Esta automutilación puede ser desconcertante y una verdadera señal de alarma

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
acicalamiento excesivo en gatos

Historia en Breve -

  • La alopecia psicógena, o acicalamiento excesivo en gatos, ocurre cuando el acicalamiento normal se vuelve una conducta obsesiva
  • Este trastorno a menudo comienza como una conducta compulsiva en gatos que sufren estrés crónico
  • Los síntomas de esta afección incluyen lamer, morder y masticar en exceso, así como perder el pelaje, presentar heridas en la piel y desarrollar ulceraciones
  • Antes de dictaminar un diagnóstico de alopecia psicógena en un gato que se lame de forma compulsiva, se deben descartar las causas médicas y ambientales
  • El tratamiento para los gatos que se lamen de manera compulsiva a causa del estrés, se centra en reducir el estrés y enriquecer su ambiente

Algunos gatos llevan su tendencia natural de acicalarse a un nuevo nivel, haciendo de este comportamiento un tanto compulsivo. Los gatitos que se lamen y acicalan en exceso tienen una afección conocida como alopecia psicógena, que es uno de los trastornos compulsivos felinos que se presentan con mayor frecuencia.

El detonante para este extraño trastorno

El acicalamiento excesivo inicia como una conducta compulsiva. Los gatos se sienten mejor con una rutina diaria que sea predecible y consistente. Como respuesta a un cambio o factor de estrés en su entorno, algunos gatos comienzan a exhibir de manera repetitiva un comportamiento específico, como acicalarse, con el fin de ayudar a reducir la tensión emocional que están sintiendo.

La acción de lamer libera endorfinas calmantes y si la situación que le genera ansiedad continúa, el gato puede exhibir esta conducta una y otra vez, hasta que se convierta en algo compulsivo o habitual.

El tipo de estrés que hace que un gato empiece a lamerse en exceso tiende a ser persistente y suele ser una combinación de factores estresantes y acumulativos. Por ejemplo, la llegada de un nuevo miembro a la familia, mudarse a una casa nueva o, incluso, reubicar su caja de arena, puede alterar al gato promedio y detonar conductas compulsivas.

El riesgo incrementa para los gatos

En comparación con los machos, las hembras tienden a ser más propensas a la alopecia psicógena. El trastorno puede presentarse a cualquier edad, pero por lo general se observa en la pubertad. Además, quizás este trastorno tiene un origen genético, ya que se ve principalmente en ciertos gatos de raza pura, en especial en las razas orientales, las cuales suelen tener temperamentos ansiosos.

Este trastorno también puede desarrollarse en gatos que han sido hospitalizados, trasladados o privados de su libertad (es decir, que han estado enjaulados por un período de tiempo prolongado). Con frecuencia, los gatos que se sienten aburridos exhiben esta conducta, así como aquellos que están bajo constante estrés o que están predispuestos a sentir ansiedad.

Causas de la alopecia psicógena

Es importante distinguir la alopecia psicógena de otras razones por las que los gatos lamen áreas específicas de sus cuerpos, como el dolor o algún tipo de afección cutánea. En realidad, hay muchas razones médicas que hacen que los gatos se acicalen en exceso.

Si el problema es que sienten una comezón general, el lamido también será general. Si sienten dolor en un área específica, el lamido se centrará en ese lugar. El sitio donde el gato enfoque la conducta puede ser una señal del problema subyacente, el cual puede atribuirse a una gran cantidad de posibilidades, incluyendo:

  • Pulgas u otros parásitos
  • Problemas neurológicos o quiroprácticos
  • Intolerancia a ciertos alimentos o ingredientes en específico
  • Una reacción al polvo, polen o moho
  • La presencia de toxinas ambientales (por ejemplo: compuestos orgánicos volátiles, ftalatos, velas aromáticas, aerosoles o difusores para la habitación, o bien, productos químicos para la limpieza del hogar)

Las afecciones que no están relacionadas con la piel pero que pueden causar un acicalamiento excesivo incluyen la cistitis (inflamación de la vejiga), hipertiroidismo y problemas en las glándulas anales.

Es importante identificar y corregir los problemas médicos y ambientales subyacentes antes de asumir que tu gato se está lamiendo por una razón emocional. Si un gato se lame hasta el punto de abrirse la piel, puede contraer una infección.

La presencia de una infección intensificará el lamido, lo cual puede resultar en una infección aún más grave y, por lo tanto, se asentará un círculo vicioso.

Cómo distinguir un acicalamiento excesivo de uno normal

Los gatos pasan alrededor del 30 al 40 % de su día acicalándose y, en su mayoría, el resto del tiempo lo pasan durmiendo. Por este motivo muchos dueños no se percatan que existe un problema, hasta que comienzan a notar que presentan una pérdida significativa de su pelaje, áreas de calvicie o costras por un exceso de acicalamiento.

También es posible que los dueños no se den cuenta del comportamiento porque cuando están en casa con su gato, éste se siente más cómodo y relajado, por lo que no necesita lamerse para estar tranquilo. Lamer y morder en exceso son señales evidentes de una alopecia psicógena.

Los gatos más agresivos pueden recurrir a morderse a sí mismos y arrancar mechones de su pelaje. Pueden morder mechones de su pelaje hasta dejarlo al ras. Asimismo, puedes notar que tu gato tiene ulceraciones o heridas en la piel.

En situaciones de acicalamiento excesivo, la pérdida de cabello y daños en la piel se presentarán en áreas donde tu gato puede alcanzar a lamerse y morderse. Las zonas más comunes son el abdomen, costado, espalda, pecho o la parte interna de sus patas. También puede presentar un área de pelaje al ras en la parte posterior o delantera de sus patas que parece estar “rapada”.

Además de lamerse en exceso, puede que haya otras señales de estrés, como esconderse, negarse a comer, estar nervioso o no usar su caja de arena de manera consistente. Sin embargo, he visto muchos gatos con alopecia psicógena cuyo único síntoma de estrés es el acicalamiento compulsivo.

Cómo ayudar a un gato con alopecia psicógena

Cuando se hayan descartado o resuelto todos los problemas médicos y se haya determinado que el acto de lamer se trata de un problema de conducta compulsiva, el tratamiento debe centrarse en reducir el estrés y enriquecer su ambiente.

A los gatos les gusta comer a la misma hora todos los días, así que procura hacer que la hora para comer sea muy consistente. Mantén los recipientes de comida y las cajas de arena impecables y en el mismo lugar. Además, puedes invertir en un juguete interactivo que estimule sus instintos depredadores en espacios interiores.

Ofrécele a tu gato muchas cajas en donde se pueda esconder, así como acceso a espacios altos y superficies adecuadas para rascar. A la mayoría de los gatos les gusta interactuar con sus humanos, así que todos los días dedica un rato para estar presente con tu minino y garantizar que sus necesidades emocionales y sociales queden satisfechas.

Además, asegúrate de mantener a tu gato físicamente activo todos los días con juguetes interactivos, como un puntero láser u otro juguete tipo señuelo. Creo que muchos gatos hoy en día se aburren hasta a un punto perjudicial, por lo que es importante que le ofrezcas al tuyo opciones de estimulación mental a lo largo del día.

Los patios para gatos y el tiempo que pasen afuera estando seguros, también pueden ser maravillosos para los gatos domésticos porque les permite experimentar el mundo natural. Abre las cortinas o persianas antes de salir a trabajar para que tu gato pueda asomarse al exterior. Considera la posibilidad de instalar perchas en la ventana y dejar una reproducción de videos para gatos mientras estés fuera de casa.

Cepillar el pelaje de tu gato es favorable para eliminar el pelo suelto y reducir las bolas de pelo, además, muchos gatos realmente disfrutan recibir esta atención. Consulta con tu veterinario integral los remedios para el estrés que se les pueden ofrecer a los gatos que sufren ansiedad.

Yo he tenido resultados exitosos al usar esencias florales, homeopatía y acupuntura con gatos estresados. Otra opción a considerar es el uso de atomizadores de feromonas faciales para felinos como Feliway. El aceite de CBD puede ser muy favorable para gatos que se sienten estresados, así como la hierba gatera, vid de plata y raíz de valeriana.

Lo más importante es que debes ser paciente y, por favor, nunca castigues a tu gato por acicalarse de manera excesiva, ya que hacerlo solo empeorará la situación. Los problemas del acicalamiento excesivo, al igual que cualquier otra conducta compulsiva, no se resuelven tan rápido.

Al recibir constantemente atención, afecto, enriquecimiento ambiental y una rutina que se siga, la mayoría de los gatos son capaces de superar la alopecia psicógena. En unos cuantos meses, su pelaje volverá a crecer y su calidad de vida mejorará.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario