No dejes que tu veterinario te convenza de que este es un comportamiento normal

solución para las bolas de pelo en gatos

Historia en Breve -

  • Muchas personas asumen que vomitar bolas de pelo es algo normal en los gatos simplemente porque se acicalan y tragan mucho pelaje en el proceso—pero vomitar bolas de pelo, no es algo normal
  • Vomitar bolas de pelo de manera frecuente es un síntoma que merece una consulta con el veterinario, sobre todo en gatos de pelo corto, ya que podría ser signo de una enfermedad crónica subyacente
  • Las enfermedades cutáneas irritantes, infestación de pulgas e intolerancias alimenticias subyacentes podrían ser factores que contribuyen a las frecuentes bolas de pelo
  • Los cambios en la alimentación que forman y equilibran el microbioma felino, incluyendo a los alimentos ricos en humedad, adecuados para su especie, fibra, grasas omega-3 y enzimas, a menudo son eficaces para eliminar las bolas de pelo, junto con un aseo más frecuente

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Si has tenido el gusto de compartir tu hogar con un gato, es posible que también hayas tenido la experiencia no tan placentera de encontrar y limpiar alguna bola de pelo. Muchas personas—incluso algunos veterinarios—asumen que la producción de bolas de pelo es algo normal en los gatos, simplemente porque se acicalan todo el día e ingieren mucho pelaje en el proceso.

Sin embargo, las bolas de pelo, conocidas científicamente como tricobezoares, no solo son repulsivas—sino que tampoco son normales.

Lo que SÍ es normal es que tu gato trague pelo durante su acicalamiento, lo que puede ocurrir durante hasta un tercio de sus horas despierto. Una vez consumido, el pelaje se mueve hacia el estómago e intestinos del gato a través de la peristalsis (contracciones y relajación involuntarias de los músculos intestinales), donde eventualmente será eliminado.

Sin embargo, si el pelo se enreda, se puede formar una masa que ya no se puede eliminar por la vía normal y, por lo tanto, es arrojada por la boca.

En algunos casos, las bolas de pelo podrían permanecer en los intestinos y formar una obstrucción intestinal peligrosa.1 Las bolas de pelo son difíciles de ignorar, pero si nunca las has visto, tienen una forma más cilíndrica que esférica, tienden a ser viscosas o a estar cubiertas de flemas, y probablemente, sean del mismo color del pelaje de tu gato.

Desde lejos, o si ya está seca, podría parecer popó, por lo que si observas algo en el piso, es posible que debas realizar una inspección más detallada para identificar si se trata de una bola de pelo o de un elemento que debería estar en la caja de arena.

A nivel muy básico, cepillar a tu gato de manera regular puede ayudar a prevenir la formación de bolas de pelo ya que esto elimina el pelaje suelto, sobre todo en el caso de los gatos de pelo largo o aquellos que practican un aseo excesivo. Sin embargo, esta es una solución muy superficial, porque si tu gato vomita bolas de pelo a menudo, es probable que haya una causa subyacente.

Las bolas de pelo en gatos pueden ser signo de enfermedades crónicas

Vomitar bolas de pelo de manera frecuente es un síntoma que merece una consulta con el veterinario, sobre todo en gatos de pelo corto, y este es el motivo: Podría ser un signo de una enfermedad crónica subyacente que está provocando que el gato trague demasiado pelaje o se altere la motilidad de su tracto gastrointestinal.2

Hay poca investigación al respecto, pero al menos un estudio publicado en el Journal of Feline Medicine and Surgery sugirió que las enfermedades cutáneas irritantes, infestación de pulgas e intolerancias alimenticias subyacentes podrían ser factores que contribuyen a la producción frecuente de bolas de pelo.3

Otra investigación sugiere que podría ser más probable que las bolas de pelo se produzcan en gatos durante un ayuno prolongado (cuando se reduce la motilidad intestinal), así como en gatos de pelo largo y gatos que no consumen suficiente fibra.4

Los factores alimenticios son clave, en especial si tu gato se alimenta a base de productos secos o croquetas.

Para los gatos que comen croquetas es complicado consumir la humedad que necesitan para que su cuerpo funcione de manera óptima, lo cual incluye al tracto gastrointestinal (GI). Un tracto GI deficiente en humedad no podrá desechar de manera eficaz el pelaje y otros residuos del cuerpo tal como lo hace un tracto GI bien hidratado.

Además, cualquier problema o irritante en el tracto GI puede comprometer la capacidad de tu gato para lidiar con el pelaje consumido. Esto incluye a la enfermedad inflamatoria intestinal (IBD, por sus siglas en inglés), disbiosis (un desequilibrio en el microbioma felino), parásitos, cáncer o incluso sustancias consumidas en los alimentos (colorantes, aditivos y residuos de pesticidas) o elementos extraños que podrían irritar su tracto gastrointestinal.

En la mayoría de los casos, los gatos vomitan bolas de pelo con pocas consecuencias inmediatas; sin embargo, detrás de ello podría haber padecimientos subyacentes más graves, lo que requiere una cita con el veterinario. Además, podría haber complicaciones respecto a las bolas de pelo, incluida la obstrucción intestinal.5

Si tu gato tose o presenta arcadas, como si estuviera a punto de vomitar una bola de pelo—pero no lo hace—es posible que sea una bola de pelo demasiado grande para ser expulsada. En este caso consulta a tu veterinario de inmediato.

Cómo erradicar las bolas de pelo en tu gato

La primer medida que recomiendo para los gatos que tienen problemas con las bolas de pelo es de naturaleza alimenticia. Deshazte de las croquetas y opta por una alimentación rica en humedad, que sea adecuada para su especie y que permita que el tracto gastrointestinal de tu gato esté en condiciones óptimas de funcionamiento.

Las sardinas (en agua) son un excelente complemento a la alimentación de tu gato, ya que son ricas en grasas omega-3, que favorecerá aún más la salud de su tracto gastrointestinal (una alternativa es brindarle un suplemento de omega-3).

Aumentar su consumo de fibra también es importante, ya que los estudios sugieren que la fibra como de la caña de azúcar puede ayudar a prevenir la formación de bolas de pelo en los gatos.6

En otro estudio, los masticables hechos de psilio (un tipo de fibra soluble) y olmo resbaladizo (una hierba con propiedades emolientes y expectorantes) ayudaron a reducir en un 29 % los síntomas de las bolas de pelo en los gatos, tales como la tos, arcadas y vómitos.7

Dado a que no soy partidaria de la fibra de caña de azúcar o pulpa de remolacha, recomiendo combinar el contenido de una cápsula de polvo de cáscara de semilla de psilio con una cucharada de agua y colocar la mezcla en la comida del gato.

También puedes agregar una pizca de fibra de coco a cada comida o alternarla con una cucharadita de calabaza enlatada al 100 % o puré de calabaza recién cocida. Las enzimas digestivas de origen animal, que se incorporen a la comida del gato, también pueden ser útiles para los gatos propensos a las bolas de pelo.

Además de los cambios en su alimentación, asegúrate de cepillar o peinar a tu gato con más frecuencia (todos los días para gatos de pelo largo y tres o cuatro veces a la semana a los gatos con pelo corto).

Mientras llevas a cabo estos nuevos cambios, puedes probar un remedio natural para ayudar a las bolas de pelo persistentes a ser expulsadas del tracto gastrointestinal del felino. No utilices productos que contengan jalea de petróleo o aceite mineral para este propósito. En cambio, elige una variedad natural hecha con olmo resbaladizo, malvavisco o papaya.

También puedes utilizar aceite de coco orgánico; solo pon un toque en la nariz de tu gato o en la parte superior de su pata y él la lamerá, lo cual ayudará a cubrir la bola de pelo para que sea más fácil de eliminar. En muchos casos, las bolas de pelo desaparecerán después de implementar estas medidas, pero si persisten, consulta a un veterinario holístico para que le realice un examen minucioso.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo