Por el bien de tu mascota, evita estos dos ingredientes alimenticios

alimentos para mascotas con alto contenido de fibra

Historia en Breve -

  • La industria del alimento para mascota se la pasa enfatizando la importancia de la fibra en la alimentación de las mascotas; sin embargo, la dieta ancestral canina y felina solo contenía la cantidad mínima de fibra
  • Por lo general, las fuentes de fibra utilizadas en el alimento procesado para mascotas provienen de rellenos baratos como celulosa en polvo (aserrín) y pulpa seca de betabel
  • Es muy importante que la alimentación de los perros y gatos contenga una cantidad muy pequeña de fibra, sin embargo, es muy dañino exceder los niveles de fibra en la alimentación de tu mascota
  • Las mascotas que comen alimento comercial crudo pueden necesitar de una fuente adicional de fibra apropiada para su especie

Por la Dra. Karen Shaw Becker

La industria de alimento procesado para mascotas sigue tratando de convencer a las personas de que sus perros y gatos necesitan altas cantidades de fibra en su alimentación.

Por supuesto que esto contradice el hecho de que la dieta ancestral canina y felina solo contenía la cantidad mínima de fibra o “forraje” (alrededor del 4 % en el caso de los perros) en forma de pelaje, piel y dientes de sus presas, además de las partes fibrosas no digeribles de las plantas.

La creciente popularidad del alimento libre de granos ha llevado a los fabricantes de alimento para mascota a buscar alternativas a los granos baratos que habían estado utilizando durante décadas para fabricar sus productos. Como lo explicó un proveedor de ingredientes de fibra para el alimento para mascotas:

Como los clientes están exigiendo dietas libres de granos, ahora las fórmulas deben suplementarse con fuentes alternativas de fibra. Aquí es donde entran en juego ingredientes como fibra de frutas y vegetales, celulosa y pulpa de betabel”.1

Por supuesto, la razón por la que los fabricantes de alimento procesado para mascotas “deben” utilizar mucha fibra en sus fórmulas se debe a que es barata y abundante. No tiene nada que ver con ofrecerle a tu perro o gato una nutrición apropiada para su especie.

En el caso de los alimentos libres de granos, este problema hace que nos preguntemos si la relación que existe entre la alimentación y las enfermedades cardíacas caninas ha sido causada, en parte, por la sustitución de aminoácidos críticos provenientes de la carne por una cantidad excesiva de fibra y almidón.

Fuentes de fibra utilizadas en el alimento procesado para mascotas

El proveedor de ingredientes de fibra explica que la fibra de frutas y vegetales (que por lo general son subproductos, desechados, por la industria de alimentos para humanos) “le puede proporcionar a tu mascota beneficios nutricionales”. Sin embargo, la fibra de frutas y vegetales es más cara que las fuentes de fibra “tradicionales” utilizadas en el alimento para mascotas.

Una de estas fuentes de fibra “tradicionales” es la celulosa en polvo, que no es más que pulpa de madera (aserrín), que por lo general proviene de los pinos. Sin embargo, como lo señala el proveedor, en la actualidad cada vez más dueños buscan ingredientes naturales en el alimento de su mascota, por lo que el aserrín “queda descartado por completo”.

Además, la celulosa tiene una gran cantidad de fibra insoluble y consumir una gran cantidad de fibra insoluble puede interferir con la capacidad de tu mascota de digerir y asimilar nutrientes importantes como proteínas y minerales.

Los altos niveles de celulosa también pueden evitar que las células del colon reciban el combustible que necesitan, esto debido a la fermentación reducida.2 Además, los niveles elevados de celulosa en polvo en el alimento para mascotas provocarán que tu perro o gato produzca un mayor volumen de heces.

De acuerdo con el proveedor de fibra, la pulpa de betabel, un subproducto del azúcar de betabel es el segundo ingrediente de fibra “tradicional” más utilizado en la fabricación de alimento procesado para mascotas. Por desgracia, casi el 100 % de las semillas de betabel producidas en los Estados Unidos son transgénicas, otro ingrediente indeseable en el alimento de tu mascota.

Tipos de fibra

Si bien la fibra es indigerible y la mayoría de los tipos de fibra no tiene valor nutricional, es importante señalar que juega un papel muy importante en el proceso digestivo. La presencia y el tipo de fibra determinan la velocidad en la que pasa la comida en el tracto digestivo. Dependiendo del tipo de fibra, puede acelerar o ralentizar el proceso.

La fibra aumenta el volumen y agua en el contenido intestinal. Puede ralentizar la velocidad en la que pasan los alimentos a través del tracto digestivo en los animales con tiempos de transito demasiado rápidos y acelerar el proceso en animales con tiempos de transito lentos. Estas son algunas de las razones por las que la fibra beneficia problemas como diarrea y estreñimiento.

Algunos tipos de fibra también se transforman en ácidos grasos en el intestino, lo que ayuda a prevenir el crecimiento excesivo de bacterias poco amigables. La fibra también permite que los nutrientes y agua pasen a través del intestino grueso hasta el torrente sanguíneo y puede unirse a ciertas toxinas en el intestino para eliminarlas de su cuerpo en forma de heces.

La fibra soluble en agua es más digerible que la fibra insoluble, además, promueve el paso de los alimentos a través del tracto gastrointestinal, mientras que la fibra insoluble aumenta la velocidad a través de la cual pasan los alimentos.

Las fuentes de fibra soluble incluyen ciertos tipos de legumbres, avena, centeno, cebada, algunas frutas y vegetales, cáscara de psyllium, semillas de linaza y frutos secos.

La fibra insoluble también se encuentra en granos como trigo y salvado de maíz, así como en frijoles, chicharos, algunos frutos secos, semillas, cáscara de papa, lignanos, ejotes, coliflor, calabacín y algunas frutas como aguacate y cáscara de frutas como el kiwi y tomates.

Las fibras también pueden ser fermentables y no fermentables. Una fibra es fermentable si puede ser descompuesta por las bacterias del tracto gastrointestinal. Las fibras fermentables contienen nutrientes que pueden transformarse en energía. Por lo general, las fibras solubles son más fermentables que las insolubles.

Los tipos de fibra más comunes en el alimento seco y enlatado para mascotas incluyen la pulpa de betabel, trigo sarraceno, linaza y otros granos, así como pectina de fruta, goma de guar, avena, otros tipos de salvado, cáscara de cacahuate, celulosa en polvo, psyllium y orujo de tomate.

Los perros y gatos saludables requieren solo un poco de fibra apropiada para su especie

Cuando pienses en la necesidad de fibra en la alimentación de tu mascota, es importante recordar que los caninos y felinos silvestres no tienen el requisito fisiológico de las fibras vegetales que se utilizan en la mayoría de los alimentos procesados para mascotas.

La fibra que ingieren estos animales proviene principalmente del contenido estomacal ya digerido por su presa, así como de su pelaje, tendones y ligamentos, así como hierbas y otros tipos de materiales vegetales. Aunque la cantidad de fibra en la alimentación de los perros y gatos salvajes es muy baja (menos del 5 % en la mayoría de los casos), desempeña un papel muy importante.

Los perros y gatos que reciben un alimento comercial de forma regular pueden beneficiarse de la adición de pequeñas cantidades del tipo de fibra apropiada, que es la fibra más parecida al contenido gastrointestinal (GI) de las presas pequeñas. Sin embargo, cuando tu mascota consume rellenos innecesarios como mucha fibra, se inhibe la digestión y absorción de muchos nutrientes vitales.

Es muy importante que la alimentación de los perros y gatos contenga una cantidad muy pequeña de fibra, sin embargo, es muy dañino exceder los niveles de fibra en su alimentación.

Si tu perro o gato lleva una alimentación nutricionalmente balanceada, apropiada para su especie que incluye vegetales de bajo índice glucémico, junto con una suplementación apropiada de probióticos y enzimas digestivas y además produce heces pequeñas y firmes, entonces significa que está obteniendo la cantidad de fibra que necesita.

Qué pasa cuando tu mascota no recibe la fibra que necesita

De hecho, me he topado con varias marcas de alimento crudo comercialmente disponible que le provocan estreñimiento a las mascotas y creo que se debe a la falta de fibra.

Por supuesto, abrir una bolsa de alimento crudo y encontrar restos de pelaje, piel o intestinos sería muy desagradable. Nadie lo compraría, así que entiendo por qué las marcas de alimento crudo para mascotas no agregan fibra a sus productos.

La mayoría de los alimentos balanceados utilizan vegetales con bajo índice glucémico para satisfacer de forma natural las necesidades de fibra de las mascotas.

Los vegetales también proporcionan muchos de los antioxidantes y fitonutrientes que las mascotas necesitan y que no se encuentran en la carne, huesos y órganos. Sin los beneficios que ofrecen los vegetales contenidos en el alimento crudo, las mascotas también corren el riesgo de estreñirse.

En la naturaleza, los perros y gatos deciden cuánto pasto, piel, pelaje, y contenido gastrointestinal de su presa consumen, pero las mascotas no pueden tomar este tipo de decisión. Esto significa que necesitan un poco de fibra adicional para poder hacer sus necesidades de forma efectiva, en especial las mascotas que son más sedentarias.

Si este es el caso de tu perro o gato, te recomiendo añadir vegetales de hoja en sus comidas, alrededor de una cucharadita por cada 10 libras de peso corporal, una o dos veces al día.

Si esto no ayuda, entonces prueba con media cucharadita de cáscara de psilio en polvo por cada 10 libras de peso corporal o una cucharadita de fibra de coco o acacia orgánica por cada 10 libras de peso corporal una o dos veces al día.

Si tu mascota produce muchas heces estrechas y aguadas, entonces tal vez se beneficie de la adición de un tipo de fibra soluble llamada corteza de olmo resbaladizo en su comida.

Cuando la corteza de olmo resbaladizo se combina con los jugos digestivos, produce un material similar al gel llamado mucílago, que recubre y protege el tracto gastrointestinal y le ayuda a tu mascota a producir heces firmes. Puedes darle media cucharadita por cada 10 libras de peso corporal en cada comida.

Además, la calabaza enlatada o recién cocida también puede ser muy beneficiosa a las mascotas con este problema. Puedes darle una cucharadita de calabaza por cada 10 libras de peso corporal, una o dos veces al día, junto con su alimento, esto ayudará a regular su sistema para que produzca heces firmes.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo