ritmo que sus dueños establecen. Lo hacen sin quejarse, y su naturaleza independiente y autosuficiente les ayuda a lidiar con ello sin la necesidad de tener el mismo nivel de interacción que requieren sus contrapartes caninas.

El descubrimiento del Dr. Turner ha resultado ser incluso más fascinante, el cual indica que los gatos parecen entender la necesidad de equilibrio en su relación con sus humanos:

"Lo que descubrimos es que, cuanto más accede un dueño con el deseo de interacción de su gato, más accede este gato a los deseos de su dueño, en otro momento. Siguen el ritmo a la par.

Si la persona no cumple con el deseo de interacción del gato, posteriormente, el gato no accederá a los deseos de la persona. Es una fantástica colaboración de dar y recibir. Es una verdadera relación social entre dueños y gatos."6

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo