6 de cada 10 gatos requieren esta intervención, ¿también el tuyo?

alimentacion para gatos con exceso de peso

Historia en Breve -

  • Los gatos no deben ser alimentados con croquetas, en especial los gatitos con exceso de peso, deben llevar una alimentación fresca, nutricionalmente equilibrada y apropiada para su especie
  • También es esencial saber exactamente cuántas calorías necesita tu gato al día para perder peso o mantener un peso ideal
  • La alimentación ilimitada es una forma antinatural de alimentar a los gatos, la cual puede contribuir al aumento de peso; la forma de controlar las porciones incluye el uso de juguetes dispensadores de alimentos
  • Los gatos deben llevar una dieta lenta y segura para evitar desencadenar una enfermedad metabólica, incluyendo una enfermedad hepática potencialmente mortal llamada lipidosis hepática

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Por desgracia, hoy en día la mayoría de los gatos tiene exceso de peso u obesidad. Si tienes un gato obeso, estoy segura de que querrás tomar medidas para ayudarle a perder el peso adicional para que no solo se sienta mejor, sino que también evite las enfermedades relacionadas con la obesidad para que tenga una vida larga, saludable y feliz.

Cuando tu gatito necesita perder peso, hay ciertos problemas que tendrás que abordar de forma simultánea, incluyendo el tipo de alimento que le proporcionas, cantidad de calorías consumidas y metabolismo individual de tu gato y, por supuesto, el tamaño de sus porciones.

En mi experiencia, la razón por la cual los dueños de gatos no logran ayudar a sus gatitos a perder peso es porque solo tratan una cuestión a la vez. Tienes que abordar todas al mismo tiempo para poder ayudar a tu gatito a bajar de peso.

La alimentación que debe llevar tu gato

Es importante recordar que tu gato es un carnívoro obligado o verdadero, lo que significa que está diseñado por naturaleza para consumir carne. Las croquetas contienen un mínimo de al menos 30 % de carbohidratos o almidones, los cuales sustituyen la carne animal.

Las croquetas no son una nutrición biológicamente apropiada para los gatos; carecen de la humedad que tu gatito necesita en su alimentación. Si eres un visitante habitual del sitio web de Mascotas Saludables, de seguro ya sabrás que este alimento seco también causa muchos otros problemas. En general, no recomiendo proporcionarle croquetas a los gatos.

Para estar óptimamente saludable, tu gatito requiere llevar una alimentación a base de alimentos frescos, nutricionalmente balanceada, apropiada para su especie, alta en proteínas y humedad de excelente calidad, de origen animal, y que no contenga granos ni carbohidratos refinados.

¿Cómo contar las calorías de tu gato?

Cuando le proporcionas a tu mascota un alimento comercial para gatos, ¿sabes cuántas calorías le provees en cada comida?

Las etiquetas de los paquetes de alimentos para mascotas deben ser examinadas no solo por los ingredientes de la fórmula, sino también para determinar el contenido de grasa y calorías por porción. Muchos alimentos para mascotas contienen carbohidratos que pueden afectar dramáticamente en el conteo de calorías por porción.

Si la etiqueta de los alimentos para gatos no proporciona información sobre sus calorías, a menudo puedes recurrir a un motor de búsqueda en línea para encontrar la información que necesitas.

La mayoría de las marcas de alimentos para mascotas tienen sus propios sitios web donde podrás encontrar casi cualquier información que requieras sobre los alimentos que le proporcionas a tu gatito.

Esta es una pieza crucial del rompecabezas si deseas ayudar a tu gato a perder peso. Muchos dueños de mascotas no saben cuántas calorías contiene esa lata o taza de alimento.

Incluso cuando le proporcionas a tu gatito una fórmula para dieta o control de peso (lo cual no recomiendo), es muy probable que obtenga más calorías de las que necesita para mantener un peso óptimo. Necesitas proporcionarle a tu gato la cantidad correcta de alimento para mantener el estado óptimo de su metabolismo y peso corporal, que probablemente no sea la que sugiere la etiqueta.

Para calcular cuántas calorías requiere tu gato por día para mantener su peso ideal, puedes utilizar esta fórmula.

El metabolismo de tu gato determinará el nivel en el que su cuerpo podrá utilizar las calorías que consume. Por ejemplo, un gato con hipertiroidismo podría tener mayor metabolismo que un gatito sin problemas de tiroides, por lo que necesitará más calorías.

En el extremo opuesto de la escala se encuentran los gatos que padecen obesidad mórbida y no queman casi nada a través de la actividad. Estos gatitos necesitan muy pocas calorías en porciones muy pequeñas.

La edad y raza de tu gato también puede influir en la cantidad de calorías que necesita. Los gatitos más jóvenes y activos necesitan más calorías.

¿Cuál es la porción correcta?

Los gatos son carnívoros, lo que significa que son cazadores naturales. Los ejemplares silvestres capturan de uno a varios ratones al día, en función de su edad y nivel de actividad. No están diseñados para tener acceso a un buffet de todos los alimentos que puedan comer durante todo el día.

Los gatitos están diseñados para consumir pequeñas cantidades de alimento, seguidas de un ciclo de ayuno-festín-ayuno.

La mayoría de los gatos tienen exceso de peso porque se les proporciona demasiado alimento con mucha frecuencia. Muchos dueños de gatos siguen alimentándolos libremente, lo que constituye un patrón de alimentación antinatural para los gatos, así como una excelente forma de engordarlos.

Algo que he encontrado muy beneficioso para los gatos con exceso de peso es esconder las comidas en juguetes dispensadores de alimentos, lo que fomenta su ejercicio, les proporciona estimulación mental y les permite "cazar" sus alimentos como lo harían en la naturaleza.

Una vez que un gato haya alcanzado su peso corporal ideal, por lo general da muy buen resultado proporcionarle dos comidas diarias a la mayoría de los ejemplares domésticos.

Una advertencia: los gatos DEBEN bajar de peso de manera lenta y segura

Es extremadamente importante que tu gato haga una dieta de forma lenta. Recomiendo pesarlo todas las semanas hasta que alcance su peso ideal. Una vez que lo haya logrado, podrás pesarlo una vez cada cuatro a seis meses para estar seguro de que mantiene su nuevo peso saludable.

Debes considerar que, el aumento de peso en los gatos ocurre en incrementos de 1 y 2 onzas a lo largo del tiempo, por lo que debes mantenerte muy firme para mantener su peso corporal ideal.

Si tu gato es obeso, tendrá que perder no más de media libra por mes, ya que los gatitos con exceso de peso son propensos a un padecimiento muy grave llamado lipidosis hepática o enfermedad del hígado graso.

Este padecimiento no ocurre en la naturaleza, porque los animales silvestres no se ponen obesos. El cautiverio ha creado algunas enfermedades metabólicas realmente extrañas en los animales, y un ejemplo es la enfermedad del hígado graso en los gatitos.

A medida que el cuerpo de un gato obeso detecta la pérdida de peso, comenzará a movilizar muy rápidamente los depósitos de grasa. Si la pérdida de peso ocurre demasiado rápido en un gato obeso, el flujo de grasa podría abrumar y desactivar su hígado. Los gatos con mucho exceso de peso son más propensos a este padecimiento potencialmente mortal, porque su porcentaje de grasa corporal es muy alto.

Si tu gato solo tiene un poco de exceso de peso, es probable que pueda perder hasta 1 libra por mes. Lo importante es que el peso de tu gato disminuya y no que aumente. Pero esta pérdida de peso debe realizarse de manera muy lenta y constante.

Deberías poder percibir una pérdida de peso medible cada mes; no obstante algunos gatitos deben bajar de peso mucho más lentamente de lo que he descrito aquí, debido a problemas médicos existentes, como la diabetes u otras enfermedades crónicas.

Debes colaborar con tu veterinario para determinar una cantidad segura y saludable de pérdida de peso para el caso particular de tu gato, así como la velocidad a la que debe producirse la pérdida de peso.

También, es muy importante no cambiar los alimentos de tu gato mientras lleva una dieta, ya que si rechaza el nuevo alimento y no quiere comer, podrían desencadenarse una gran cantidad de problemas metabólicos, incluyendo a la enfermedad del hígado graso.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario