10 errores que incluso los dueños amorosos de mascotas cometen con mucha frecuencia

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker

Historia en Breve -

  • Incluso los dueños de mascotas mejor intencionados cometen errores de vez en cuando respecto al cuidado de sus perros
  • Algunas veces, ni siquiera reconocemos un error como tal
  • Es importante saber cuándo hacemos (o no hacemos) algo que puede dañar a los miembros peludos de la familia
  • Algunos errores típicos que cometen los dueños de perros están relacionados con la socialización, entrenamiento, ejercicio y alimentación

Incluso los dueños de mascotas mejor intencionados cometen errores de vez en cuando respecto al cuidado de sus perros. Algunas veces, ni siquiera reconocemos un error como tal.

Sin embargo, es importante saber cuándo hacemos (o no hacemos) algo que puede dañar a los miembros peludos de la familia.

Algunos errores típicos que cometen los dueños de perros están relacionados con la socialización, entrenamiento, ejercicio y alimentación.

1. No investigar antes de seleccionar un perro — Asumir la responsabilidad de cuidar a una criatura dependiente no debe ser un capricho; sino que es una decisión que requiere una cuidadosa reflexión, planificación y preparación.

En especial, si es la primera vez que tienes un perro, debes investigar un poco para saber qué razas son las más idóneas para tu nivel de actividad y estilo de vida. Antes de decidirte por un perro, debes consultar con los empleados del refugio que estén informados sobre qué tipo de cachorro podría ser el más adecuado en tu caso, sobre todo en términos de carácter.

Solicita orientación y analízalo tanto mental como sentimentalmente para que puedas tomar la mejor decisión tanto para ti como para el perro que adoptes.

2. Comprarlo en una tienda de mascotas o en línea — En relación con estos adorables cachorros que se venden en el centro comercial local, en redes sociales, o en la parte trasera de una camioneta en el estacionamiento del supermercado, aunque sean tiernos y por mucho que creas que te necesitan, debes evitar comprarlos. No apoyes a las fábricas de cachorros ni a los criadores de perros de patio trasero poco éticos, para que sigan vendiéndolos.

Si estás muy interesado en comprar un cachorro de raza pura, trata de comprarlo con un criador local de buena reputación que esté enfocado en la reproducción de restablecimiento. Asegúrate de verificar sus antecedentes y referencias. Revisa cuidadosamente el contrato de venta y, si es posible, lo mejor siempre es visitar las instalaciones de un criador en persona, ya que debes saber por ti mismo las condiciones en las que nació y creció tu cachorro.

3. Esperar demasiado tiempo para socializar a tu cachorro — Lo ideal es comenzar a socializar a los cachorros entre las 5 y 16 semanas cuando tienen mayor disposición a examinar nuevos entornos y estímulos. Los cachorros que no han recibido una amplia y completa variedad de oportunidades de socialización en alrededor de las 10 semanas de vida podrían desarrollar temor a lo desconocido.

Los cachorros que no han socializado adecuadamente durante los primeros 3 meses tienen un riesgo mucho mayor de presentar problemas de comportamiento como agresividad, miedo y evasión. Por desgracia, los refugios para animales y centros de rescate en todas las ciudades y estados del país están llenos de perros con problemas derivados de la falta de socialización temprana.

4. Entrenarlo de forma inconsistente — Para obtener los resultados deseados, es muy importante ser coherente con las palabras que empleas para entrenar a tu perro. Repite el mismo comando para lograr el comportamiento particular que deseas y asegúrate de que todos en la familia sigan tu ejemplo.

Por ejemplo, si tu perro tiene la costumbre de saltar sobre las personas, elije un comando de una sola palabra como "down" (abajo) y continua haciéndolo. No debes decir "down" algunas veces, "Off" en otras ocasiones, "no" de vez en cuando, y "bad dog" (perro malo) cuando te sientas realmente frustrado.

También, debes ser constante en los comandos que le indicas a tu perro. Si no quieres que se suba en el sofá, sé coherente en no dejar que lo haga. No permitirle subir por algún tiempo o incluso de vez en cuando no significa establecer límites razonables para tu perro, sino que lo confundirás por el constante cambio de reglas que se espera que debe seguir.

5. Enfocarte más en imponerle castigos que en felicitarlo — Por fortuna, hoy en día la mayoría de los dueños y entrenadores de mascotas informados saben que el entrenamiento de comportamiento con refuerzo positivo basado en recompensas es el enfoque más eficaz y humano de entrenar a los perros. Los estudios demuestran que los perros entrenados con el método de castigo no son más obedientes que los entrenados por otros medios y, además, demuestran más comportamientos que podrían ser problemáticos.

Un entrenamiento exitoso en un perro significa establecer las bases para el éxito, al premiar de forma consistente los comportamientos deseables y reducir o eliminar las oportunidades de que cometa errores. Una excelente forma de guiarlo es considerar que eres el responsable de sus errores y, cuando ocurran, simplemente reforzar tu compromiso de ayudarlo a tener éxito en el futuro.

6. No percatarte de que tu perro se encuentra aburrido — La mayoría de los perros tiene una "mentalidad de trabajo" muy fuerte. Actualmente, los perros se encuentran inactivos porque no les brindamos "trabajos" divertidos y atractivos. En particular, el aburrimiento es un problema para los perros que se quedan solos durante largos períodos de tiempo. Los perros aburridos pueden desarrollar comportamientos molestos o destructivos; por ejemplo, roer muebles o hacer agujeros en la alfombra.

La mejor protección contra el aburrimiento es hacer mucho ejercicio. Por lo general, los perros que hacen mucha cantidad de ejercicio todos los días no se aburren. Mi lema es "un perro cansado es un buen perro". Las caminatas diarias son muy importantes para una mascota; otras excelentes actividades incluyen caminar, trotar, nadar y buscar una pelota o jugar con el frisbee.

El entrenamiento de obediencia, actividades olfativas, y los juguetes interactivos son una excelente forma de mantener la agudeza mental y desafiar las habilidades de tu perro.

7. Desaprovechar oportunidades casuales para moldear el comportamiento de tu perro — Por lo regular, hay muchos momentos a lo largo del día en los que puedes indicarle a tu perro algún comportamiento que mejore sus habilidades de obediencia, lo que te permitirá felicitarlo, recompensarlo y fortalecer el vínculo que comparten.

Por ejemplo, puedes indicarle sentarse antes de abrir la puerta para saludar a un visitante. Mientras salen a hacer caminatas, puedes solicitarle sentarse y esperar cuando un vecino u otro perro se acerquen. Cuando prepares sus alimentos, puedes solicitarle acostarse y permanecer en su cama o a varios pies de distancia. Asegúrate de felicitarlo generosamente cada vez que cumpla con lo que le indicas y ofrecerle un premio ocasional como refuerzo.

Si te enfocas en encontrar momentos educativos para tu perro todos los días, ¡te percatarás de lo mucho que has desaprovechado!

8. Proporcionarle alimento procesado para mascotas — Sin lugar a dudas, lo más importante que puedes hacer para promover el bienestar y salud general de tu perro es proporcionarle alimentos frescos, caseros o comerciales que sean nutricionalmente balanceados, apropiados para su especie, ya sea sin procesar o ligeramente cocinados.

Trata de evitar las croquetas, alimentos enlatados (a menos que sean aptos para consumo humano), que contengan ingredientes artificiales, conservadores, granos, almidones, carbohidratos, así como ingredientes económicos de relleno, como las harinas, maíz, trigo, etc.

9. Permitir que aumente de peso — El hecho de permitir que tu compañero peludo aumente de peso es una de las peores acciones que puedes hacer. El exceso de grasa podría dañar su salud y disminuir su esperanza de vida que de por sí ya es corta.

Desde el primer momento en que llegue a tu hogar evita alimentarlo en exceso, así como las croquetas, premios procesados y falta de ejercicio. No seas uno más de los muchos dueños de mascotas que cometen todos estos errores en nombre del "amor" hacia sus perros.

Consulta aquí para saber qué aspecto debe tener un perro con peso saludable y cómo calcular la cantidad de calorías que debe obtener al día.

10. No cuidar sus dientes y uñas — Debes cepillar los dientes de tu perro, si no todos los días, al menos varias veces por semana. La mayoría de las mascotas mayores de 3 años tienen algún grado de enfermedad periodontal y la situación se agrava con el tiempo. Los problemas dentales y de las encías no solo son dolorosos, sino que pueden desencadenar otros problemas de salud, y también pueden afectar tu bolsillo.

También, debes recortar las uñas de tu mascota con regularidad. La frecuencia depende de qué tan rápido crezcan y cuánto tiempo pase en superficies que las limen de forma natural. Si no puedes recórtalas por ti mismo, te invito a que hagas una cita permanente con un peluquero o veterinario que pueda hacerlo. A menudo, los perros pueden desarrollar problemas serios en los dedos y patas debido a las uñas que han crecido demasiado.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario