Puede que tu perro se vuelva loco por esto, pero un poco sirve de mucho

comida fermentada para mascotas

Historia en Breve -

  • Los carnívoros domesticados, como los perros y gatos, necesitan cantidades variables de fibra en su alimentación para mantener su salud digestiva e intestinos saludables
  • Consumir pequeñas cantidades de vegetales de bajo índice glucémico proporciona fibra, fitonutrientes y antioxidantes; los vegetales fermentados son una excelente forma de que las mascotas obtengan una mayor cantidad de beneficios saludables
  • Los perros y gatos digieren óptimamente los vegetales fermentados, y además, estos les proporcionan potentes beneficios probióticos
  • Los vegetales fermentados también son quelantes y desintoxicantes poderosos, y el ácido láctico producido durante la fermentación tiene propiedades anticancerígenas
  • Si tu mascota consume vegetales fermentados, es importante comenzar con cantidades muy pequeñas y aumentar gradualmente de 1 a 3 cucharaditas por cada 20 libras de peso corporal

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Si bien, los vegetales deben representar solo un pequeño porcentaje de la alimentación nutricionalmente balanceada y adecuada para la especie de tu perro o gato, son realmente muy importantes para la salud de tu mascota.

Los perros los necesitan para obtener sus nutrientes esenciales (como antioxidantes potentes), que no pueden conseguir a través de otros alimentos, tales como la carne y los huesos. En la naturaleza, los lobos y coyotes consumen hierbas, bayas, así como vegetales y frutos silvestres, como fuentes de estos nutrientes esenciales.

Los gatos salvajes, al ser carnívoros estrictos, consumen solo la materia vegetal predigerida contenida en los tractos gastrointestinales (GI) de sus presas, y ocasionalmente mordisquean hierbas. Para imitar su dieta ancestral, solo se incluyen cantidades muy pequeñas de vegetales en los alimentos comerciales y caseros para gatos.

El objetivo es proporcionar una cantidad biológicamente adecuada de fibra, fitonutrientes y antioxidantes.

La mejor forma de alimentar a tu mascota con vegetales

Hay algunas maneras diferentes de preparar los vegetales para que los perros y gatos puedan digerirlos óptimamente, y uno de los mejores y más nutritivos métodos es a través de fermentarlos. El proceso de fermentación realmente imita la digestión de los alimentos vegetales en los tractos gastrointestinales de los pequeños animales de presa que los perros y gatos cazan en la naturaleza.

Prácticamente, los vegetales fermentados son un elemento básico en todos los tipos de alimentación nativos, y son muy valorados por sus beneficios para la salud. Pero lo que muchos padres de mascotas no se percatan es que los vegetales fermentados también podrían ser beneficiosos para mantener a las mascotas saludables, en gran parte debido a su efecto probiótico.

Las bacterias intestinales beneficiosas desempeñan un rol esencial en el control de problemas digestivos y una amplia variedad de diferentes problemas de salud en perros y gatos. La fermentación de vegetales produce microbios beneficiosos (probióticos) que ayudan a equilibrar a las bacterias intestinales.

A su vez, impulsan la inmunidad general de tu mascota, porque un intestino sano significa una mascota saludable.

Y los vegetales fermentados no solo proporcionan una variedad más amplia de bacterias beneficiosas, en comparación con los suplementos probióticos, sino que además proveen una cantidad muy superior. Por ejemplo, la mayor cantidad de unidades formadoras de colonias que encontrará en los probióticos humanos es de alrededor de 10 mil millones.

Sin embargo, los vegetales fermentados producidos por un cultivo iniciador de probióticos podrían crear 10 trillones de unidades formadoras de colonias de bacterias. Eso significa que ¡una sola porción de alimentos para humanos, a base de vegetales fermentados, proporciona el mismo beneficio que un envase completo de probióticos de alta potencia!

Asimismo, los vegetales fermentados son quelantes y desintoxicantes poderosos, por lo que ayudan a eliminar las toxinas del cuerpo de tu mascota, incluyendo a los metales pesados.

El proceso de fermentación también hace que los nutrientes dentro del alimento se encuentren más biodisponibles. Además, produce vitaminas B, C y K2, así como enzimas (que sustentan la actividad metabólica), colina (que equilibra y nutre la sangre) y acetilcolina.

Adicionalmente, el ácido láctico producido por la fermentación es un inhibidor químico que combate las células cancerígenas sin dañar a las células sanas. Los investigadores veterinarios apenas comienzan a estudiar el rol crucial de un microbioma saludable para mantener el bienestar inmunológico y fisiológico de las mascotas.

Y cuanta más información obtengamos, más descubriremos sobre las vastas e intrincadas conexiones entre el intestino y el resto del cuerpo de nuestras mascotas, incluyendo su influencia conductual y epigenética.

Cómo proporcionarle vegetales fermentados a tu mascota

Algunos perros e incluso algún gato ocasional comerán vegetales fermentados por sí solos. Otros no querrán probarlos por ningún motivo debido a su sabor agrio, que es similar al chucrut, pero más agrio.

Si tu perro es de los que comen casi cualquier cosa, solo agrega algunos vegetales fermentados a sus alimentos regulares, y observa si se los come. Otros perros son más cautelosos y es posible que no acepten este tipo de alimento nuevo y extraño. En el caso de las mascotas que si se los comerían, es importante añadir los vegetales fermentados de forma gradual y en pequeñas cantidades, para evitar un malestar digestivo.

Si tu mascota se tarda mucho tiempo en aceptar alimentos nuevos, trata de comenzar con una pequeña cantidad; como por ejemplo, la mitad de una cucharadita mezclada con sus alimentos regulares. Si se lo come, trata de aumentar la cantidad un poco cada día hasta que sea alrededor de 1 a 3 cucharaditas diarias por cada 20 libras de peso corporal.

Asegúrate de dejar que tu mascota sea la que establezca el ritmo en el que acepta el alimento nuevo, y si no le gusta, no la fuerces a comerlo.

Si tienes una mascota que comería cualquier cosa, también podrías proporcionarle directamente los vegetales fermentados. Yo solo los pongo en una bandeja para mis perros, y ellos los engullen. Esta es una excelente forma de proporcionarles probióticos a través de su alimentación, con solo una cucharada diaria de vegetales.

En la siguiente imagen aparece mi dulce Lenny comiendo sus vegetales fermentados:

lenny el perro comindo vegetales fermentados

Las mascotas que rechazan totalmente incluso una pequeña cantidad de vegetales deben seguir tomando un suplemento probiótico.

Proporcionar una cantidad excesiva de vegetales fermentados en una sola porción podría producir molestias gastrointestinales.

Si a tu perro o gato simplemente le encantan, eso es excelente, pero aun así debes comenzar con una pequeña cantidad y aumentarla paulatinamente hasta que sea una o dos cucharaditas (o más, para perros más grandes) por día. Podrías incrementar lentamente la cantidad, a medida que se adapta el sistema digestivo de tu mascota.

El líquido producido por el proceso de fermentación es una rica fuente de ácido láctico y otros nutrientes. También puedes agregarlo en pequeñas cantidades en los alimentos de tu mascota.

Cómo elaborar vegetales fermentados caseros

Es posible comprar vegetales fermentados ya preparados, pero (debes asegurarte de que las opciones comerciales no contengan cebolla) muchas personas encuentran que son más económicos y fáciles de elaborar en casa.

Enseguida se encuentra un video de demostración del Dr. Mercola:

(Este video solo está disponible en inglés)

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario