¿Aún le proporcionas croquetas a tu perro? Ten cuidado con esta trampa

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
alimento con fibra

Historia en Breve -

  • Demasiada fibra en el alimento de tu perro sería perjudicial para su salud; sin embargo, definitivamente necesita una cantidad adecuada de fibra alimenticia en forma de vegetales fibrosos con bajo índice glucémico para mantener su salud microbiana e intestinal
  • Los perros que, en su mayoría, llevan una alimentación procesada y comercial, e incluso alimentos sin procesar y comerciales podrían beneficiarse con la fibra añadida
  • Las mejores fuentes de fibra añadida para los perros incluyen a las verduras de hoja verde, polvo de cáscara de psyllium, fibra de coco o acacia y calabaza al 100 % enlatada o al vapor
  • La dieta ancestral canina solo incluye cantidades mínimas de fibra, en comparación con la tremenda cantidad de fibra de bajo costo que se añade en la mayoría de los alimentos procesados para perros

La dieta ancestral canina solo incluye cantidades mínimas de fibra o "forraje" (alrededor del 4 %).

Al considerar el requerimiento de fibra en la alimentación de tu perro, es importante recordar que los caninos silvestres no tienen necesidad fisiológica de las fibras vegetales que contienen la mayoría de los alimentos procesados para mascotas. Por lo general, son de bajo costo e incluyen pulpa de betabel, trigo sarraceno y otras cáscaras de granos, linaza, pectina de fruta, goma guar, avena y otros tipos de salvado, cáscaras de cacahuate, celulosa en polvo (aserrín), psyllium y pulpa de jitomate.

El consumo de fibra de los perros ferales se deriva principalmente del contenido estomacal de su presa ya digerida, además de su piel, tendones y ligamentos, junto con bocados ocasionales de hierbas y otras materias vegetales.

Por lo tanto, si bien tu perro no necesita las cantidades absurdas de fibras y almidones de bajo costo que contienen la mayoría de los alimentos procesados para mascotas, sí necesita un poco de fibra para tener una salud óptima.

¿Por qué el sistema digestivo de tu perro necesita fibra para funcionar de forma adecuada?

Por lo general, la fibra alimenticia puede definirse como carbohidratos complejos resistentes a las enzimas digestivas producidas por el tracto gastrointestinal (GI) de un animal. Hoy en día, la principal fuente de fibra para los perros proviene de las plantas, ya que la mayoría ya no caza ni consume animales de presa.

Aunque la fibra es indigerible y tiene poco o ningún valor nutritivo, desempeña un rol importante en el proceso digestivo de tu perro, incluyendo ayudar para mantener la diversidad y salud de los microbiomas. La presencia y tipo de fibra en el tracto digestivo determinan la rapidez con la cual es procesado el alimento. En función del tipo de fibra, podría acelerarse o ralentizarse el proceso.

La fibra puede incrementar el volumen y agua en el contenido intestinal. Podría disminuir la velocidad con la cual los alimentos pasan a través del tracto digestivo de los animales con lapsos de tránsito demasiado rápidos, y podría acelerar el proceso de los animales con lapsos de tránsito lentos. Es por eso que la fibra puede beneficiar tanto la diarrea como el estreñimiento.

Asimismo, algunas fibras se descomponen en ácidos grasos en el intestino, que pueden ayudar a prevenir el crecimiento excesivo de bacterias dañinas y mantener un microbioma intestinal saludable. La fibra permite que los nutrientes y agua pasen del intestino grueso al torrente sanguíneo, y también se une a ciertas toxinas en el intestino y las elimina del cuerpo por medio de las heces.

Tipos de fibra

La fibra es soluble o insoluble. La fibra soluble se disuelve en agua y es más digerible que la fibra insoluble. La fibra soluble promueve el suave movimiento de los alimentos por el tracto gastrointestinal, mientras que la fibra insoluble acelera la velocidad con la que pasan los alimentos.

Las fuentes de fibra soluble (algunas no son apropiadas para perros) incluyen:

Avena

Vegetales de raíz

Cebada

Tubérculos

Centeno

Cáscara de psyllium

Ciertos tipos de legumbres

Semillas de linaza

Algunas frutas y vegetales

Frutos secos

Las fuentes de fibra insoluble (algunas no son aptas para perros) incluyen:

Alimentos con granos enteros

Coliflor

Salvado de trigo y maíz

Calabacita

Lignanos

Cáscara de papa

Frijoles

Algunas frutas (por ejemplo, aguacate)

Chícharos

Cáscara de algunas frutas
(por ejemplo, kiwi, jitomate)

Ejotes

Algunos frutos secos y semillas

De igual manera, existen fibras fermentables y no fermentables. Una fibra es fermentable cuando las bacterias en el tracto gastrointestinal pueden descomponerla. Contienen nutrientes que pueden convertirse en energía que puede ser utilizada por el cuerpo del animal. Por lo general, las fibras solubles son más fermentables que las fibras insolubles.

¿Lleva tu perro una alimentación deficiente en fibra?

Como mencioné anteriormente, es muy importante añadir una pequeña cantidad de fibra en la alimentación de tu perro; en cambio, una alimentación cargada de fibra puede ser extremadamente perjudicial.

Si le proporcionas una alimentación nutricionalmente equilibrada y adecuada para su especie que incluya vegetales fibrosos con bajo índice glucémico y suplementos apropiados (por ejemplo, probióticos para mascotas y enzimas digestivas), y tu perro produce fácilmente heces pequeñas y firmes, es probable que cumpla con los requerimientos de fibra.

Por desgracia, muchos veterinarios agrupan los alimentos sin procesar y frescos en una categoría, lo que demuestra la falta de conocimiento dentro de la comunidad veterinaria con respecto a los tipos de alimentación a base de alimentos frescos.

Existen muchas categorías de alimentos frescos, algunos más nutritivos y más saludables que otros. Es importante que los veterinarios se vuelvan "entusiastas de los alimentos frescos" sobre los diferentes estilos de alimentación que se encuentran bajo la denominación de "alimentación a base de alimentos frescos" para poder evaluar de forma adecuada el estado nutricional de sus pacientes.

Por muchas razones, incluyendo la falta de fibra promotora de bacterias, la mayoría de los veterinarios, incluyéndome a mí misma, tiene inquietudes acerca de los animales que llevan una alimentación sin procesar, desequilibrada nutricionalmente y a base de “modelos de presa” crudos (que solo contienen carne, huesos y órganos). Las investigaciones demuestran que los animales que llevan este tipo de alimentación tienen microbiomas más deficientes debido a la falta de forraje (vegetales) en su alimentación.

Muy frecuentemente, los perros que llevan una alimentación procesada que puede conservarse durante largos períodos de tiempo, también se benefician al incluir una pequeña cantidad del tipo correcto de fibra, que es muy similar al contenido gastrointestinal (GI) de las presas pequeñas. Además, he descubierto que diversas marcas de alimentos sin procesar disponibles comercialmente han causado estreñimiento en algunos perros debido a su carencia de fibra.

Los tipos de alimentación sin procesar, bien balanceados, comerciales y caseros contienen vegetales fibrosos con bajo índice glucémico para satisfacer los mínimos requisitos de fibra de los perros. Los vegetales también proporcionan antioxidantes y fitonutrientes muy necesarios que no se encuentran en la carne, huesos y órganos. Los perros que llevan una alimentación sin procesar que no contiene el tipo correcto de vegetales podrían padecer deficiencias de nutrientes junto con estreñimiento.

KetoPet Sanctuary utiliza una variedad de vegetales fibrosos con bajo contenido glucémico y alto contenido de fibra para ayudar a mantener la glucosa en la sangre e insulina de sus perros en niveles bajos y constantes, mientras que proporciona los polifenoles y antioxidantes esenciales para su recuperación inmunológica.

Algunas de las mejores opciones que debes considerar son las coles de bruselas finamente cortadas o picadas, verduras de hoja verde oscuro (rúcula, endibia, escarola), ejotes, brócoli y germinado de brócoli, espárragos y col.

Cómo incluir fuentes saludables de fibra en la alimentación de tu perro

Si tu perro puede beneficiarse de una cantidad adicional de fibra alimenticia, te recomiendo incluir en sus alimentos una de las opciones vegetarianas mencionadas en el párrafo anterior

Si eso no funciona, intenta añadir 1/2 cucharadita de polvo de cáscara de psyllium por cada 10 libras de peso corporal, o 1 cucharadita de fibra de coco o acacia orgánica por cada 10 libras de peso corporal, una o dos veces al día.

Si tu perro produce heces delgadas y sueltas de forma constante, podría beneficiarse al incluir una fibra soluble llamada corteza de olmo resbaladizo en sus alimentos. Cuando el olmo resbaladizo se combina con los jugos digestivos, produce una materia similar al gel llamado mucílago, que recubre y alivia el tracto gastrointestinal, y ayuda a reafirmar la consistencia de las heces. Lo único que necesita es aproximadamente 1/2 cucharadita por cada 10 libras de peso corporal por alimento.

Además, la calabaza al 100 % enlatada o recién cocida al vapor también podría ser muy beneficiosa como fuente de fibra adicional, ya que puede proporcionar alrededor de 80 calorías y 7 gramos de fibra soluble por taza, junto con 505 miligramos de potasio. Alrededor de 1 cucharadita de calabaza por cada 10 libras de peso corporal, mezclada con los alimentos de tu perro, una o dos veces al día, puede ayudar a aliviar tanto el estreñimiento como las heces sueltas.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario